Home

Mundo

Artículo

Armas nucleares (Getty)
La principal preocupación de Estados Unidos es que Irán logre realizar los avances suficientes para crear armas nucleares (Getty). - Foto: Getty Images/iStockphoto

armas nucleares

EE. UU dice estar “cerca” de revivir el pacto nuclear con Irán

Las negociaciones han tenido períodos de estancamiento y de rupturas parciales. Así mismo, la crisis con Ucrania es un factor de riesgo para las negociaciones.

Estados Unidos estimó estar “cerca” de un acuerdo con Irán para revivir el pacto de 2015 entre el Gobierno iraní y las grandes potencias sobre la limitación del programa nuclear de Teherán.

“Hemos hecho un progreso significativo. Estamos cerca de un posible acuerdo, pero aún no hemos llegado a concretarlo”, aseguró a periodistas el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price. “Creemos que las cuestiones pendientes pueden superarse”, apuntó.

Un diplomático occidental confirmó que el potencial acuerdo “está bien encaminado”, mientras que otra fuente esperaba una conclusión “esta semana” en un expediente en el que rara vez se han respetado los plazos.

A principios de marzo ya se hablaba de un acuerdo inminente. Pero el viernes, las conversaciones de Viena, que pretenden salvar el pacto de 2015 destinado a evitar que Teherán se haga con la bomba atómica, se suspendieron abruptamente y el negociador iraní Ali Baghéri se fue con las manos vacías.

Dos cuestiones a resolver

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán afirmó más temprano que quedan dos temas por resolver con Estados Unidos en las negociaciones.

Pero Price se negó a confirmar o desmentir que se tratara de las garantías exigidas por Teherán para la supervivencia de un posible acuerdo incluso en caso de alternancia política en Estados Unidos y de la retirada de los Guardianes de la Revolución –o Guardia Revolucionaria–, una influyente y poderosa fuerza armada iraní, de la lista negra estadounidense.

“Creemos que los problemas restantes se pueden solucionar”, afirmó Price. “Queda poco tiempo” antes de que los avances nucleares de Irán invaliden por completo el acuerdo de 2015 que supuestamente le impediría dotarse de la bomba atómica”; sin embargo, “esto debe resolverse con urgencia”, sentenció el estadounidense.

Inicialmente, la petición solo se refería al ámbito nuclear y parecía “razonable”, pero luego se amplió, topándose con la negativa de los estadounidenses, explicó una fuente cercana a la Unión Europea, coordinadora de las discusiones.

Finalmente, una visita a Moscú del jefe de la diplomacia iraní desbloqueó las cosas, y Rusia dijo que había recibido las garantías necesarias.

Rusia pareció quitar uno de los últimos obstáculos a los negociadores de Irán y las grandes potencias que, desde hace once meses en Viena, intentan salvar este acuerdo de 2015.

Y la liberación de dos iraníes-británicos por parte de Teherán parecía traer una nueva señal positiva.

Analistas explican que la bomba Zar de Rusia sería 3.300 veces más poderosa que la de Hiroshima. Imagen de referencia. Foto: Getty images.
El desarrollo nuclear de Irán es especialmente amenazante para los Estados Unidos, país con el cual elGobierno iraní es particularmente hostil. Foto: Getty images. - Foto: Foto: Getty images.

El portavoz de la diplomacia estadounidense “saludó” esta puesta en libertad, y pidió a la República Islámica que también haga “avances urgentes hacia la liberación de los ciudadanos estadounidenses injustamente detenidos”, un asunto que Washington implícitamente ha convertido en una condición para un acuerdo nuclear.

El acuerdo nuclear de 2015 fue alcanzado por Irán, por un lado, y por Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania, por otro. Pero Estados Unidos se retiró del acuerdo en 2018 bajo la presidencia del republicano Donald Trump, y reimpuso sanciones económicas a Teherán.

Nuevo giro

El ministro de Asuntos Exteriores iraní, Hossein Amir-Abdollahian, insistió de nuevo el miércoles en la cuestión de una “garantía económica” que proteja al país de las sanciones internacionales si se repite la historia.

Ya el otro punto de discordia se refiere a Guardianes de la Revolución, una agrupación de fuerzas armadas creada para defender los preceptos de la Revolución islámica de 1979 y con fuerte componente político, cuya eliminación de la lista negra exige Irán, según una fuente cercana al asunto.

Los negociadores no pueden permitirse “fracasar ahora”, declaró a la AFP Ali Vaez, de la organización de prevención de conflictos International Crisis Group.

Aunque expertos advierten que no se puede descartar un “nuevo giro”. “Cada hora que pasa aumenta el riesgo de que el conflicto en Ucrania complique las discusiones”, señaló por su lado a la AFP Daryl Kimball, de la Asociación de Control de Armas.

Sin embargo, ante el veloz desarrollo del programa nuclear iraní, que ahora enriquece uranio a una tasa del 60 %, cercana al 90 % necesario para fabricar una bomba, “es esencial un rápido restablecimiento del pacto de 2015 para evitar otra gran crisis”, añadió Kimball.

El miércoles, el Organismo Internacional de la Energía Atómica de la ONU (OIEA), publicó un informe en el que se dan más detalles sobre estos avances técnicos, que continuaron al mismo tiempo que se intensificaban las conversaciones en Viena.

*Con información de la AFP.