mundo

El príncipe Carlos y Meghan Markle podrían ser llamados como testigos en el caso de abuso sexual contra el príncipe Andrés

Parte de la familia real podría tener que declarar en el caso que enfrenta por un supuesto abuso sexual del príncipe con una menor de edad.


El príncipe Carlos, Meghan Markle y Sarah, duquesa de York, podrían ser llamados como testigos en el escándalo sexual del príncipe Andrés, si dicho caso llega a juicio. Según la información trascendida a medios británicos, se podría pedir al hermano del duque de York, el príncipe de Gales, y a su exesposa Sarah, que presentaran una declaración como parte de una demanda civil contra Andrés, presentada por Virginia Giuffre.

Un juez decidirá en Nueva York dentro de las próximas dos semanas, teniendo como fecha límite el 4 de enero, si permite que vaya a juicio la demanda por abuso presentada contra él por la víctima del depredador sexual Jeffrey Epstein.

David Boies, abogado que representa a Giuffre, dijo que también se podía contar con la duquesa de Sussex para decir la verdad, una de las tres razones por las que dijo que ella podría estar involucrada. Boies también dijo que Markle era una testigo potencial porque vive en EE. UU. en lugar de Gran Bretaña y, por lo tanto, está sujeta a la jurisdicción de los tribunales de EE. UU. lo cual facilitaría la indagatoria.

Añadió que se estaba considerando a Meghan porque era una colaboradora cercana del príncipe Andrés y, por lo tanto, está en condiciones de tal vez haber visto lo que hizo durante el famoso escándalo que le ha costado su reputación.

El príncipe y Viriginia Giuffre, entonces Roberts, en la casa de Ghislaine Maxwell, en Londres. A pesar de esta evidencia, Andrés ha dicho que no recuerda haberla conocido.
El príncipe y Viriginia Giuffre, entonces Roberts, en la casa de Ghislaine Maxwell, en Londres. A pesar de esta evidencia, Andrés ha dicho que no recuerda haberla conocido. - Foto: © 2020 REX Features/Shutterstock /The Grosby Group

El abogado dijo que era probable que la defensa de Giuffre tomara una o dos declaraciones de personas cercanas a Andrés que tengan conocimiento de sus acciones, eso podría incluir a su exesposa y posiblemente a su hermano Carlos, heredero al trono.

Virginia Giuffre, actualmente de 38 años, afirmó ante la justicia estadounidense que la obligaron a tener relaciones sexuales con el príncipe Andrés tres veces en 2001, cuando ella solo tenía 17 años. Andrés niega con vehemencia todas las acusaciones en su contra, aunque ha evitado a toda costa el caso judicial.

El juez de distrito, Lewis Kaplan, escuchará los argumentos del equipo legal del príncipe para determinar si se desestima la demanda el 4 de enero. En el caso de que se mantenga en pie y pase de este punto, entrará en ‘descubrimiento completo’, lo que significa que ambas partes tendrán que dar declaraciones grabadas en video.

Según The Daily Beast, se informó que Sarah Ferguson también estaba en consideración para las declaraciones, pero esta sería un objetivo más difícil para la justicia debido al hecho de que vive en Reino Unido y no en Estados Unidos.

El príncipe Andrés ha estado alejado del público en Balmoral, el castillo de descanso de la familia real en Escocia. Muchos creen que su silencio es un error.
El príncipe Andrés ha estado alejado del público en Balmoral, el castillo de descanso de la familia real en Escocia. Muchos creen que su silencio es un error. - Foto: Ian Forsyth-getty images

Boies también dijo “por respeto y deferencia” y debido a su edad, no había planes para hacer declarar a la reina Isabel II en el caso que vive su hijo por sus estrechas relaciones con Jeffrey Epstein. Los abogados de Andrés, por su parte, quieren que se desestime la acción civil, alegando que era infundada y agregaron que “el sensacionalismo y las insinuaciones han prevalecido sobre la verdad”.

Se sabe que Giuffre busca reparaciones económicas por daños no especificados, pero que podrían ascender a una millonaria suma. En octubre de este año, los abogados de Andrés presentaron una refutación de la denuncia, adjuntando informes de los medios y el manuscrito de Giuffre como prueba.

La semana pasada, Andrés falló en su intento de que los recortes de periódicos que lo describían como un “gatito sexual hambriento de dinero” fueran tomados en cuenta por el juez de Nueva York que está considerando un reclamo en su contra.

El juez Kaplan desestimó la solicitud como un truco de relaciones públicas y se negó a considerar los informes de prensa o un manuscrito de 139 páginas escrito por Giuffre sobre Epstein, diciendo que la defensa intentaba lavar la imagen de Andrés.