Home

Mundo

Artículo

Matrimonio, imagen de referencia, Getty Images
Matrimonio, imagen de referencia, Getty Images - Foto: Getty Images

mundo

Pareja murió de coronavirus semanas antes de su matrimonio y fueron sepultados con sus vestidos de boda

Ninguno estaba vacunado contra la covid-19.

Tristeza en Estados Unidos tras la muerte por coronavirus de una pareja que en los próximos días iba a contraer matrimonio. Se trata de Norma Franco y Luis Suárez, quienes eran considerados “almas gemelas”, pero el mortal virus les arrebató el sueño de casarse en la ciudad de Chicago.

Medios estadounidenses que reportaron la noticia indicaron que la pareja, la cual no se encontraba vacunada contra la covid-19, fue sepultada con vestidos de boda y el anillo con el que sellarían su amor para siempre.

Aseguran que ambos querían celebrar su matrimonio días después del Día de Acción de Gracias (25 de noviembre), pero desafortunadamente ambos contrajeron el mortal virus y con el pasar de los días debieron ser hospitalizados por serias complicaciones de salud.

Ya en el hospital, Norma Franco y Luis Suárez fueron sometidos a soporte vital y murieron con una semana de diferencia.

La familia de la pareja indicó que hacía pública la historia con el objetivo de que las personas que aún se resisten a vacunarse contra el coronavirus se convenzan de hacerlo.

“La gente está preocupada por los efectos secundarios. Los efectos secundarios de perder un miembro de la familia son terribles, y eso es lo que sucede si no te vacunas”, dijo Ángel Santos, hijo del hombre fallecido, en el medio ABC 7 Chicago.

Entre tanto, Imelda Gambia, hijastra de Luis, indicó: “Se siente como una historia de Romeo y Julieta, de verdad. Estaban destinados a estar juntos y sucede algo trágico como esto”.

Se conoció que Suárez creció en Puerto Rico y Chicago, jugó béisbol y llegó al White Sox. Además, que la pareja hispana tenía más de diez años juntos.

Cabe recordar que a finales de septiembre murió por coronavirus en Reino Unido el magnate Alan Steel, quien además de ser considerado como un gurú de las finanzas personales, había causado polémica en medio de la pandemia por sus radicales posiciones en contra de las vacunas contra el virus que causa la covid-19, los tapabocas y las cuarentenas.

El hombre de 74 años, padre de dos hijos, llevaba batallando contra el coronavirus desde hacía aproximadamente un mes. Sin embargo, su estado de salud se fue empeorando y debió ser conectado a un respirador, pero su cuerpo no aguantó más y murió el pasado 22 de septiembre.

“Quizás te preguntes por qué he estado tan callado. Durante la mayor parte de las dos semanas, luché en una batalla perdida contra el covid (...). He estado con oxígeno en el hospital desde entonces. Pasando a cuidados intensivos hoy. Esta es una enfermedad desagradable. Cruzo los dedos y lo logro “, escribió Alan Steel en Twitter en días pasados.

Medios de Reino Unido indicaron en días pasados que Steel les decía a sus amigos que observaran videos sobre cómo “no es una pandemia de no vacunados” y constantemente compartía información falsa en las redes sociales sobre los supuestos peligros de la vacuna contra el coronavirus.

Por medio de un comunicado, Steven Forbes, gerente de Alan Steel Asset Management, lamentó la muerte del magnate. “Es con profunda tristeza que tengo que informarles que el fundador y dueño de la empresa, Alan Steel, ha fallecido. Como saben hace unas semanas contrajo el horrible virus que ha dominado nuestras vidas durante los últimos dieciocho meses, y a pesar de sus batallas contra grandes instituciones como Equitable Life, el regulador y las que le dieron mala reputación a nuestra industria, su última, contra un enemigo invisible, era uno que ni siquiera él podía ganar”.

Y agregó Steven Forbes en el comunicado: “Alan se aseguró de que todo siguiera como de costumbre cuando ya no estuviera y los 41 de esta rama de su familia continuaremos con su legado y mantendremos los cinco componentes clave del negocio que amaba; conocimiento, integridad, innovación, equidad y diversión. No me preocupo por el hecho de que la última será la más difícil de hacer al principio, pero Alan querría que sonriamos, así que haremos nuestro mejor esfuerzo”.