Home

Mundo

Artículo

Coronavirus Rusia
La ausencia de camas de UCI ya es un problema en varias partes del mundo. - Foto: AP

mundo

La gripa aterra al mundo: subidas de contagios, aumento de restricciones, falta de camas y medicamentos para niños enfermos

Todo el planeta está más que preocupado por el aumento de casos de covid-19, resfriados y enfermedades respiratorias que ponen en vilo la salud de millones de personas. Las alarmas están encendidas.

Para muchos, las palabras pandemia, pico de contagios, ocupación de camas UCI y aumento de casos de enfermedad respiratoria eran términos ligados al pasado, ya que la gran mayoría de personas pensaba que todas estas crisis que había vivido el planeta eran cosas que se había sabido superar, sin embargo, todo parece estar volviendo de a poco.

El ejemplo más claro es lo que está ocurriendo en China, donde un repunte de casos de covid-19 junto a una agresiva estrategia de parte del gobierno han hecho que el país no haya podido vivir una nueva normalidad. Pero más allá de eso, los números son más que preocupantes, ya que durante toda la semana pasada se rompieron records de positivos, llegando hasta 55.000 en un sólo día.

En el país asíatico, las protestas contra las medidas sanitarias de testeos masivos y cuarentenas prolongadas en zonas específicas han colmado la paciencia de los ciudadanos que ven que todo el mundo parece haber dado un paso adelante desde hace rato, esto a casi tres años del inicio de la pandemia de covid-19 que paralizó al mundo. Pero la situación de China no es la única que levanta alarmas.

También en Asia, los contagios rompieron récords en Corea del Sur el pasado martes, superando los 60.000 infectados, mientras que Japón también parece inclinado hacia un nuevo pico de la pandemia teniendo un promedio de 100 mil positivos diarios durante la última semana, además de volver a más de 100 muertos diarios, algo que no se veía desde hacía varios meses. Aunque dicho sea, el covid-19, no es la única preocupación a nivel salud en el mundo.

Protestas
Los manifestantes organizan una manifestación para denunciar las continuas políticas de cero COVID del gobierno chino en Seúl, Corea del Sur. - Foto: AP

Estados Unidos, Canadá, Asia y Europa ya viven grandes problemas relacionados con los virus y los problemas respiratorios que de a pocos infectan a más gente en el mundo y se expande con preocupación. Pero los problemas más allá del alto número de infecciones está en la capacidad de colapso del sistema de salud ante el ingreso de una cantidad más que considerable de pacientes con complicaciones producto de los contagios.

Por ejemplo, en Norteamérica ya se vive una crisis por esos lados y el precio lo están pagando incluso los más pequeños. En Estados Unidos, el aumento de contagios de enfermedades respiratorias están afectando a los menores de edad en su gran mayoría al ser más susceptibles a este tipo de infecciones. En varios estados, se reporta que ya la capacidad de camas UCI están colapsadas y por cada persona que sale de una cama, hay tres más esperando esta. Además, que se registra una falta de medicamentos para los más jóvenes.

Los niños en Estados Unidos están pasando días y semanas en salas de emergencia que no están diseñadas para cuidados intensivos ni para un tratamiento a mediano plazo, como las UCI, que tanto se están necesitando en el país. El aumento de las infecciones ha afectado particularmente a Washington, Maryland y Virginia, que reportan la mayor incidencia de enfermedades similares a la influenza, que incluye el virus respiratorio sincitial que provoca la bronquiolitis, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

Sobre el virus respiratorio sincitial es algo con lo que Canadá venía luchando desde hace semanas para controlar el nivel de contagios en sus menores de edad. Sin embargo, las infecciones de este se estabilizaron en los últimos días, pero en contraste, los reportes de un aumento considerable en los casos positivos de influenza volvieron a prender las alarmas.

“En la actualidad, la influenza está mostrando un fuerte aumento en la actividad con la mayoría de los indicadores de vigilancia aumentando y con una tendencia por encima de los niveles esperados para esta época del año”, dijo la doctora Theresa Tham, directora de Salud Pública de Canadá. Según la funcionaria, el aumento de contagios podría deberse al levantamiento de medidas sanitarias de la pandemia.

Covid-19 / tapabocas/ población del mundo.
Una de las principales peticiones es que se reinstaure el uso obligatorio de tapabocas en el mundo. - Foto: AP

¿Tripledemia?

Con el aumento de casos de covid-19, la influenza, bronquiolitis, la preocupación de las autoridades de salud en el mundo no ha sido para menos y ya alertan por las consecuencias que pueden tener estas para la ciudadanía en todo el mundo y los riesgos que pueden enfrentar los países como los que ya se viven en Asia y Norteamérica.

“El aumento de solo una infección respiratoria es motivo de preocupación. Cuando dos o tres empiezan a afectar a una población de forma simultánea, esto debería ponernos a todos en alerta”, advirtió en un discurso la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, que definió la propagación de estas tres enfermedades como una “triple amenaza”.

Desde dicha organización internacional se ha pedido a los países que aún no sufren de dichos brotes, que tomen medidas para evitar pasar por una situación similar que los puedan llevar a un colapso del sistema sanitario. Se pide un aumento en la vacunación, vigilancia con los testeos positivos, uso de tapabocas en recintos cerrados y el distanciamiento social, más teniendo en cuenta las aglomeraciones de las fiestas de fin de año.

Los expertos en salud citados por la OPS cuentan que si se toman medidas a tiempo, el impacto puede ser mínimo, pero si no, se pueden volver a vivir crisis como las que se vivieron durante la pandemia de la covid-19 y además, podrían costarle la vida a miles de personas en todo el planeta por cuenta de un aumento de tres virus demasiado infecciosos y que al juntarse brotes de todos ellos, la situación puede llevar a una crisis de salubridad.

En cuanto al aumento de casos de influenza, la OPS afirma que no solo en Norteamérica las infecciones han ido al alza, sino que en América Latina ya empieza a preocupar. “También se observa un incremento de casos fuera de temporada en el Cono Sur, sobre todo en Argentina y Uruguay, lo que supone una tensión inesperada para los sistemas sanitarios”, señaló la asociación en un comunicado.

Los casos de covid-19 también han ido en aumento en la región y países como Brasil ya han vuelto a imponer el uso obligatorio del tapabocas en aeropuertos ante la subida de casos, por lo que toda la situación no es ajena a Sudamérica y aún hay tiempo para actuar antes que cualquier amenaza a la salud pública se convierta en una crisis mucho más difícil de tratar.