Home

Mundo

Artículo

REUTERS
En medio del apagón, los ciudadanos han recurrido al uso de velas para iluminarse y calentarse: no obstante, esa estrategia también ha provocado el surgimiento de incendios. Foto: Ed Ram/Pool vía REUTERS - Foto: REUTERS

ucrania

Penumbra e incendios: el 40 % de Ucrania sigue sin servicio de electricidad y ahora se enfrenta a un nuevo reto

Si bien algunos ciudadanos en ciudades como Kiev han tenido que recurrir al uso de velas para iluminarse y calentarse en las noches, la medida ha derivado en un importante número de incendios mortales.

En medio de la tensión de la guerra que se libra en su territorio desde hace cerca de 10 meses, y luego de que el sistema eléctrico de su país se viera seriamente afectado por cuenta de los bombardeos adelantados por las tropas rusas, autoridades ucranianas confirmaron que actualmente avanzan en el proceso para el restablecimiento del servicio de energía.

En ese sentido, las autoridades y la empresa encargada del suministro; el operador privado DTEK, han advertido que actualmente continúa sin filudo eléctrico cerca del 40% del territorio de su país, incluida la ciudad de Kiev, capital del país, quien se sumó al apagón hace cerca de una semana.

Frente a la emergencia, DTEK afirmó a través de sus redes sociales que un importante número de operadores trabaja ‘intensamente’ por avanzar en las labores de reparación que permitan al menos brindar la posibilidad a los pobladores de contar con algunos periodos de electricidad durante la jornada, más aún en medio de la temporada invernal que comienza, donde la calefacción se convierte en un factor necesario para poder sobreponerse a las bajas temperaturas.

Sin embargo, aunque advierten que las labores de reparación avanzan, también han reconocido que en medio de estas tareas, algunos de sus trabajadores han resultado muertos por cuenta de la acción de las tropas usurpadoras.

En declaraciones recogidas por medios internacionales, el operador privado ha admitido que “los ingenieros eléctricos hacen lo posible y lo imposible para estabilizar la situación en relación al suministro energético”, revelando que los esfuerzos se están desarrollando en jornada continua, y que el trabajo se mantiene durante “día y noche”, con el ánimo de sobreponerse con premura a la situación.

Esta estrategia de dejar ‘a oscuras’ a Ucrania, comenzó desde algunas semanas atrás por parte de Rusia, luego de haber sufrido certeros golpes que permitieron a las tropas ucranianas la retoma de algunos importantes territorios que habían sido usurpados por las tropas del Kremlin.

No obstante, además del reto derivado del frío, la imposibilidad de contar con servicio eléctrico y el temor a nuevos ataques rusos, las autoridades ucranianas y la ciudadanía se han enfrentado a un nuevo reto: los incendios.

Un nuevo reto

Sobre estos, medios internacionales han apuntado que han incrementado en respuesta a que, en medio de la penumbra y el frío, los ciudadanos han tenido que remontarse a la Edad Media para lograr iluminarse y calentarse; situación que han logrado a través del uso de velas.

Sin embargo, el mal manejo de estas ha derivado en la ocurrencia de graves conflagraciones, en algunos casos con consecuencias mortales.

Frente a este tema, un informe revelado el pasado miércoles, y retomado por medios internacionales refieren que los cuerpos de emergencia ucranianos, el pasado martes, tuvieron que hacer frente a escenarios de incendios con saldos mortales de nueve fallecidos y al menos ocho heridos; todos ellos en conflagraciones surgidas en ambientes domésticos.

Voces internacionales

En medio de la actual crisis de suministro de energía, que complica aún más la situación de Ucrania, que en sí ya sembraba las alarmas mundiales por cuenta del conflicto bélico, algunas voces internacionales se han referido a esta nueva estrategia por parte de Rusia.

Desde la Unión Europea, el jefe de la diplomacia del bloque, Joseph Borrell, se pronunció para advertir que en el marco de la OCSE, se estudian las posibilidades legales para lograr que Rusia pueda ser obligada a la reparación de los daños eléctricos causados en Ucrania.

Así, el diplomático refirió que a la fecha, y como parte de las sanciones a Rusia y sus figuras, se ha logrado el embargo de cerca de 20.000 millones de euros propiedad de los llamados oligarcas y personas allegadas a Putin, los cuales se suman a una cifra de 300.000 millones de Euros pertenecientes al Banco Central de Rusia, los cuales podrían ser destinados a la reconstrucción de Ucrania.

Borrell acusó que “este dinero debe ser utilizado para la reconstrucción de Ucrania”, idea que fue expuesta ante otras autoridades con las que se encuentra reunido este jueves, advirtiendo además que hay diferencias entre tener activos incautados y bloqueados, por lo que, hacer real que se pueda pagar la reconstrucción con esos dineros requiere de procesos legales.

Pese a que el espacio de la OCSE convoca a los 57 miembros en Polonia, según detallan medios internacionales, incluidos Rusia y Ucrania, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, no pudo hacerlo al estar vetado su ingreso a Polonia, sede del encuentro.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.

*Con información de AFP