nación

Caso de intolerancia: mujer fue brutalmente agredida tras denunciar a sus vecinos por ruido

Al parecer, los agresores fueron las personas encargadas de un bar que colinda con la casa de la mujer víctima del ataque.


Un violento caso de intolerancia se presentó en la localidad de Kennedy, en el suroccidente de Bogotá, pues lo que comenzó como una denuncia por ruido se convirtió en una brutal golpiza contra una pareja.

Guillermo Guerrero e Isabel Goncalves, los denunciantes y víctimas de la agresión, fueron sorprendidos por la espalda cuando regresaban a su casa. Cámaras de seguridad del sector registraron el momento en que varios sujetos los interceptaron para golpearlos.

Según relató Guerrero a Noticias Caracol, la situación comenzó hace seis meses cuando abrieron un bar ubicado detrás de su casa. “El fuerte ruido y las vibraciones de la casa nos llevan a denunciar a la línea de Bogotá Te Escucha, llamamos constantemente al cuadrante, al 123 durante casi todos los días buscando que bajen el volumen”, dijo.

Sin embargo, al no encontrar una solución durante sus intentos anteriores, el señor Guillermo decidió ir personalmente al bar para obtener pruebas y lograr que los escuchen. Ahí son casi las 6:00 a. m., la fiesta continúa, el bar sigue abierto, hago la solicitud del cuadrante, el cuadrante llega y hace su respectivo sello y ahí comienza nuestro calvario”, resumió al medio citado.

Luego de realizar el denuncio y conseguir que las autoridades sellaran el establecimiento, Guillermo Guerrero e Isabel Goncalves regresan a su casa, en medio del temor porque los propietarios del bar tomaran represalias.

“Veníamos para nuestra casa, no veníamos hablando porque, antes de eso, le pido al comandante del cuadrante que hace el sello que nos entregue los números de cédula para colocar algo por nuestra seguridad porque llevan todo el tiempo amenazándome a mí, a mi mamá, a mi familia en general. Dicen que ‘la van a acostar a dormir’”, cuenta Guillermo.

A pesar de su petición, no se les concedió ninguna medida de protección y lo peor estaba por ocurrir. Pocos metros antes de llegar a su hogar, fueron sorprendidos por varios sujetos que arremetieron con el brutal ataque.

El día de los hechos fui fuertemente golpeada en mi cara, en los brazos, me propinaron artos mordiscos. Fueron dos hombres más una chica los que me tenían contra la pared, y fue fuerte la golpiza que me estaban dando”, recordó Isabel Goncalves, quien sufrió las mayores afectaciones tras el ataque, presentando heridas de gravedad en su rostro.

Según detalló el mayor Andrés Betancourt, comandante (e) de la Policía de Kennedy, se realizó un procedimiento de cierre de establecimiento comercial y suspensión temporal de la actividad por extensión del horario. Posteriormente, se aplicó un sello por esta situación.

“En el momento que nos enteramos de la agresión, vamos a generar todo el tema de apoyo y acompañamiento para evitar que este tipo de situaciones se vuelvan a presentar, y vamos a realizar unos controles muy fuertes para evitar que este tipo de establecimientos generen afectación a la convivencia”, agregó el mayor Betancourt.

Joven golpeó con crueldad a su mamá por no abrirle rápido la puerta de la casa

En Yopal, Casanare, un joven de 16 años fue detenido por las autoridades luego de que golpeara a su madre por no abrirle la puerta de su casa rápidamente. Según informó la Fiscalía, los uniformados encontraron al menor en medio del acto, cuando estaba golpeando violentamente a su progenitora en su vivienda.

Los hechos habrían ocurrido el 9 de febrero del año en curso, momento en que la Policía lo detuvo y que, los residentes de la zona se dieron cuenta como este joven amenazaba con insultos a su madre. Además, habría intentado afectar su integridad con un cuchillo de cocina, violencia desatada porque no le abrió la puerta rápido.

“Tan pronto la madre del menor salió, este la habría emprendido contra ella gritándola con insultos y tomándola por el cuello, pero, al percatarse de que la mujer no estaba sola, presuntamente, tomó un cuchillo de la cocina y se inició un forcejeo donde le fracturó uno de los dedos de la mano izquierda a su progenitora”, relata la Fiscalía, recalcando que a fin de cuentas, la mujer no solo terminó golpeada y humillada, sino también con una fractura.

Entre tanto, luego de que los uniformados detuvieran al menor en flagrancia, fue trasladado y dejado a disposición de las autoridades competentes. Y este 11 de febrero fue presentado ante el juez segundo penal municipal de garantías para adolescentes, quien imputó cargos al menor por el delito de violencia intrafamiliar.

Así entonces, luego de que el menor no aceptara los cargos que se le imputaron, se le dictó una medida de restrictiva y, por órdenes del juez, se le internó en un centro de reclusión especial para menores.

Noticias relacionadas