perú

Nuevo traspiés para Pedro Castillo: renunció su ministro de Defensa

Este miércoles se conoció la carta de renuncia irrevocable presentada por el hasta hoy funcionario; José Gavidia, quien recientemente había sido foco de denuncias por parte de medios de comunicación.


Este miércoles, 17 de agosto de 2022, a través de las redes sociales, el ministro de Defensa de Perú, José Gavidia, hizo pública su carta de renuncia ‘irrevocable’, al cargo que ha venido desempeñando desde el pasado 2 de febrero.

En su carta de renuncia, el funcionario advierte que su decisión de salir del cargo responde a razones ‘estrictamente personales’, agradeciendo a su vez al presidente por la oportunidad y confianza depositada en él para servir a su país durante poco más de un año que lleva al frente del país el presidente Pedro Castillo Terrones.

“Seguiré sirviendo al país desde la trinchera que me toque”, manifestó el ahora exfuncionario, quien dio a conocer su carta de renuncia a través de las redes sociales, en una decisión que tomó por sorpresa a su país, y que según medios locales, se registra apenas pocos días después de que un fuera revelado, también por parte de la prensa, un presunto caso irregular, referido a la existencia de un millonario contrato suscrito por su esposa, María Amelia Valdivieso Arrascue, con el Ministerio de Producción; más precisamente con el viceministerio de Pesca.

Sobre dicho contrato, la denuncia conocida semana atrás, indicaba que Valdivieso Arrascue, había recibido el pago de 24.000 soles; 26.5 millones de pesos, por una asesoría legal que duró aproximadamente 70 días.

Aunque la renuncia del ministro de Defensa, no ha mencionado que los dos hechos estén relacionados, algunos medios locales han referido el hecho dentro del panorama actual de la salida del funcionario, quien, en su momento, también se había pronunciado sobre la denuncia, advirtiendo que él no tenía nada que ver en la adjudicación del contrato, afirmando a su vez que, su pareja, desde hace tiempo atrás tiene vínculos laborales con el Ministerio de Producción, e incluso, con ellos haría curso un proceso por presunto ‘despido arbitrario’.

En su carta de renuncia irrevocable, el ahora exministro Gavidia aprovechó para referirse al trabajo desarrollado al frente de la cartera de Defensa, agradeciendo la labor por parte de las distintas fuerzas como la Marina, la Fuerza Aérea, el Ejército, entre los que también se refirió a los correspondientes comandantes aunados en la llamada cúpula de las Fuerzas Armadas.

Dentro del legado, que el mismo exministro destacó de su paso por el Ministerio de Defensa, este resaltó el curso de un proyecto que busca ‘repotenciar’ las Fuerzas Armadas para 2050; modificación de la Ley de Pensiones del os miembros de las FF.AA.; dotación y renovación de algunas de las herramientas de la Patrulla Oceánica; múltiples proyectos de ingeniería militar al servicio de los ciudadanos; entre otros, los cuales recomendó que sean seguidos por quien llegue a ocupar el Ministerio.

Tras el anuncio de la renuncia de Gavidia, aún se desconoce la reacción por parte del presidente Pedro Castillo en Perú.

Este hecho se presenta en medio de una crisis institucional que ha marcado el paso por el poder de Pedro Castillo Terrones, un gobierno que ha estado marcado por los múltiples cambios ministeriales; lo cual no permite estabilidad en las instituciones, así como la salida de funcionarios; como el exministro del Interior Mariano González, que se retiraron por desacuerdos con la forma con la que el presidente ejerce su función, denunciando en su momento delicados escenarios de obstrucción a la justicia en casos de corrupción que comprometen a familiares y personas cercanas del gobernante.

En su momento, la renuncia; al parecer obligada, del ministro del Interior, también derivó en la salida del jefe de los cuerpos de inteligencia de Perú, quien se sumó a las denuncias hechas por González.

A la fecha, la Fiscalía de ese país, ya ha emprendido cerca de siete investigaciones preliminares en contra de Pedro Castillo, y recientemente, se llevó a cabo la captura de su cuñada, señalada de hacer parte de un entramado criminal, en el que también se presume estaría involucrado el presidente y su esposa Lilia Paredes.