invasión a ucrania

Maduro afirma que las sanciones de la UE contra Rusia “son un suicidio económico para el mundo”

Según el mandatario venezolano, las sanciones impuestas traerán a la economía del mundo un efecto búmeran.


El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que las sanciones aplicadas por la Unión Europea a Rusia, tras su invasión a Ucrania, “son un suicidio económico para Estados Unidos, Europa y el mundo”.

Maduro señaló que esas medidas de castigo provocaron “la más grande inflación que se haya producido en los últimos cuarenta años” y agregó que esta situación es “producto del odio contra Rusia, producto de la irresponsabilidad de los líderes europeos”.

Según el mandatario venezolano, este y los demás paquetes de sanciones impuestas traerán a la economía del mundo un efecto búmeran.

“El petróleo se disparó hoy a 123 dólares el barril y va para arriba. La gasolina se disparó a más de 330 dólares el barril y va para arriba. Y con el petróleo, la gasolina y los alimentos se dispara la inflación, que nos afecta a todos los pueblos del mundo”, dijo el presidente de Venezuela.

Maduro consideró que esto que está sucediendo es “una locura lo que está haciendo la Unión Europea” y no dudó en aconsejar a sus líderes a “sentarse, reflexionar y rectificar esta locura de sanciones, porque las sanciones son contra los pueblos”.

Sexto paquete de sanciones

La Unión Europea (UE) logró este jueves derribar el último obstáculo que restaba para aprobar su sexto paquete de restricciones a Rusia, al retirar al jefe de la Iglesia ortodoxa rusa, el patriarca Kirill, de la lista de sancionados, como lo exigía Hungría.

Los documentos finales con los detalles del sexto paquete de sanciones deberán aún recibir el acuerdo escrito de los países del bloque para que puedan ser publicados en el diario oficial de la UE en la jornada del viernes.

“Hemos logrado que saquen de la lista al patriarca Kirill. Era una cuestión de principios para nosotros debido a nuestra defensa de la tolerancia religiosa”, aseguró en Facebook el ministro húngaro de Relaciones Exteriores, Peter Szijjarto.

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, saludó en Twitter que “otro fuerte paquete de sanciones fue acordado (...) contra [el presidente ruso Vladimir] Putin y el Kremlin”.

Este sexto paquete de sanciones de la UE contra Rusia es el más ambicioso hasta el momento y también el que más problemas generó a los negociadores y diplomáticos para hallar un consenso.

La propuesta original incluía un embargo total de las compras europeas de petróleo ruso, la ampliación de la lista de personas y entidades sancionadas, el veto a la circulación de tres redes rusas de TV en espacio de la UE y la remoción de bancos de la red Swift.

Después de agrias negociaciones que se arrastraron durante un mes, una cumbre de líderes europeos alcanzó el lunes un acuerdo político para adoptar un embargo al petróleo ruso que llega a la UE vía marítima.

Ese plan excluye por el momento al petróleo que llega por oleoductos, en un entendimiento cuidadosamente hilvanado para proteger a Hungría, que vetaba la totalidad del acuerdo por temor a los efectos sobre su seguridad energética.

Nuevo obstáculo

Sin embargo, cuando el miércoles los representantes permanentes del bloque se reunieron para pulir los documentos finales, Hungría recordó que aún restaba retirar a Kirill de la lista de individuos rusos sancionados, y con ello todo el paquete volvió a quedar en punto muerto.

Kirill, de 75 años, es considerado un apoyo fundamental de Putin, y por ello la Comisión Europea había propuesto que sea incluido en la lista de sancionados con veto para ingresar a Europea y el congelamiento de eventuales activos.

Después de nuevas y tensas conversaciones, los representantes de los países del bloque volvieron a reunirse de urgencia y accedieron a la exigencia húngara de retirar al líder religioso de la propuesta de sanciones.

De acuerdo con una fuente diplomática, hubo “alguna frustración y decepción” con la postura húngara, pero prevaleció la idea de que lo relevante era mantener la unidad y lograr la aprobación e implementación de las medidas.

Un diplomático apuntó que a raíz del nuevo acuerdo alcanzado este jueves “una persona ya no está en la lista de sancionados. Vemos buenas razones para que esté, pero un país del bloque tiene una visión diferente”.

De acuerdo con esa misma fuente, “por sobre todas las cosas estamos muy contentos de que hayamos alcanzado un acuerdo unánime sobre un paquete muy complejo”.

Otra fuente diplomática aseguró que la remoción del patriarca Kirill de la lista es “la única modificación” acordada a la propuesta original.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.