mundo

Embajada de Estados Unidos en Cuba denuncia violaciones de libertad religiosa

La denuncia desde La Habana habla de “actos violentos” a líderes religiosos.


La embajada de Estados Unidos en La Habana criticó el viernes al gobierno de Cuba por violar la libertad religiosa, a tres días del inicio de la Cumbre de las Américas en Los Angeles, cita a la que los representantes de la isla no han sido invitados.

En una amplia publicación en la red social Twitter, la legación diplomática acusó al gobierno comunista por hechos relacionados con violaciones a la libertad religiosa, mientras que en un mensaje anterior, en un tono menos áspero, recordó que la administración del demócrata Joe Biden levantó recientemente restricciones, impuestas en 2020 a Cuba por el gobierno del republicano Donald Trump (2017-2021).

Las denuncias contra el gobierno cubano, incluidas en el informe del Departamento de Estado estadounidense sobre Libertad Religiosa 2021 están relacionadas con la detención de religiosos durante las inéditas manifestaciones del 11 de julio del año pasado, que dejaron un muerto, decenas de heridos y más de 1.300 detenidos, según Cubalex, una ONG de derechos humanos con sede en Miami.

“Las fuerzas del Estado cometieron actos de violencia, detuvieron y hostigaron a líderes religiosos de múltiples comunidades religiosas que participaban en manifestaciones pacíficas en todo el país”, destacó la embajada.

De acuerdo con ese informe, el secretario de Estado, Antony Blinken, volvió a incluir en noviembre pasado a Cuba en la Lista de Vigilancia Especial “por haber cometido o tolerado graves violaciones de la libertad religiosa”.

La representación diplomática puso como ejemplo los casos del sacerdote católico José Castor Álvarez, quien habría sido golpeado por las fuerzas de seguridad “cuando ofrecía ayuda a una persona herida en una protesta en Camagüey”, en el este de la isla, el 11 de julio, así como del pastor Lorenzo Rosales, “condenado a 10 años de prisión por participar en una marcha” ese mismo día.

“Un retroceso”

La cancillería cubana destacó a su vez el viernes en su cuenta de Twitter una carta de activistas y organizaciones de San Francisco dirigida a la Presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, solicitando forjar un nuevo camino en las relaciones diplomáticas entre su país y Cuba.

La misiva pide “revertir de inmediato” la decisión de excluir a Cuba, Nicaragua y Venezuela de la Cumbre de las Américas, que se celebrará del 6 al 10 de junio en Los Angeles, California. La exclusión “representa un paso de retroceso”, indica la cancillería citando la carta.

Los trinos de ambos países se producen en medio de la renuencia de Washington a invitar, en su condición de país anfitrión, a los gobiernos izquierdistas de aquellos tres países.

Estados Unidos ha dicho que el “compromiso” con la democracia sería el factor decisivo sobre quién es invitado a esa cumbre, a la que el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ya anunció que “en ningún caso” asistirá, luego de que varios mandatarios advirtieron que faltarán a la cita en rechazo a las exclusiones.

Respecto a la eliminación de restricciones impuestas por el gobierno de Trump, la embajada estadounidense aludió en otro trino a la orden el miércoles del presidente Biden de suprimir las restricciones a algunos servicios aéreos entre Estados Unidos y Cuba.

“Estamos ampliando las opciones de viajes aéreos a destinos cubanos adicionales, ayudando a los cubano-estadounidenses a llegar más fácilmente a su familia en toda #Cuba y permitiendo a los viajeros de EEUU aumentar los vínculos con el pueblo y los empresarios cubanos”, puntualizó.