mundo

Debanhi Escobar: CIDH dice que sí hubo abuso sexual; advierte inconsistencias en investigación

Autoridades de Derechos Humanos advierten que se recurrirá a un segundo estudio de peritaje en el caso de la mujer hallada muerta en México.


Un nuevo giro dará la investigación del caso por la muerte de la joven Debanhi Escobar, que había sido reportada como desaparecida el pasado 9 de abril y cuyo cuerpo se encontró el pasado jueves 21 en horas de la madrugada, en inmediaciones de un motel en el Estado de Nuevo León, México.

Ante las denuncias de los familiares de la joven sobre la existencia de inconsistencias en la investigación adelantada por la Fiscalía especializada de personas desaparecidas y luego de que el caso fuera puesto en conocimiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), el organismo se puso al frente del caso y, este sábado 23 de abril, Omar Tamez ―comisionado federal― anunció que se realizarán nuevas pruebas de peritaje, que permitan esclarecer algunos vacíos e irregularidades evidenciados en la investigación y las conclusiones expuestas por el ente a cargo.

En concordancia con lo denunciado por el padre de Debanhi, el señor Mario Escobar, Tamez, el comisionado Federal de la CID, afirmó en declaraciones entregadas a medios de comunicación locales que “en las versiones hay inconsistencias; por ejemplo, “se dice que la chica brincó una barda, ya se hizo el estudio por parte de autoridades y es imposible brincar esa barda”.

De igual modo, dentro de las presuntas inconsistencias presentadas en el balance dado a conocer por el fiscal especializado en Personas Desaparecidas del estado, Rodolfo Salinas, Tamez advirtió que existen dudas frente a las conclusiones a las que se llegó como causas de la muerte.

De acuerdo con Tamez, “del golpe que se pretende fue el que le causó la muerte hay dudas muy amplias porque se le detectaron otro tipo de golpes en la cabeza y la cara”, confirmando que también existen evidencias de contusiones en otras partes del cuerpo.

¿Hubo abuso sexual?

Ante esta delicada pregunta, el experto en Derechos Humanos advirtió que existen evidencias de que la mujer sí fue víctima de ello, no obstante, dijo que la ocurrencia de este tipo de hechos, al ser uno de los más sensibles, será uno de los aspectos que será sometido a revisión por parte del nuevo estudio.

¿Qué otras inconsistencias existirían?

Al ser cuestionado sobre las acciones que se han emprendido en contra de Juan David Cuéllar, el conductor del vehículo que abordó la joven en la carretera que comunica a las localidades de Monterrey y Nuevo Laredo, y sobre quien hay evidencias (en video) de que intentó agredirla sexualmente al tocarle los senos (razón por la que la joven se bajó del carro), el comisionado de la CIDH afirmó que será materia de investigación.

Sobre lo anterior, el padre de la joven había cuestionado que la Fiscalía no hubiese abierto una investigación formal en contra del señalado, pese a que existieran pruebas del abuso, hecho que a su vez, considera Escobar, fue el detonante del triste desenlace de su hija.

El fiscal dice que no hay delito que perseguir”, cuestionó el padre de Debanhi, en una rueda de prensa tras identificar el cadáver de su hija.

En la misma senda de las inconsistencias en la investigación de los organismos oficiales de México, el delegado de la CIDH explicó que en el informe tampoco se precisó el tiempo que llevaba de muerta la mujer al momento de su hallazgo, dos semanas después de la fecha en que se reportó su desaparición.

Pese a que la familia se ha manifestado dispuesta a una exhumación del cuerpo en caso de ser necesario, advirtiendo que tendría información adicional, el delegado de la CIDH aclaró que “el cadáver se va a dejar descansar… ya no puede presentar más pruebas”.

Según Tamez, las revisiones a la investigación y el peritaje se desarrollarán en lo corrido de la semana, con el objetivo de no dar lugar a nuevas dilaciones.

El cuerpo de Debanhi será despedido este sábado por sus familiares y amigos en unas honras fúnebres que se desarrollarán en un sector conocido como la Laguna de Labradores, en el municipio de Galeana, Nuevo León.

Según el parte oficial de las autoridades mexicanas, la muerte de la joven se desprendió de una “contusión profunda de cráneo’'.

Tras confirmase la muerte de la joven, el padre de esta había arremetido contra las autoridades, advirtiendo: “Esto no es un circo, mi hija está muerta por gente incompetente, por acosadores sexuales”, cuestionando la veracidad de la investigación, y la razón por la que su hija apareció quince días después de su desaparición en un lugar que había sido examinado múltiples veces por los investigadores.

La ineficiencia de los investigadores también fue denunciada por el padre de Debanhi Escobar al recordar que, durante la investigación para encontrar a su hija, las autoridades encontraron el cuerpo de otras cinco mujeres que habían desaparecido en el sector.

En concordancia con lo denunciado por Escobar, autoridades locales como el gobernador de Nuevo León, Samuel García, elevaron un ingente llamado a la Fiscalía para que revele el minuto a minuto de las evidencias recogidas, con el ánimo de “dar certeza a la familia y para tranquilidad de toda la sociedad”.

El gobernante señaló que la revelación del material probatorio no solo ayudaría a la familia, sino a la comunidad en general, en tanto conocer lo ocurrido contribuye a tomar acciones preventivas, aclarando que dentro del material que pide sea revelado se entiende que existan pruebas de alta relevancia jurídica que no puedan ser puestas en dominio público.