mundo

“Es como tener un impuesto en internet”: Elon Musk por comisiones de Apple

El magnate nunca ha tenido buena relación con la legendaria compañía de tecnología.


Luego de la afamada y más reciente compra de Twitter del hombre más rico del planeta, Elon Musk sigue dando de qué hablar, pues esta vez se refirió a Apple y criticó duramente las comisiones que cobra la compañía de los Mac por todas las compras realizadas en las apps descargadas a través la App Store.

Esto lo hizo a través de su cuenta oficial en la red social de la que ahora es dueño: Twitter. Allí afirmó que “la tienda de Apple es como tener un impuesto del 30 % en Internet. Definitivamente no está bien”.

El tuit lo hizo en contestación a un artículo que habla sobre el apoyo de PayPal en la demanda antimonopolio contra la gran compañía de tecnología. Y reitera su comentario meses después de haber manifestado públicamente su apoyo a Epic Games, empresa que tiene una batalla legal contra Apple.

En aquella ocasión, el magnate escribió: “las comisiones de la App Store son un impuesto global a internet”.

Además, Musk destacó que se cobra 10 veces más de lo que él considera. Todo lo anterior se da luego de que el multimillonario expresara que existe la posibilidad de cobrar a los usuarios y gobiernos en el mundo por el uso de la plataforma Twitter, que adquirió por más de 40 mil millones de euros.

En cuanto a esto: “El consejo de Twitter llevó a cabo un proceso amplio y pormenorizado para valorar la propuesta de Elon con un foco deliberado en el valor, la certidumbre y la financiación. La transacción propuesta logrará una prima en efecto sustancial y creemos que es el mejor camino para los accionistas de Twitter”, expresó el presidente de la junta de Twitter, Bret Taylor.

Así las cosas, se conoció recientemente que el ciudadano estadounidense hizo como sus socios a un grupo de 19 inversionistas, que aportará alrededor de 7.140 millones de dólares (6.730 millones de euros) a la transacción.

Según explicó el magnate, el aporte de estos inversores permitirá reducir a 6.250 millones de dólares (5.924 millones de euros), el importe del préstamo comprometido con Morgan Stanley Senior Funding y otras instituciones financieras, cuyo monto inicial era de 12.500 millones de dólares (11.848 millones de euros).

Asimismo, se ha incrementado hasta 27.250 millones de dólares (25.830 millones de euros) desde los 21.000 millones de dólares (19.906 millones de euros) inicialmente previstos.

En ese sentido, Musk informó a la Comisión del Mercado de Valores (SEC), que sigue buscando y puede recibir nuevos compromisos de financiación.

Además, el empresario reconoció que está teniendo, y seguirá teniendo, discusiones con ciertos accionistas ordinarios, “incluido Jack Dorsey”, sobre la posibilidad de que aporten dichas acciones a la operación a cambio de retener una inversión de capital en Twitter, tras la finalización de la compra.

Por su parte, el príncipe árabe, Alwaleed Bin Talal Bin Abdulaziz Alsaud, uno de los inversionistas anunciados por Musk, se comprometió a aportar un paquete de 34,948 millones de acciones de Twitter, valoradas en 1.780 millones de dólares (1.687 millones de euros).

Al margen del príncipe saudí, otros 18 inversores se comprometieron a aportar unos 5.300 millones de dólares (5.024 millones de euros) a la compra de Twitter, incluyendo Larry Ellison, con un aporte de 1.000 millones de dólares (948 millones de euros), así como el fondo Sequoia Capital, con 800 millones de dólares (758 millones de euros) y VyCapital, liderada por Alexander Tamas, con 700 millones de dólares (664 millones de euros).

Asimismo, figuran inversores como Qatar Holding, con 375 millones de dólares (355 millones de euros); la plataforma Binance, con 500 millones de dólares (474 millones de euros), o Brookfield, con un compromiso de 250 millones de dólares (237 millones de euros).

*Con información de Europa Press