mundo

Escolta del presidente Gabriel Boric fue atacado y baleado

Los hechos se registraron en la noche del viernes 13 de mayo; el funcionario fue abandonado en la comuna de Colina.


En la noche del viernes, 13 de mayo, se conoció que uno de los escoltas del presidente de Chile, Gabriel Boric, fue asaltado en la comuna de San Miguel. El hombre fue asaltado, baleado y abandonado en la comuna Colina.

De acuerdo con los primeros informes, el funcionario se encontraba transitando en su automóvil cuando fue interceptado por tres antisociales, que lo secuestraron en su propio auto y lo dejaron abandonado en el mencionado sitio.

Personal de la Policía logró rescatarlo y trasladarlo hasta el hospital institucional en donde fue sometido a una cirugía para tratar la herida de bala en su brazo. De acuerdo con el teniente coronel Juan Reyes, el funcionario se encuentra fuera de peligro, sin embargo, permanece hospitalizado.

Así mismo, señaló para el medio local Biobío, el personal de OS-9 de carabineros quedó a cargo de la investigación para dar con los responsables del hecho. También dijo que serían tres los asaltantes.

Cabe señalar que el caos en Chile ha estado primando luego de que el pasado jueves una reconocida periodista muriera a causa de un disparo en la cabeza mientras cubría una marcha del Día del Trabajador en el país.

En ese sentido, en varios puntos de Santiago se convocaron vigilias con velas y fotos de Sandoval, periodista de 30 años que trabajaba en el medio comunitario Señal 3 de La Victoria; sin embargo, grupos de encapuchados realizaron barricadas y cortes de tránsito en Plaza Italia, epicentro del estallido social desde 2019 en el corazón capitalino.

Sandoval fue una de las tres personas heridas de bala durante los violentos enfrentamientos que ocurrieron en la capital chilena en paralelo a una manifestación gremial organizada por el Día del Trabajador.

De acuerdo con el médico, Daniel Rodríguez, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital de Urgencia Asistencia Pública, Sandoval murió “luego de 12 días en extrema gravedad” por una lesión “muy agresiva”, que le provocó una hemorragia cerebral y un cuadro médico que no pudo superar.

El presidente Gabriel Boric expresó su pésame a la familia de Sandoval y aseguró que “no permitirán impunidad” en el caso. Los autores fueron detenidos y está en curso una investigación desde la semana pasada.

“La violencia perjudica la democracia y daña familias irreparablemente. Nuestro compromiso es con la seguridad y la justicia, y no descansaremos en ese afán. Mi sentido pésame y abrazo a la familia de Francisca Sandoval, víctima inocente de delincuentes. No permitiremos impunidad”, recalcó el presidente Boric en Twitter.

Ministros, alcaldes y políticos condenaron este crimen y expresaron preocupación por lo que consideran una “normalización de la violencia”, mientras se repiten los incidentes violentos al margen de protestas sociales.

Durante la marcha del 1 de mayo, convocada por la Central Clasista de Trabajadores en el municipio de Estación Central en Santiago, se registraron fuertes incidentes con manifestantes que realizaron barricadas, algunos ingresaron a locales comerciales y se enfrentaron con comerciantes.

En medio de esas riñas, un grupo de vendedores ambulantes salió a enfrentar a los manifestantes con disparos que impactaron contra tres personas, pero fue Sandoval quien se llevó la peor parte.

El incidente ocurrió en el barrio Meiggs, concurrido por tener tiendas mayoristas de todo tipo y productos chinos, donde el comercio informal es controlado por mafias que alquilan sectores de la calle, un fenómeno nuevo en la zona. Además, está rodeado de estaciones de tren y buses que viajan al resto del país.