Home

Mundo

Artículo

Foto de referencia sobre delfines
Informe de científicos citados por Zelenski advierte sobre consecuencias de la guerra en Ucrania sobre fauna marina. (Foto referencia) - Foto: Getty Images

ucrania

Ecocidio: animales marinos, las otras víctimas de la invasión de Rusia a Ucrania

Presidente de Ucrania denunció que miles de delfines han muerto en el mar Negro por cuenta de la guerra.

En medio del conflicto que ha marcado la coyuntura de Europa desde el pasado mes de febrero, tras la invasión de Rusia a Ucrania, el presidente de este último país, Volodímir Zelenski, ha elevado una fuerte denuncia, refiriendo que, además de las víctimas humanas que deja el acciones bélico del Kremlin, este también es responsable de un ecocidio.

Con lo anterior, Zelenski refirió el gran daño que ha causado el accionar del Ejército ruso sobre la vida de algunas especies de fauna que habitan en la zona, más precisamente sobre un importante número de delfines que han fallecido en inmediaciones del mar Negro.

De acuerdo con Zelenski, esta importante mortandad de delfines, referida a miles de estos mamíferos, se deriva de un daño al medio ambiente por efecto de la actividad bélica desplegada por Rusia, y que es prueba tangible de las consecuencias de esta invasión.

A través de sus redes sociales, el pasado miércoles, 7 de diciembre de 2022, el presidente ucraniano elevó la advertencia en la que reza que “miles de delfines muertos han encallado en las orillas del mar Negro”, citando a su vez un reporte de medios locales, y de la United24; una plataforma de financiación, que dan cuenta del hecho.

En su mensaje, Zelenski lamentó los efectos que tiene la guerra sobre la fauna de su país, calificando los hechos evidenciados como algo ‘devastador’, y llamando al mundo a tomar cartas sobre el asunto.

En el mismo sentido, el presidente Zelenski advirtió que las correspondientes autoridades de conservación medioambiental han estado recabando pruebas con el fin de presentar una demanda internacional en contra de Rusia, refiriendo la responsabilidad de su gobierno en esta catástrofe de interés mundial, refiriéndose al ecocidio.

En el mencionado reportaje, citado por Zelenski para soportar si denuncia, se escuchan voces de expertos como el director científico del Parque Nacional de las Lagunas de Tuzly, quien explicó que la elevada mortandad de estos mamíferos acuáticos se deriva de hechos de invasión de sus ecosistemas, haciendo directa referencia a operaciones militares adelantadas por Rusia que ha dispuesto submarinos y barcos de guerra en las zonas del mar Negro.

En ese sentido, los expertos han reseñado que dicha actividad bélica refiere un inmenso daño para el ecosistema marino, lo que ha desencadenado lamentables hechos como la mortandad de los delfines.

Sobre le número de delfines que habrían resultado muertos por efecto de la actividad militar desplegadas por el Kremlin en el mar Negro, los expertos han referido que esta se calcula en alrededor de 50.000, aclarando que los encontrados en las playas de la región, son apenas un pequeña muestra del efecto total y real de la presencia militar en la zona.

Sobre los principales puntos en los que se ha hecho visible esta lamentable situación, medios internacionales han referido la detección de mamíferos encallados en las regiones de Odesa, e incluso en la ocupada región de Crimea.

En ese mismo sentido, el daño ecológico no solo se habría hecho tangible en territorio ucraniano, sino que este fenómeno también fue perceptible en las costas de países que también presentan presencia sobre el mar negro como Bulgaria, Turquía y Rumania.

Una pérdida de tamañas proporciones

De acuerdo con el cálculo difundido, el daño hecho por la presencia de los elementos de guerra de Rusia en el mar Negro representa un importante porcentaje de la población de estos cetáceos en la zona, señalando que la perdida de vidas puede equivaler incluso a 20 % del total de las existencias o la población de estos animales.

En ese sentido, los expertos han señalado que la presión de los elementos de guerra, se suma a otros factores que ya tenían en jaque a estos animales en la zona como la pesca ilegal y la misma contaminación de su hábitat.

En la zona, también se han referido como daños a la fauna las mortandades de aves que, como consecuencia de la guerra y la afectación de sus ecosistemas se han visto obligadas a “emigrar”, huyendo de los misiles.

*Con información de AFP.