Tendencias
Nicolas Maduro
Miami Herald reveló algunos de los temores del Gobierno Biden sobre eventual uso de detenidos estadounidenses para ejercer presión sobre el Gobierno Biden. (Foto AP/Vahid Salemi) - Foto: AP

estados unidos

EE. UU. teme que Venezuela aumente esfuerzos para atrapar estadounidenses como moneda de cambio

Una publicación del ‘Miami Herald’ reveló que, tras la liberación de dos estadounidenses en marzo, el régimen de Maduro habría adelantado la captura de dos extranjeros más para el “reabastecimiento de la reserva de prisioneros políticos de Maduro”.

Una publicación del Miami Herald, dada a conocer este 20 de julio, revela la denuncia por parte de funcionarios estadounidenses y miembros de la oposición venezolana sobre la aparente existencia de un plan por parte del Gobierno Maduro para coaccionar a su similar de Estados Unidos a suavizar aún más las sanciones impuestas a ese país, y así lograr la liberación del empresario colombiano, Alex Saab, señalado de testaferrato del líder del régimen venezolano.

Según recoge la publicación del referido medio estadounidense, la preocupación surgió luego de que, tras la reunión que sostuvo una delegación del Gobierno Biden, en el mes de marzo; encuentro en el que se acordó la liberación de dos estadounidenses detenidos; situación que se materializó, las fuerzas afectas al régimen de Maduro, realizaron una nueva detención de ciudadanos estadounidenses, acción que el Miami Herald califica como un reabastecimiento de la reserva de prisioneros políticos de Maduro”.

Estas acciones habrían sido tomadas, luego de que el Gobierno Maduro se diera cuenta de los resultados que había obtenido, con la presión ejercida a través de la tenencia de prisioneros; hecho que desde algunos sectores de los Estados Unidos temen que pueda volverse una constante, o que el régimen de Venezuela pueda adoptar la forma de chantaje.

Según la publicación, en lo corrido del año, ya serían tres los estadounidenses que habrían sido detenidos por Venezuela, apuntando incluso a que existirían dudas o prevención frente a la veracidad de las circunstancias en las que el régimen dice haberles detenido.

Con este nuevo número de capturas, según describe el Miami Herald, el número de estadounidenses detenidos habría sobrepasado los 10, pues refieren la existencia de otros ocho detenidos precedentes, entre los que se encuentran al menos cinco trabajadores de industrias petroleras, y veteranos de EE. UU., sobre los que las evidencias señalan que su detención fue arbitraria o injusta.

Incluso, dentro de los señalamientos presentados por el referido medio estadounidense, se ha señalado que algunas de las detenciones, habrían tenido fuera de territorio venezolano, refiriendo zonas de frontera con Colombia e islas del caribe.

Por lo anterior, el pasado 19 de julio, el Departamento de Estado introdujo un nuevo ítem o función de advertencia en sus boletines, sobre los países que no recomienda, a sus habitantes, visitar.

Dicho ítem estaría referido a aquellos países en los que se ha comprobado la existencia de detenciones injustas de nacionales estadounidenses, aspecto que refiere entonces recomendaciones para no visitar países como Venezuela, Rusia, Irán, Corea del Norte, China, y Birmania.

Según refieren miembros de la oposición venezolana, cuya identidad es reservada por el Miami Herald, se teme que el gobierno Maduro esté acusando, de forma premeditada, a varios extranjeros, de cargos de espionaje, con la excusa de detenerlos, y emplearlos como ‘moneda de canje’.

En ese sentido, según advierte el Miami Herald, la liberación de ciudadanos estadounidenses, ha sido una de las motivaciones por las que, recientemente, delegaciones de Estados Unidos han visitado Caracas con el objetivo de reunirse con funcionarios del régimen venezolano, causa a la que se suman los esfuerzos por convencer al gobierno Maduro de aceptar sentarse en una mesa de diálogo en México para encontrar una a la crisis que actualmente vive Venezuela, y que muchos han admitido, encontraría salida con la convocatoria a un escenario de elecciones libres y con garantías para los sectores de oposición.

No obstante, las intenciones de Estados Unidos no han tenido el éxito esperado, y mientras que la propuesta de la mesa de México es evadida en las conversaciones con Maduro, el tema ha virado hacia la liberación de estadounidenses allí capturados.

Dentro del listado de personas que se han pretendido liberar, según el Miami Herald, estaría el exmarine Matthew Heath, sobre quien informaciones recientes habrían afirmado que intentó acabar con su vida, al interior de una prisión del régimen Maduro.

La supuesta apuesta para recuperar a Saab

En la publicación, el diario refiere las declaraciones del analista Antonio de la Cruz, cercano a la oposición venezolana, quien afirmó que, en efecto, el régimen Maduro estaría buscando aprovechar la preocupación de sus autoridades por la seguridad de sus ciudadanos detenidos, para ‘aumentar su influencia’ y buscar recuperar a Saab, sobre quien advierte “es una de las principales prioridades de Maduro en sus conversaciones con la administración de Biden, dado el amplio conocimiento del empresario colombiano sobre los negocios ilícitos y secretos del régimen Maduro”.

De acuerdo con el Miami Herald, el rumor sobre el eventual escenario de intercambio de Saab por prisioneros estadounidenses se avivó después de un trino del exsecretario adjunto del Tesoro, Marshall Billingslea, quien señaló que “circulan rumores creíbles de que la Casa Blanca quiere cambiar a Alex Saab a Venezuela. Al reconocer su falso reclamo de ser diplomático, sabotearían el caso judicial en su contra”.

El referido exfuncionario es considerado como el ‘arquitecto’ de las sanciones norteamericanas al gobierno de Venezuela.

Sobre las personas estadounidenses que capturó Venezuela en el primer semestre del año, medios internacionales precisan que se trata de dos señalados de intentar ingresar de manera ilegal a Venezuela, siendo ellos, un abogado proveniente de California y un programador de computadoras oriundo de Texas.

En ese mismo sentido, se menciona al abogado Eyvin Hernández, de 44 años, y al programador Jerrel Kenemore, de 52, quienes habrían sido detenidos en el estado de Táchira.