Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Ketanji Brown Jackson podría ser la primera mujer afroamericana en ser nombrada en la Corte Suprema de Estados Unidos
Ketanji Brown Jackson es la primera mujer afroamericana en ser nombrada en la Corte Suprema de Estados Unidos. - Foto: AP Photo/Alex Brandon

estados unidos

Ketanji Brown Jackson se convierte en la primera jueza afro de la Corte Suprema de EE. UU.

La candidata del presidente Joe Biden alcanzó los votos necesarios en el Senado de su país y ahora se convertirá en miembro de la máxima instancia judicial de Estados Unidos.

En medio de una decisión que ha sido calificada como histórica, este jueves (7 de abril) el Senado de Estados Unidos eligió a Ketanji Brown Jackson como la primera jueza negra de la Corte Suprema de su país, luego de que tras una apretada votación, se diera el respaldo a la mujer que fue candidata por el presidente Joe Biden.

En medio de aplausos, la Cámara Alta del Congreso de Estados Unidos conoció la noticia de la elección de la nueva jueza, luego de que se revelara el balance de la elección que terminó con 53 votos contra 47, confirmando la designación.

Con esta decisión, según destacan los medios internacionales, y la llegada de esta mujer a una de las nueve sillas de los máximos representantes de la Corte Suprema de Estados Unidos, “los hombres blancos dejarán de ser mayoría en el máximo tribunal por primera vez en 233 años”, afirmó la Agencia AFP.

Un día histórico para las mujeres afroamericanas

La jueza Ketanji Brown Jackson, quien fue ratificada este jueves como nueva miembro de la Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos, es una mujer afroamericana de 51 años que fue honrada por el presidente Joe Biden con la nominación a este cargo, en reconocimiento de su trayectoria.

Si bien Brown Jackson se convierte en el tercer miembro afro de la Corte en toda su historia, esta es la primera vez que el cargo lo ocupa una mujer de su raza, pues las otras dos personas que han sido designadas, han sido hombres.

Dentro de su recorrido, la nueva jueza de la Corte Suprema reconoce haber dado algunos pasos que la hacen diferente a la mayoría de quienes logran esta investidura, recordando que en su etapa como litigante, y durante un tiempo, ejerció como defensora pública de acusados que no contaban con los recursos para contratar un abogado.

En ese mismo sentido, en su recorrido también se ha exaltado su conocimiento y experiencia en el sistema penal de Estados Unidos, y en su paso como jueza, trabajó en contra del desconocimiento de la ley, siendo muy puntual en sus explicaciones a los condenados, según detallan medios internacionales.

Una situación legal con uno de sus familiares, más precisamente un tío, condenado a cadena perpetua a finales de los años 80, le hizo consciente del impacto de la ley sobre la vida de las personas.

La niñez de la ahora juez de la Corte Suprema de Estados Unidos, estuvo marcada por sus padres, uno de ellos abogado, y el otro director de escuela.

Durante sus años de secundaria, Brown se caracterizó por su gran destreza y elocuencia, siendo ganadora de múltiples concursos de ello.

Profesionalmente, se formó en Harvard, universidad en la que se graduó con altas notas.

Dentro de su recorrido profesional, se destaca su desempeño tanto en la escena pública como privada y su trabajo como asistente del juez progresista de la Corte Suprema Stephen Breyer, funcionario a quien, con la ratificación del Senado, fue elegido como su reemplazo, tras su retiro a los 83 años.

Según recogen medios internacionales, Brown Jackson se convirtió, por designación del entonces presidente Barack Obama, en jueza federal en Washington en 2013.

En el marco del desempeño de su labor, la juez fue reconocida por sus firmes decisiones, e incluso por haber contradicho al expresidente Trump, quien se oponía a la citación de uno de sus asesores a comparecer ante el Congreso.

En ese caso particular, la juez se hizo célebre gracias a su afirmación “los presidentes no son reyes”

En 2020, con la llegada de Biden a la Presidencia de EE. UU., la mujer fue nombrada como miembro de la Corte Federal de Apelaciones de Washington, y posteriormente propuesta para llegar a la Corte Suprema.

Pese a que en ese entonces la ratificación de Brown contó con el respaldo de algunos sectores republicanos, en esta ocasión la votación para la ratificación en la Corte tuvo algunos lunares, pues presentó la oposición de algunos senadores.

En ese sentido, varios parlamentarios republicanos expresaron críticas a Biden por presentar esta postulación e incluso el exaspirante presidencial Ted Cruz advirtió que las mujeres negras eran una minoría cercana al 6 %, con lo que el Gobierno le decía al 94 % restante ‘no me interesan’”, actitud que también recibió tachas dentro de su partido.

La elección estuvo enmarcada en tensiones partidistas, pues, según analistas, “un ataque frontal contra Jackson podría ser contraproducente a los republicanos a siete meses de las elecciones del Congreso de medio mandato”.

Republicanos intentaron poner barreras

Una de las barreras que se encontró en el camino Brown para su ratificación, estuvo por cuenta del senador Josh Hawley, un conservador de Misuri, quien en su momento advirtió que existía “un patrón alarmante en el manejo de Jackson de delincuentes sexuales, especialmente aquellos que se aprovechan de niños”.

Qué pasa en la Corte tras la designación de Brown Jackson

Sobre el particular, expertos citados por medios internacionales apuntan que la composición de la Corte seguirá estando inclinada al lado conservador, pues actualmente el peso se encuentra 6-3.

A través de sus redes sociales, el presidente Biden se manifestó honrado por la confirmación del Senado, y felicitó a la nueva jueza, advirtiendo que será “una funcionaria increíble”.

*Con información de la AFP.