Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Estados Unidos dijo el lunes que está relajando las restricciones impuestas durante la administración del expresidente Donald Trump a los viajes a Cuba y al envío de remesas familiares entre Estados Unidos y la isla comunista.
Las represiones estarían dirigidas a romper los lazos familiares entre los presos y sus allegados. - Foto: AFP

mundo

Denuncian hostigamiento contra familiares de presos políticos en Cuba ante la ONU

Las autoridades cubanas estarían violando los domicilios de estas personas y provocando un desplazamiento interno.

Justamente tras la exclusión de Cuba de la Cumbre de las Américas, donde se hablaría sobre políticas y estrategias para combatir la ola migratoria del continente, donde este país acusó a Estados Unidos de discriminación, una organización de derechos humanos denunció fuertes hostigamientos y represión en la isla por parte del Gobierno a familiares de presos políticos.

El Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) insistió que el Partido Comunista, que gobierna en Cuba, estaría implementando estrategias represivas en contra de familiares de presos políticos, violando su privacidad, evitando que estos tengan servicio de internet, restringiendo las demandas y evidencia de los tratos con organizaciones independientes, entre otras.

“Las estrategias gubernamentales consisten en vigilar, intervenir o suprimir el uso de internet de familiares para acallar o reducir su presencia en redes sociales y medios de prensa independientes; exhortar a no organizar acciones jurídicas de defensa ante organismos nacionales e internacionales; infiltración de agentes o sujetos de confianza, y ofrecimiento condicionado de beneficios legales o la expatriación forzada”, explicó la OCDH en un comunicado sobre el estudio realizado en la isla.

El observatorio informó que tras la investigación realizada, los resultados habrían sido enviados a la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, con el fin de hacer un llamado internacional y por parte de la importante organización para que se reduzcan o eliminen por completo este tipo de actuaciones.

Así entonces, el estudio revela que hay ocho grupos de acciones operativas que la policía política cubana estaría ejecutando en contra de los familiares y allegados de aquellos que fueron detenidos y aprehendidos como prisioneros políticos. Estas se encuentran entre el detrimento de sus derechos, sus bienes y relaciones laborales, advirtiéndoles de lo que ponen en riesgo si actúan contrariamente al interés oficial, afectando la vida de sus familiares.

“Las autoridades continúan empleando mecanismos de terror como elemento disuasorio. En un porcentaje, se logra generar el miedo y el abandono de conductas cívicas, quedando la emigración como única vía fundamental de escape del esquema de hostigamiento y represión diseñado”, fue una de las conclusiones del estudio de la OCDH en cuanto a la represión del gobierno comunista en la isla.

Afirmaron que las acciones que estaban sufriendo los familiares de los presos políticos podrían ir desde arrestos arbitrarios, despidos laborales, violación de la privacidad entrando a las casas sin ningún tipo de medida cautelar, entre otras, con el fin de “quebrar las relaciones de familiaridad y de afecto, para lograr el mayor aislamiento y silencio de las víctimas de represión”.

“Hacen visible la vigilancia; organizan procesos de arrestos e interrogatorios y despidos laborales; cancelan las licencias de emprendimientos o trabajo particulares; violan el domicilio, la intimidad y la correspondencia física y electrónica privadas, y coordinan el repudio social en centros laborales y barrios, entre otras formas operativas”, puntualizaron sobre las denuncias y represiones vividas por los grupos familiares.

Este tipo de actuaciones fueron denunciadas como vulneraciones a los derechos humanos tanto de los presos políticos, como de sus mismos familiares, quienes no deberían estar sufriendo represiones que resulten en el desplazamiento y empobrecimiento de las familias.

“Por consiguiente, ‘alertamos el incremento de la persecución y represión hacia este universo de familiares y allegados’, que constituye un cuadro persistente de violaciones manifiestas y fehacientemente probadas de derechos humanos”, concluyó insistiendo el OCDH.