Home

Mundo

Artículo

Dina Boluarte, ex vicepresidenta de Pedro Castillo, asume la presidencia tras la destitución del mandatario.
Dina Boluarte, ex vicepresidenta de Pedro Castillo, asume la presidencia tras la destitución del mandatario. - Foto: Twitter/ @DinaErcilia

mundo

Dina Boluarte, la nueva presidente de Perú, visitará al preso Pedro Castillo y negocia asilo con México

Hay protestas en Perú por la detención de Castillo y la posesión de Boluarte.

La nueva presidenta de Perú, Dina Boluarte, informó este viernes 9 de diciembre de que en los próximos días visitará a su antecesor en el cargo, Pedro Castillo, preso por un supuesto delito de rebelión, y ha dejado en manos de México la posibilidad de que tanto él como su familia puedan recibir el asilo político.

“En unos días más, si se me permite luego de la juramentación del nuevo gabinete, yo quisiera ir a saludar al presidente Pedro Castillo porque el hecho que haya suscitado de esta manera tan rápido y violenta, también me duele”, dijo la nueva presidenta peruana, quien asumió el cargo de manos del Congreso.

“He leído el texto donde disolvía el Congreso, inmediatamente él buscaba que se reorganice el Ministerio Público, el Poder Judicial y demás. El gabinete ha ido renunciando. En un momento quisiera ir a visitarlo y saber qué pasó”, insistió.

“Lamento mucho que se haya dado esta situación inesperada”, dijo Boluarte, quien reveló que tanto ella como el resto de gabinete han estado aconsejando hasta la última semana a Castillo que no se siguiera enfrontando al Congreso.

En lo que respecta a la posibilidad de que Castillo y su familia puedan recibir un salvoconducto para recibir asilo político en México, tal y como se supo que solicitó cuando se hizo efectiva su destitución, Boluarte ha expresado que ella siempre se ha movido por los marcos legales y que “lo que diga el derecho de asilo [...] eso lo tendrá que validar el Gobierno mexicano”.

Por otro lado, Boluarte anunicó que este viernes día 10 tomará posesión de su cargo el nuevo primer ministro de su gabinete. Ante las preguntas de si Perú Libre ocupará algún ministerio, ha pedido dejar atrás la polarización y ha tendido la mano al secretario general de ese partido, Vladimir Cerrón, para negociar. “El país está primero antes que las posiciones partidarias”, recalcó.

Ante la posibilidad de adelantar elecciones generales, tal y como reclaman los seguidores de Castillo que desde hace dos días protestan en las calles, Boluarte explicó que si bien el mandato constitucional establece que ella puede ocupar el cargo hasta 2026, “si la sociedad y la situación lo amerita” pude darse el caso.

Peruanos piden la renuncia de Boluarte

Dos días después de que fracasara en su tentativa de golpe de Estado, el líder izquierdista que asumió el poder hace 16 meses comparte centro de reclusión con el exmandatario Alberto Fujimori, en la base de las fuerzas especiales de la policía, ubicada al este de Lima. La Fiscalía lo acusa de rebelión y conspiración, y un alto tribunal dictó siete días de prisión preliminar.

Las manifestaciones en varias ciudades fueron incrementando en las últimas horas y atizaron la incertidumbre sobre la viabilidad de que Boluarte pueda concluir en 2026 su mandato, como ella misma lo anunció.

Las protestas han incluido acciones violentas como el bloqueo de la carretera Panamericana Sur en la región Ica y Arequipa utilizando piedras, troncos y quemando neumáticos. Las miradas están puestas también este viernes en una ceremonia del Ejército peruano por el 198º aniversario de la Batalla de Ayacucho, que selló el fin de la dominación colonial de España en América Latina.

Boluarte debe asistir a ese evento y pronunciar un discurso ante los militares, que jugaron un rol clave en la caída de Castillo al no respaldar el régimen de excepción que propuso.

Castillo intentó disolver el legislativo y gobernar por decreto, pero sus órdenes fueron desacatadas por el Congreso y las Fuerzas Armadas.

Con información de Europa Press