Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Esta foto del folleto publicada por el Comité de Investigación de Rusia el 21 de agosto de 2022 muestra a los investigadores trabajando en el lugar de la explosión de un automóvil conducido por Daria Dugina, hija de Alexader Dugin, un ideólogo ruso de línea dura cercano al presidente Vladimir Putin, en las afueras de Moscú. - Daria Dugina, nacida en 1992, murió cuando estalló una bomba colocada en su Toyota Land Cruiser mientras conducía por una carretera cerca del pueblo de Bolshie Vyzyomy, a unos 40 kilómetros (25 millas) de las afueras de Moscú el 20 de agosto de 2022, Rusia. dijo el Comité de Investigación en un comunicado. Según miembros de la familia citados por los medios rusos, Dugin, un partidario vocal de la ofensiva del Kremlin en Ucrania, fue el objetivo probable de la explosión ya que su hija tomó prestado su automóvil en el último minuto. (Photo by Handout/Comité de Investigación de Rusia/AFP) / RESTRINGIDO A USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO "FOTO AFP/Comité de Investigación de Rusia/handout" - SIN MARKETING SIN CAMPAÑAS PUBLICITARIAS - DISTRIBUIDO COMO SERVICIO A LOS CLIENTES
Esta foto del folleto publicada por el Comité de Investigación de Rusia el 21 de agosto de 2022 muestra a los investigadores trabajando en el lugar de la explosión de un automóvil conducido por Daria Dugina, hija de Alexader Dugin, un ideólogo ruso de línea dura cercano al presidente Vladimir Putin, en las afueras de Moscú. - Daria Dugina, nacida en 1992, murió cuando estalló una bomba colocada en su Toyota Land Cruiser mientras conducía por una carretera cerca del pueblo de Bolshie Vyzyomy, a unos 40 kilómetros (25 millas) de las afueras de Moscú el 20 de agosto de 2022, Rusia. dijo el Comité de Investigación en un comunicado. Según miembros de la familia citados por los medios rusos, Dugin, un partidario vocal de la ofensiva del Kremlin en Ucrania, fue el objetivo probable de la explosión ya que su hija tomó prestado su automóvil en el último minuto. (Photo by Handout/Comité de Investigación de Rusia/AFP) / RESTRINGIDO A USO EDITORIAL - CRÉDITO OBLIGATORIO "FOTO AFP/Comité de Investigación de Rusia/handout" - SIN MARKETING SIN CAMPAÑAS PUBLICITARIAS - DISTRIBUIDO COMO SERVICIO A LOS CLIENTES - Foto: AFP

rusia

Muerte de la hija del llamado ‘cerebro de Putin’ no habría sido un asesinato

Duguina, muerta el sábado en la explosión de un coche bomba, era hija del ultranacionalista Alexander Duguin, ardiente defensor de la invasión de Ucrania por las fuerzas rusas.

Las autoridades rusas acusaron inmediatamente a Ucrania del asesinato cerca de Moscú de Daria Duguina, hija de un conocido intelectual cercano al Kremlin, pero esa hipótesis, si bien posible, es considerada improbable por expertos en inteligencia occidentales.

Duguina, muerta el sábado en la explosión de un coche bomba, era hija del ultranacionalista Alexander Duguin, ardiente defensor de la invasión de Ucrania por las fuerzas rusas.

Kiev rechazó las acusaciones del servicio de inteligencia ruso, según el cual una agente ucraniana fue enviada para eliminar a la periodista de 29 años y después huyó a Estonia.

“¿Podríamos introducir 400 gramos de TNT en Rusia? En teoría, sí. ¿Podríamos poner una bomba? Sí”, asegura un responsable de alto rango de la inteligencia ucraniana a la AFP bajo condición de anonimato.

“Pero el verdadero asunto es, ¿con qué beneficio? Nadie en Ucrania sabe realmente quién es Duguin. ¿Quién tendría algo en contra de su hija? Matarla no tendría ningún sentido”, afirma la fuente.

Desde que Rusia se anexionara la península de Crimea en 2014, Ucrania ha tenido tiempo de desarrollar una red clandestina efectiva en Rusia en previsión de futuras tensiones, afirman los especialistas.

“Creo que desde marzo hay una estructura instalada en Rusia, una estructura logística y (...) operacional”, afirma Gérald Arboit, experto en inteligencia del Conservatorio Nacional de Artes y Oficios (CNAM).

Y aunque no descarta la implicación de Ucrania, que podría haberse producido con ayuda de grupos de oposición rusos, “para este tipo de ataques tienes que hacer un reconocimiento, seguir (al objetivo) y hacer venir a un equipo” que se encargue de poner la bomba. “Una persona sola no puede hacerlo todo”, recuerda este experto.

Posible pero contraproducente

Infiltrar a agentes ucranianos en Rusia también requeriría eludir a las agencias rusas de inteligencia, presumiblemente en alerta desde el inicio de la guerra.

“El asesinato de Duguina se produjo en Moscú, (un lugar) increíblemente difícil de penetrar para los servicios ucranianos”, considera Colin Clarke, director de investigación del Soufan Center de Nueva York.

Pese a ello, “creo que sería posible. Las fuerzas especiales de élite ucranianas (...) son capaces de llevar a cabo el ataque”, asevera.

Los asesinatos selectivos de objetivos rusos de alto perfil, en particular de una mujer joven, también serían contraproducentes para el presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, que confía en gran medida en la simpatía y la ayuda militar de los aliados occidentales.

“No veo la razón de tal operación para los ucranianos”, afirma Alexander Grinberg, analista del Instituto de Seguridad y Estrategia de Jerusalén. “Y no puedo imaginar a los estadounidenses o británicos permitiéndoles hacerlo”, agregó.

Los servicios de seguridad rusos acusan al servicio secreto ucraniano de estar detrás del atentado.
Los servicios de seguridad rusos acusan al servicio secreto ucraniano de estar detrás del atentado. - Foto: Twitter @PezAntonio

Clarke coincide en que si Ucrania quisiera asesinar a un ruso de alto perfil, Daria Duguina no sería su elección.

“Todavía sospecho que fue otra entidad, incluso que fuera un trabajo desde dentro”, dice.

Escepticismo

Los expertos también destacan que el asesinato de la hija de un partidario del presidente ruso Vladimir Putin, pero no necesariamente muy influyente, serviría a la causa del hombre fuerte del Kremlin, exacerbando una indignación popular que se traduzca en mayor apoyo a la guerra.

“No excluyo que Duguina fuera asesinada por los rusos para intensificar la guerra en Ucrania, potencialmente con armamento no convencional”, como bombas termobáricas, afirma una fuente de inteligencia francesa contactada por AFP.

En todo caso, las acusaciones rusas no tienen base, opina Alexandre Papaemmanuel, profesor del Instituto de Estudios Políticos de París (SciencePo) y experto en inteligencia, que desconfía de la rapidez con que se presentó la narrativa rusa.

“Generalmente, para un asesinato político, las investigaciones tardan mucho más en dar resultados”, señala, en relación a la teoría de la agente ucraniana.

Nathan Sales, consejero de inteligencia de Soufan Group, prefiere no elucubrar sobre este caso concreto, pero reconoce su “escepticismo” sobre la versión rusa.

“Sabemos que el régimen de Putin ha asesinado en el pasado a ciudadanos rusos en beneficio de su retorcida agenda política doméstica y exterior”, dice.

*Con información de AFP