mundo

Ecuador: manifestantes bloquean aeropuerto Mariscal Sucre de Quito

Las protestas en ese país se han tornado violentas y llevan ya, más de 9 días.


En el marco de las protestas y manifestaciones que se han desarrollado violentamente en Ecuador desde el pasado martes, recientemente se conoció que en las horas de la mañana los protestantes hicieron presencia en el Aeropuerto Internacional Mariscal Sucre, en la capital de ese país.

Así lo dieron a conocer diferentes personas y medios de comunicación a través de Twitter con mensajes como: “Atención: Manifestantes han bloqueado el acceso al aeropuerto internacional de Quito, en Ecuador”; “Manifestantes en Ecuador bloquean acceso al aeropuerto de Quito. Me huele a qué Lasso quiere huir!”.

Entre tanto, se sabe que un total de 18 policías se hallan “desaparecidos” tras un ataque de indígenas contra instalaciones policiales el martes en Puyo, en la Amazonia ecuatoriana, informó el miércoles el ministro del Interior, Patricio Carrillo.

El ataque también dejó un manifestante fallecido, como informó el martes de noche el gobierno, elevando a dos el número de víctimas en las protestas indígenas que reclaman una reducción de los precios de los combustibles y llevan ya 10 días.

Otros seis policías resultaron “heridos con traumas severos y con perdigones” y tres más fueron retenidos por indígenas, dijo el ministro en conferencia de prensa. “Hay 18 policías desaparecidos”.

En la ciudad amazónica de Puyo, a cinco horas en automóvil al sur de Quito, “la turba empieza a buscar incendiar con personal policial todavía al interior de los patrulleros, empieza a realizar saqueos, la quema de instalaciones público-privadas como el Banco de Guayaquil, como la Cruz Roja, hasta terminan incendiando las instalaciones de la policía en el centro de la ciudad”, dijo Carrillo.

Además, un manifestante indígena murió el pasado martes en choques con la fuerza pública, con lo que sube a dos los fallecidos tras nueve días de protestas en Ecuador contra el gobierno del conservador Guillermo Lasso, denunciadas por los militares como un “serio riesgo” para la democracia.

Portando largos palos de madera y protegidos con escudos artesanales, unos 10.000 indígenas -según las autoridades- protestaron en varios puntos de Quito reiterando su llamado a que se rebajen los precios de los combustibles en el país petrolero.

En una carta difundida en Twitter, Lasso aceptó, “por el bien del país”, participar en “un proceso de diálogo franco y respetuoso” con la Conaie, la poderosa organización indígena que convocó las protestas. Su líder, Leonidas Iza, respondió condicionando el diálogo a la derogatoria del estado de excepción vigente en seis de las 24 provincias del país, que movilizó a militares para tratar de restablecer el orden.

En una declaración transmitida por redes sociales, el dirigente indígena señaló que la respuesta del gobierno a las protestas “solo ha conseguido exacerbar los ánimos de la población y generar graves escaladas de conflicto” y planteó “bajar las acciones represivas”.

Lasso, que asumió el poder en mayo de 2021, ha denunciado que el movimiento indígena lo quiere “botar”.Los mayores enfrentamientos se concentraron en el norte de la capital ecuatoriana -una ciudad de tres millones de habitantes-, muy cerca de la Universidad Salesiana que aloja a los manifestantes.

Los agentes, varios en motocicleta y a caballo, intentaron dispersar la protesta con gases lacrimógenos y chorros de agua lanzados por vehículos antimotines. La presencia policial era fuerte en el sector. La Casa de la Cultura, un edificio rodeado de espejos que tradicionalmente ha sido el punto de reunión de los indígenas, fue tomado por las fuerzas del orden para controlar las protestas.

*Con información de AFP.