cuba

Cuba concluye búsqueda de desaparecidos tras explosión en hotel y decreta duelo

La cifra final de víctimas mortales ascendió a 45 según los registros oficiales.


Cuba decretó un duelo oficial de 42 horas a partir del amanecer del viernes, tras recuperar este jueves el cuerpo de la última víctima mortal por la explosión de hace seis días en el hotel Saratoga de La Habana, que dejó 45 fallecidos.

“Ante el lamentable accidente ocurrido en el hotel Saratoga el pasado 6 de mayo, en el que han perdido la vida hasta el momento 44 compatriotas y una ciudadana española, y luego de concluidas las acciones de rescate y salvamento, el presidente de la República de Cuba (Miguel Díaz-Canel) acordó decretar duelo oficial”, señaló una nota oficial leída en televisión.

Durante el duelo, que regirá desde el amanecer del viernes hasta la medianoche del sábado, la bandera cubana “deberá izarse a media asta en los edificios públicos e instituciones militares, añadió el texto oficial.

El duelo fue decretado poco después de que el coronel Luis Carlos Guzmán, jefe del Cuerpo de Bomberos, anunciara a la prensa la extracción del último cuerpo de entre los escombros del hotel, que explotó al final de la mañana del viernes en momentos en que era abastecido de gas.

Guzmán, que dio por concluidas las labores de búsqueda, indicó que recuperar este último cuerpo, de una trabajadora del hotel, fue “un trabajo muy riesgoso”.

Con el cadáver de esta mujer suman 45 los fallecidos en esta tragedia, incluidos cuatro niños y adolescentes, una embarazada y la turista española de 29 años.

Según el Ministerio de Salud Pública, el accidente probablemente provocado por una fuga de gas, dejó además 54 heridos, de los cuales 16 continuaban este jueves hospitalizados, entre ellos cuatro menores, dos de ellos reportados en estado crítico.

El emblemático hotel de cinco estrellas, ubicado en el concurrido Paseo del Prado de La Habana Vieja, llevaba cerrado dos años por la pandemia y se preparaba para reabrir al público el pasado martes. Sus primeros cuatro pisos resultaron destruidos.

Construido en 1880 y transformado en hotel en 1933, el Saratoga era conocido por haber alojado a varias celebridades en los últimos años, entre ellas Mick Jagger, Beyoncé y Madonna.

Pakistán también se sacudió este jueves por una explosión

Una persona murió y 12 resultaron heridas el jueves en una explosión en Karachi, Pakistán, según la Policía, tan solo dos semanas después de que un ataque suicida de un grupo separatista matara a cuatro personas en la misma ciudad.

La explosión sacudió el barrio de Saddar de Karachi la ciudad más poblada de Pakistán hacia las 11:00 la noche del jueves.

“La investigación inicial sugiere que el material explosivo fue colocado en una motocicleta que estaba aparcada cerca de un contenedor de basura”, dijo el oficial de la comisaría local Sajjad Khan.

No se conoció de inmediato el objetivo del ataque.

Khan dijo que un vehículo de la guardia costera se dañó durante el ataque y que la persona que murió era un “transeúnte”.

El mes pasado, una terrorista suicida mató a cuatro personas, entre ellas tres ciudadanos chinos, en un atentado contra un minibús que transportaba a personal de un programa cultural de Pekín en la Universidad de Karachi.

El Ejército de Liberación de Balochistán (BLA) –un grupo que lucha por la independencia de la mayor y más empobrecida provincia de Pakistán– reivindicó la autoría del ataque, que ocurrió el 26 de abril.

China ha realizado gigantescas inversiones en energía e infraestructuras en Balochistán en el marco de un plan de 54.000 millones de dólares conocido como Corredor Económico China-Pakistán.

Pero el programa ha puesto a los ciudadanos chinos en el punto de mira del grupo separatista, que dice que los residentes locales no reciben su parte justa de las riquezas de los recursos naturales de la región.

En general, Pakistán ha sido testigo de un aumento de ataques por parte de grupos militantes.

Según el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Seguridad de Pakistán, aumentaron un 24 % entre marzo y abril.