Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Fotos de la semana 25 feb
Un avión F-35 Lightning II de la Fuerza Aérea de los EE. UU. asignado al 34º Escuadrón de Cazas recibe combustible de un avión KC-10 Extender sobre Polonia, el 24 de febrero de 2022. Imagen de referencia. Foto REUTERS/Fuerza Aérea de los EE. UU./Aviador sénior Joseph Barron - Foto: via REUTERS

mundo

El Pentágono descartó el envío de aviones de combate polacos a Ucrania

Estados Unidos argumentó que este apoyo provocaría mayor tensión con el Kremlin.

Luego de que Estados Unidos anunciara que estaba trabajando “activamente” con Polonia para enviar aviones de combate a Ucrania, este miércoles 9 de marzo, desde el Pentágono anunciaron que esta opción no va a ser posible. Al parecer, esta acción podría ser interpretada por Rusia como una escalada en la tensión en medio del conflicto y los diálogos entre Moscú y Kiev.

La noticia se da luego de que Polonia pusiera a disposición de Estados Unidos todos sus aviones MiG-29 para que estos fueron entregados al gobierno ucraniano en señal de apoyo en contra de la amenaza rusa. Aunque más temprano este miércoles 9, recalcó que la decisión final debía ser tomada desde la Otan.

“Polonia no es parte de esta guerra y la Otan tampoco. Una decisión tan seria como el traslado de los aviones debe ser tomada por unanimidad por toda la Otan”, reiteró el miércoles el primer ministro polaco Mateusz Morawiecki durante una visita a Viena. Mientras tanto, respondiendo a esta intención, Moscú había advertido que el envió de los aviones crearía un “escenario potencialmente peligroso”.

Advertencia que al parecer, Estados Unidos habría tenido en cuenta y ahora, desde el Pentágono se habría negado la posibilidad de enviar las aeronaves para apoyar a los ucranianos. Argumentando que se trataría de un movimiento de “alto riesgo”, en medio de una rueda de prensa, el portavoz de la entidad de seguridad estadounidense, John Kirby, recalcó que esta acción traería más riesgos que beneficios.

“Creemos que la provisión de aviones de combate adicionales proporciona un pequeño aumento en las capacidades a cambio de un alto riesgo”, afirmó Kirby, y agregó que enviar la flota de aviones “podría conducir a una reacción rusa significativa que aumentaría la perspectiva de una escalada militar con la Otan”, por lo que se opondrían a este ofrecimiento de Polonia.

Entre tanto, recordó que las decisiones que se tomen deben estar dirigidas a apoyar a Ucrania sin que esto signifique un aumento en las muertes o una alargada del conflicto en Europa. “Debemos tener cuidado con cada decisión que tomamos... También creemos que hay alternativas mucho más adecuadas para apoyar al Ejército ucraniano en su lucha contra Rusia”, continuó resaltando Kirby, aunque no dio mayores detalles sobre los movimientos o las estrategias que seguirá Estados Unidos para mediar en el conflicto contra los ucranianos.

Es de recordar que, este miércoles 9 de marzo el Pentágono también informó sobre el envío de dos nuevas baterías antiaéreas en Polonia, en consonancia con su compromiso de defender el territorio de los países de la Otan. “Las dos baterías Patriot están ahora reposicionadas en Polonia”, dijo en rueda de prensa. “No diremos dónde están. Pero están en Polonia y en servicio”.

Estas baterías antiaéreas, normalmente estacionadas en Alemania, fueron reposicionadas “a petición” del Gobierno polaco, dijo este funcionario que pidió el anonimato, en medio de temores a que un misil ruso pueda, deliberadamente o no, traspasar la frontera de Polonia, miembro de la Otan, tras la ofensiva militar rusa en Ucrania.

Cabe recordar que las Patriot son baterías de misiles capaces de destruir misiles balísticos, aviones o misiles de crucero y se usan con frecuencia en Oriente Medio.

“Se trata de un despliegue puramente defensivo realizado de manera preventiva para contrarrestar cualquier amenaza potencial contra nosotros o contra las fuerzas aliadas”, recalcó el funcionario, quien recuerda que el presidente Joe Biden se comprometió a respetar el artículo 5 de la carta de la Otan que obliga a todos sus miembros a ayudar a un aliado en caso de ataque.