vehículos

El Mercedes-Benz clásico que se convirtió en el carro más caro del mundo, ¿qué tiene de especial?

Fue vendido en una subasta en 143 millones de dólares. Le quitó el puesto al que tenía el récord, por el cual habían pagado 95 millones.


Las excentricidades de los ricos no dejan de sorprender. Un coleccionista privado pagó 143 millones de dólares en una subasta, por un Mercedes-Benz de 1955, que se convirtió en el carro más caro vendido hasta ahora.

El automóvil es un Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupe que no pasaría desapercibido en ninguna parte. RM Sotheby’s, la empresa de subastas de coches clásicos con sede en Blenheim, Ontario, Canadá, y con oficinas en Estados Unidos y varios países europeos, fue la encargada de hacer el anuncio de la millonaria suma pagada por el comprador, que desembolsó, en euros, 135 millones.

La venta fue realizada a principios de este mes y superó el récord anterior del automóvil más caro vendido en una subasta, por el cual habían pagado 95 millones de dólares, según publicación de CNBC.

¿Quién lo compró?

Como sucede en las subastas, las apuestas por el auto que permanecía en el museo Mercedes-Benz Classic, fueron subiendo. El coleccionista británico Simon Kidston, reconocido en el mundo del motor como el rey de los clásicos, puso la oferta ganadora y dijo que hizo la compra en nombre de un cliente anónimo.

Según la publicación de CNBC, el asesor y distribuidor de automóviles había ejercido presión durante año y medio, para que Mercedes-Benz considerara y finalmente tomara la decisión de vender la joya.

La subasta habría sido secreta, además de inusual, en el Museo Mercedes-Benz en Stuttgart, Alemania. Los asistentes fueron coleccionistas cuidadosamente seleccionados y clientes muy cercanos a la famosa y centenaria compañía alemana. Hay que recordar que Stuttgart es el hogar de la marca Mercedes-Benz y la sede internacional de Daimler AG, esta última formada a partir de la fusión de Benz & Cie y Daimler Motoren Gesellschaft.

¿Qué tiene de especial?

En los registros históricos de la compañía se indica que el 300 SLR Uhlenhaut Coupe es uno de los dos únicos autos creados en 1955 por esa casa. El director de carrera, Rudolf Uhlenhaut fue el diseñador del coupe que ahora fue subastado. El ingeniero se basó en el 300 SLR, que fue uno de los primeros autos superdeportivos fabricados en la historia. Basado en el vehículo icónico W 196 R Gran Prix, de Mercedes Benz, que fue ganador de dos campeonatos mundiales con el piloto Juan Manuel Fangio, el auto creado por Uhlenhaut también fue considerado como uno de los más rápidos de la época (180 millas por hora).

Desde que salió al ruedo, el Mercedes-Benz 300 SLR Uhlenhaut Coupe fue llamativo, no solo por el lujo, sino por el mecanismo de apertura de las puertas, por lo cual, se le llamó metafóricamente ‘alas de gaviota’. De esa manera, el auto que hasta ahora era protegido como una singular pieza de museo, ahora tiene dueño.