mundo

Estados Unidos quedaría cubierto por un “cinturón de calor extremo” en 30 años

Una cuarta parte del país experimentará al menos un día de calor extremo al año en 2053, con una temperatura percibida de más de 51°C.


Estados Unidos desarrollará en 30 años un “cinturón de calor extremo”, que irá desde el estado de Luisiana, en el sur, hasta el lago Michigan, en el norte, atravesando la región del Medio Oeste del país, de acuerdo con un nuevo informe publicado por la organización sin fines de lucro First Street Foundation.

Esta zona, hogar de más de 100 millones de estadounidenses y que cubre una cuarta parte del país, experimentará al menos un día de calor extremo al año en 2053, con una temperatura percibida de más de 51 °C, según este informe.

Actualmente, este es el caso de solo unos 50 condados de Estados Unidos con unos 8 millones de habitantes. Pero en tres décadas, esto afectará a más de 1.000 condados, especialmente en los estados de Texas, Luisiana, Arkansas, Misuri, Illinois, Iowa, Indiana e incluso el sur de Wisconsin.

La temperatura percibida, o índice de temperatura, es lo que realmente siente el cuerpo humano cuando la humedad relativa se combina con la temperatura del aire. El Medio Oeste de Estados Unidos se vería particularmente afectado debido a su distancia del mar, aunque el calor extremo también golpeará a otras regiones más pequeñas en la Costa Este y en el sur de California.

El calor es el fenómeno meteorológico que más mata en Estados Unidos, superando a las inundaciones y los huracanes. Puede conducir a hospitalizaciones y complicaciones graves y es especialmente peligroso en lugares que no están acostumbrados a altas temperaturas, como el norte de Estados Unidos.

La First Street Foundation basa sus proyecciones en un escenario moderado de los expertos en clima de las Naciones Unidas (IPCC), en el que las emisiones de gases de efecto invernadero alcanzarán su punto máximo en la década de 2040 antes de disminuir.

Un grupo de mujeres se refresca sumergiendo sus pies en la fuente de Trafalgar Square, en el centro de Londres, el 18 de julio de 2022 mientras el país experimenta una ola de calor extremo (foto de Niklas HALLE'N / AFP)
El calor extremo afectará a más de 1.000 condados en tres décadas. - Foto: AFP

Más allá de estas temperaturas extremas, todo Estados Unidos se calentará, según el reporte. En todo el país, en promedio, se espera que los 7 días locales más calurosos hoy se conviertan en los 18 días más calurosos para 2053. El mayor cambio en las temperaturas locales es esperado en el condado de Miami-Dade, Florida.

El número de “días peligrosos”, definidos en el informe como días en que la temperatura percibida llega casi a los 38 °C, aumentará particularmente en el sur del país. Alrededor del Golfo de México, muchas regiones tienen actualmente unos 100 días al año a esta temperatura, pero se espera que tengan más de 120 en 2053.

Las olas de calor, que hacen que estos días de mucho calor sucedan sin interrupción, también se prolongarán: en 30 años, grandes regiones de Texas y Florida podrán experimentar hasta más de 70 días consecutivos de unos 38 °C. “Debemos prepararnos para lo inevitable. Las consecuencias van a ser terribles”, dijo Matthew Eby, fundador de First Street Foundation.

China altas temperaturas
Texas y Florida podrán experimentar hasta más de 70 días consecutivos de unos 38°C. - Foto: Getty Images

Portugal lucha para controlar un gran incendio en un parque natural

Unos 1.200 bomberos luchaban este miércoles contra un incendio de la Serra de Estrela, en el centro de Portugal, declarado controlado la semana pasada, pero que ha vuelto a brotar, avivado por el viento.

Los bomberos, apoyados por 340 vehículos y ocho medios aéreos, intentan “estabilizar el fuego en un perímetro de 160 kilómetros” antes del viernes, cuando se prevé un nuevo aumento de las temperaturas, explicó el comandante de protección civil, André Fernandes.

Las llamas dejaron 24 heridos, entre ellos tres graves, y 45 personas tuvieron que ser evacuadas de manera preventiva, según el último balance de la protección civil. En la zona de Calda da Rainha (centro) un bombero que trabajaba en la extinción de un incendio murió de una crisis cardíaca.

Este incendio, que ya es el más importante de este verano en Portugal, ha quemado 25.000 hectáreas, “cerca de 10.000″ desde el lunes, según las primeras estimaciones de las autoridades portuguesas.

“¡Es el caos!”, exclamó una habitante del pueblo de Orjais, al pie del parque natural de la Serra da Estrela, refiriéndose a este incendio iniciado el 6 de agosto. “El fuego llegaba por todas partes”, afirmó a AFPTV Fatima Cardoso, que vivió el martes momentos de angustia cuando las llamas se acercaron a su vivienda.

Portugal, que sufre una importante sequía desde principios de año, tuvo el mes de julio más cálido desde hace un siglo. En España, la ola de calor favoreció estas últimas semanas la propagación de incendios.

*Con información de la Agencia AFP.