rusia

EE. UU. anuncia nuevas sanciones contra funcionarios rusos por la invasión a Ucrania

El gobierno estadounidense anunció las nuevas restricciones que impondrá a Rusia en medio de la Cumbre del G7


Estados Unidos ha anunciado este lunes que impondrá restricciones de visados a cerca de 500 funcionarios rusos, en respuesta al conflicto con Ucrania.

“El Estado impondrá restricciones de visado a unos 500 funcionarios por amenazar o violar la soberanía, la integridad territorial o la independencia política de Ucrania, o por reprimir la disidencia en Rusia”, ha anunciado la Casa Blanca en un comunicado a los márgenes de la cumbre del G7 celebrada en Alemania.

Asimismo, ha reiterado que el G7 se comprometerá “a ayudar a Ucrania a cubrir sus déficits de financiación presupuestaria a corto plazo, incluyendo un compromiso de 7.086 de euros (7.500 millones de dólares) procedentes del segundo suplemento recientemente aprobado”.

Este lunes a primera hora, el Gobierno de Estados Unidos ha anunciado nuevas sanciones contra empresas del sector de defensa de Rusia para “limitar la capacidad de Rusia para beneficiarse de las ventas en el mercado estadounidense”, una medida que implicará mayores aranceles para 570 grupos de productos rusos.

Igualmente, Estados Unidos comenzó a aplicar este martes nuevas sanciones contra Rusia acordadas con los demás miembros del G7, que apuntan a la industria militar de Rusia y suponen la prohibición de importaciones de oro de ese país.

Estas disposiciones “golpean el corazón de la capacidad rusa para desarrollar y desplegar armas y tecnología utilizadas para la brutal guerra de agresión de Vladímir Putin contra Ucrania”, indicó el Departamento del Tesoro en un comunicado.

Las sanciones apuntan contra la estatal militar rusa Rostec y otras empresas críticas para el sector de la defensa, unidades militares y oficiales implicados en abusos en Ucrania, añadió el Tesoro.

En cuanto a los vetos, el gobierno ruso anunció que prohibió la entrada a su territorio a 25 estadounidenses, entre ellos Jill y Ashley Biden, la esposa e hija del presidente Joe Biden, alegando que se trataba de réplicas a sanciones adoptadas por los Estados Unidos.

“Como reacción a la constante expansión de las sanciones estadounidenses contra figuras políticas y públicas rusas, 25 ciudadanos estadounidenses fueron agregados a la lista de exclusión”, informó el Ministerio de Relaciones Exteriores ruso en una declaración que incluye los nombres.

La lista comprende también al jefe de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell, a otros senadores como Charles Grassley, Kirsten Gillibrand y Susan Collins y profesores universitarios como Francis Fukuyama.

Estados Unidos ha sancionado a miembros de la familia de Vladímir Putin, incluidas sus dos hijas, y al propio presidente ruso. Biden tiene prohibido entrar en Rusia.

Los países occidentales y Rusia llevan años intercambiando sanciones y contrasanciones, pero estas medidas de represalia se han acelerado desde que Rusia lanzó una gran ofensiva armada contra su vecino Ucrania.

Las expulsiones de diplomáticos, las restricciones comerciales y la declaración de funcionarios como personas non gratas son algunas de las muchas medidas impuestas por cada parte a la otra.

Por otra parte, el Kremlin anunció que su ofensiva en Ucrania se detendrá cuando el gobierno y el ejército ucranianos se rindan.

“La parte ucraniana puede poner fin (al conflicto) en el día de hoy. Hay que ordenar a las unidades nacionalistas que depongan las armas, hay que ordenar a los soldados ucranianos que depongan las armas y hay que aplicar todas las condiciones fijadas por Rusia. Entonces todo terminará en un día”, dijo Dmitri Peskov, portavoz de Vladimir Putin.

Según el funcionario, no hay un plazo ni un calendario fijado por parte de los rusos: “Nos orientamos en base a las declaraciones de nuestro presidente”.

Peskov reiteró que “la operación militar especial se desarrolla acorde a los planes”, utilizando el eufemismo que Rusia usa para referirse al ataque a Ucrania.

El portavoz reaccionó a las declaraciones del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ante los líderes del G7 el lunes instándolos a hacer lo “máximo posible” para poner fin al conflicto antes de final de este año.

Rusia lanzó una amplia ofensiva militar contra Ucrania el pasado 24 de febrero, afirmando que busca “desmilitarizar” y “desnazificar” el país, denunciando un genocidio de las poblaciones rusófonas.

La encarnizada resistencia de las fuerzas ucranianas condujo a Rusia a acotar sus objetivos, concentrándose en el este del país donde hay cruentos combates y un lento avance de las tropas de Moscú.

Las conversaciones de paz están paralizadas desde hace semanas y cada bando responsabiliza al otro del estancamiento.

*Con información de AFP y Europa Press

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.