Home

Mundo

Artículo

Desde 2021, cuando se encontró la primera momia, se han extendido las excavaciones que han revelado muchas más momias con esta característica
Desde 2021, cuando se encontró la primera momia con lengua de oro, se han extendido las excavaciones que han revelado muchas más momias con esta característica. - Foto: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto

mundo

Fueron encontradas más momias con lenguas de oro en Egipto

El gran hallazgo lo dio a conocer el Ministerio de Turismo y Antigüedades de ese país.

Egipto es un destino que atrae por toda la historia alrededor de sus pirámides y la cultura de la época, la cual se sigue estudiando de manera exhaustiva.

Precisamente una expedición que realiza excavaciones en el Quweisna, un yacimiento arqueológico en la zona central del Delta del Nilo, encontró momias con lenguas de oro y cuyos restos óseos están perfectamente conservados.

Todo empezó en 2021 con el hallazgo de las primeras momias con esta característica, pero con el pasar de los días, se han encontrado muchas más. El Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto dio a conocer la noticia de manera oficial por medio de sus redes sociales.

“La misión arqueológica egipcia, del Consejo Supremo de Antigüedades que trabaja en el antiguo cementerio de Quesna (Menoufia) ha conseguido poner al descubierto una ampliación de su antiguo cementerio: incluye tumbas arqueológicas de diferentes épocas y momias”, se lee en el perfil oficial de la cartera de ese país, confirmando que siguen apareciendo importantes hallazgos históricos en ese lugar, donde el más llamativo son las momias con la lengua de oro.

Según los arqueólogos es posible que estas curiosas lenguas de oro fueran usadas en un ritual funerario, ya que esos antepasados las usarían como objetos para comunicarse con Osiris, dios de la agricultura de la época.

Se cumplen 100 años del descubrimiento de la tumba del faraón egipcio Tutankamón

La apertura hace 100 años de la tumba del faraón egipcio Tutankamón, uno de los mayores descubrimientos arqueológicos de todos los tiempos, sigue rodeada de misterio.

En noviembre de 1922, después de seis temporadas de excavaciones infructuosas, el arqueólogo británico Howard Carter, su equipo egipcio y el rico mecenas Lord Carnarvon descubrieron una sepultura intacta en el Valle de los Reyes, cerca de Luxor en el Alto Egipto.

El tesoro funerario, repartido en las cinco habitaciones de la tumba, estaba intacto, con 4.500 objetos (muebles, joyas, estatuillas), muchos de ellos de oro macizo.

La tumba del joven faraón, que murió a los 19 años, aproximadamente en 1324 A.C., es el único mausoleo del antiguo Egipto que presenta un tesoro tan importante. Las tumbas de faraones y de personajes importantes descubiertas hasta entonces habían sido saqueadas a lo largo de los milenios.

Entre los objetos descubiertos figura una cama de madera chapada en oro, adornada con una cabeza de león, un carro o incluso una daga con mango de oro, forjado a partir del hierro de meteoritos según los investigadores.

El espectacular sarcófago de cuarcita roja albergaba tres ataúdes encajados entre sí, el último, 110 kg de oro macizo, contenía la momia de Tutankamón. Pero la pieza central del tesoro, convertido en uno de los objetos egipcios más reconocibles del mundo, es una máscara funeraria de oro de más de 10 kg incrustada de lapislázuli y otras piedras semipreciosas.

Las pruebas demostraron que el padre de Tutankamón era el faraón Akenatón, que reinó entre 1351 y 1334 A.C. Akenatón era el esposo de la legendaria reina Nefertiti. Sin embargo, ésta no es la madre de Tutankamón. La madre del joven faraón, cuya momia fue encontrada, sería la hermana de su padre.

El análisis genético mostró una consanguinidad entre los padres. A su vez, Tutankamón se habría casado con su media hermana, Ankhsenpaamon. El matrimonio entre hermano y hermana era común en el Egipto de los faraones. La pareja no tiene descendencia conocida, pero se descubrieron dos momias de bebés muertos al nacer en la tumba del joven rey.

Con información de AFP