Tendencias

Home

Mundo

Artículo

El secretario de Estado, Antony Blinken, habla sobre Afganistán durante una conferencia de prensa en el Departamento de Estado, el 25 de agosto de 2021, en Washington, DC. - Es posible que hasta 1.500 ciudadanos estadounidenses aún necesiten ser evacuados de Afganistán y los talibanes se han comprometido a permitir algunas salidas después de que las tropas estadounidenses se vayan el 31 de agosto, dijo Blinken. (Foto de Alex Brandon / POOL / AFP)
El secretario de Estado, Antony Blinken señaló que lo acontecido con el gasoducto Nord Stream puede ser el resultado de un ataque o algún tipo de sabotaje. - Foto: AFP

mundo

Gasoducto Nord Stream: Estados Unidos no descarta que la fuga sea el resultado de un “sabotaje”

Sismólogos de Suecia informaron que el lunes se registraron explosiones en la zona donde, ya este martes, se confirmaron fugas.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aseguró que, en caso de que las fugas registradas en el gasoducto Nord Stream sean consecuencia de un sabotaje, este hecho sería algo que “no beneficia a nadie”.

Varios líderes europeos le apuntaron a la posibilidad de que la infraestructura haya sido saboteada, e incluso, sismólogos de Suecia informaron de que el lunes se registraron explosiones en la zona donde, ya este martes, se confirmaron las fugas.

“Hay informes iniciales que indican que esto puede ser el resultado de un ataque o algún tipo de sabotaje, pero estos son informes iniciales y aún no lo hemos confirmado”, señaló por su parte Blinken, según recoge CNN.

Sin embargo, el máximo representante diplomático estadounidense considera que estas fugas no tendrán un “impacto significativo” en la “resiliencia energética de Europa”, en parte, gracias al trabajo conjunto que se lleva a cabo sobre la seguridad energética del viejo continente.

La empresa operadora del Nord Stream, Nord Stream AG, indicó durante la jornada de este martes que los daños sufridos por tres de los conductos a última hora del lunes “no tienen precedentes”, tras una fuga de gas en uno de los tramos del Nord Stream 2 y una pérdida de presión en el Nord Stream 1, sin que, por ahora, se conozcan las causas.

(Photo by OLIVIER DOULIERY / Pool / AFP)
Para el secretario de estado de Estados Unidos, en caso de ser un sabotaje, el daño al gasoducto "no beneficia a nadie”. - Foto: AFP

Durante la tarde del lunes, las autoridades danesas detectaron una fuga de gas en uno de los tramos del gasoducto Nord Stream 2 en la isla danesa de Bornholm. Horas después, el gasoducto submarino Nord Stream 1 detectó una caída de la presión del gas procedente de Rusia enviado hacia Alemania y que afecta a las dos líneas del conducto.

Las tres grandes fugas identificadas desde el lunes cerca de la isla danesa de Bornholm son visibles desde la superficie y causaron burbujeos de 200 metros hasta de un kilómetro de diámetro, anunció el ejército danés, en un comunicado acompañado por imágenes impresionantes.

El gasoducto Nord Stream 2 fue el primero en sufrir desperfectos el lunes y el martes estos afectaron también el trazado de Nord Stream 1, que trascurre casi en paralelo por el mar Báltico.

Dinamarca y Suecia confirmaron el martes en la mañana que los dos ductos de gas sufren filtraciones. El Instituto Sismológico Sueco informó a la AFP que dos explosiones submarinas fueron registradas antes del descubrimiento de tres fugas en los gasoductos Nord Stream.

La Red Nacional Sísmica de Suecia registró “dos liberaciones masivas de energía” poco antes y cerca del lugar de las filtraciones de gas en las costas de la isla danesa de Bornholm, indicó a la AFP Peter Schmidt, un sismólogo de la red nacional.

Nosotros lo interpretamos como proveniente, con una probabilidad muy grande, de algún tipo de detonación”, indicó Schmidt, que explicó que esas liberaciones de energía fueron “muy repentinas”.

Fuga de gas en Nord Stream 2 vista desde el interceptor danés F-16 en Bornholm. -Foto: Reuters. / Autor: RITZAU SCANPIX
Fuga de gas en Nord Stream 2 vista desde el interceptor danés F-16 en Bornholm. -Foto: Reuters. / Autor: RITZAU SCANPIX - Foto: Reuters

Objeto de tensiones geopolíticas en los últimos meses, estos dos gasoductos explotados por un consorcio dependiente del gigante ruso Gazprom no están operativos por la guerra de Ucrania, pero siguen llenos de gas.

Rusia señaló que estaba “extremadamente preocupada” por las fugas detectadas y añadió que no descarta “ninguna hipótesis”, incluido un sabotaje, indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Estas fugas se ubican frente a la isla danesa de Bornholm, una en la zona económica exclusiva de Dinamarca y la otra en la de Suecia. La primera ministra danesa, Mette Frederiksen, dijo que era “difícil imaginar que se trate de un accidente” y añadió que no se puede “excluir” un sabotaje.

Nord Stream, el consorcio que opera el gasoducto, señaló que por el momento no ha podido observar ni evaluar los daños, pero reconoció el carácter excepcional de la situación.

*Con información de AFP Y EP.

Noticias relacionadas