francia

¿Derrotará a la izquierda? Macron se lanza a la ofensiva en las legislativas francesas

Luego de un empate técnico en la primera vuelta, el presidente francés pidió a sus electores lograr una mayoría “solida” en la segunda.


La primera vuelta de las elecciones legislativas dibujó la víspera un panorama incierto para Macron, reelegido el 24 de abril. Su alianza Juntos y la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes) empataron en torno a un 25,7 % de votos.

Los institutos de sondeos proyectaron que, tras el balotaje del 19 de junio, las fuerzas de Macron podrían obtener entre 255 y 295 escaños, seguidas del frente de izquierda (150 a 210). La mayoría absoluta está en 289 diputados.

La Nupes, liderada por Jean-Luc Mélenchon, se convirtió en el principal rival del oficialismo, que despliega ahora la misma estrategia que usó contra la ultraderecha en la presidencial de abril: presentar a sus rivales como peligrosos extremistas.

“Nuestras instituciones corren peligro, porque en el fondo Jean-Luc Mélenchon y la Nupes no buscan el poder, sino debilitarlas, la anarquía”, aseguró a la televisión CNews Amélie de Montchalin, ministra de Transición Ecológica y próxima a Macron.

El ex candidato presidencial Jean-Luc Melénchon aspira consolidar un bloque unido para las elecciones legislativas
La coalición de izquierda, liderada por Jean-Luc Mélenchon, es la principal rival de Macron (Photo by Samuel Boivin/NurPhoto via Getty Images) - Foto: NurPhoto via Getty Images

Mélenchon, que con casi un 22 % de votos se quedó a las puertas del balotaje de la presidencial en abril, logró a continuación formar un frente unido de su izquierda radical con ecologistas, comunistas y socialistas, por primera vez en 25 años.

Asegurar la segunda vuelta

El presidente Emmanuel Macron urgió este martes a los electores a otorgarle el domingo una mayoría parlamentaria “sólida” en Francia, dos días después que su alianza centrista empatara con el frente de izquierdas en la primera vuelta de las legislativas.

“Por el interés superior de la nación, les insto a dar al país una mayoría sólida”, dijo Macron en un discurso con tono solemne desde la pista del aeropuerto de París-Orly, antes de tomar un vuelo para una visita a Rumanía y Moldavia.

“Se trata de un momento histórico y vivimos tiempos históricos (...) Nada sería peor que agregar un desorden francés al desorden mundial”, advirtió el jefe de Estado, antes de dejar Francia para un viaje centrado en la guerra en Ucrania.

Su desplazamiento llega días antes de la segunda vuelta de las legislativas, en la que lucha por mantener la mayoría absoluta que goza en el parlamento desde 2017 y necesaria para que pueda aplicar sin problemas su programa liberal.

Ante la posibilidad de lograr simplemente una mayoría relativa, su alianza centrista salió a la carga contra la principal fuerza de oposición, la Nueva Unión Popular Ecológica y Social (Nupes) y su líder, el izquierdista radical Jean-Luc Mélenchon.

En respuesta al discurso del presidente, el líder de la Nupes denunció “un sketch a la [Donald] Trump para alertar del enemigo interior”. “Macron se hunde. En las urnas, salvo entre los mayores de sesenta años”, agregó.

La ausencia de mayoría absoluta supondría, según el ministro de Economía, Bruno Le Maire, “negociaciones interminables”. Un aliado de Macron, el exprimer ministro Edouard Philippe, habló incluso de una “Francia ingobernable”, en el diario Le Figaro.

Con una abstención récord del 52,49 % en la primera vuelta, la movilización se anuncia clave para el equilibrio de fuerzas en el balotaje del 19 de junio y, en este sentido, el mandatario llamó a ir a votar con “sensatez”.

La izquierda encabezada por Mélenchon busca tener una mayoría que obligue a Macron negociar temas importantes como las reformas ambientales y la impopular reforma pensional, adelantada por el gobierno del centrista.

Así mismo, la izquierda busca lograr la “cohabitación”, con la que Macron se vería casi obligado a elegir como Primer Ministro a Mélenchon o a una figura de la coalición de izquierda, que ha movilizado un discurso centrado en reformas sociales y también en la protección del medio ambiente.

Además, parte de su estrategia, han hecho intentos por movilizar el voto de opinión y de los jóvenes, población caracterizada por abstenerse en las elecciones del país.

*Con información de la AFP.