Home

Mundo

Artículo

Manuel López Obrador pidió al congreso de Perú dejar viajar a Pedro Castillo a México.
De izquierda a derecha: Andrés Manuel López Obrador y Pedro Castillo. - Foto: Collage Semana

mundo

Presidente Andrés Manuel López Obrador confirma que Pedro Castillo buscaba asilo en México

El expresidente peruano Pedro Castillo fue trasladado a una base policial en el este de Lima desde la Prefectura, donde permanecía detenido luego de ser destituido por su fallido intento de disolver el Parlamento.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, confirmó este jueves 8 de diciembre que ayer miércoles mantuvo comunicaciones con el hoy expresidente de Perú, Pedro Castillo, quien le avisó que se dirigía a la Embajada de México en Lima para pedir asilo.

Iba a solicitar el asilo y que si le abrían la puerta de la Embajada. Busqué a Marcelo Ebrard y le informé, y le dije que hablara con el embajador y que se abriera la puerta de la Embajada, con apego a nuestra tradición de asilo, pero al poco tiempo tomaron la Embajada con policías y también ciudadanos, y él creo que lo detuvieron de inmediato”, dijo López Obrador este jueves 8 de diciembre.

López Obrador también pidió que al hoy expresidente peruano, Pedro Castillo, le respeten sus derechos.

“Pedro Castillo fue víctima de acoso, de confrontación, no aceptaron sus adversarios, sobre todo las élites económicas y políticas de ese país, el que él gobernara, porque lo consideraban ‘serrano’. Una vez me comentó que cuando caminaba por Lima, había señoras que cuando pasaba hacían esto, se tapaban la nariz. Muy ofensivo. Nosotros hemos padecido de ese racismo que no se debe permitir”, agregó el mandatario de los mexicanos.

López Obrador culpa a “élites” peruanas de caída de Castillo

El presidente de México culpó este miércoles a las “élites” de Perú de haber propiciado la caída del mandatario izquierdista Pedro Castillo.

López Obrador lamentó que por “intereses de las élites económicas y políticas, desde el comienzo de la presidencia legítima de Pedro Castillo, se haya mantenido un ambiente de confrontación y hostilidad en su contra hasta llevarlo a tomar decisiones que le han servido a sus adversarios para consumar su destitución”.

Se refería a la decisión del exmandatario peruano, este miércoles, de disolver el Parlamento horas antes de que ese órgano controlado por la derecha se reuniera para debatir su salida.

Pedro Castillo, quien fue señalado de incapacidad moral por el Congreso para gobernar, se encuentra detenido en Perú por el presunto delito de rebelión.

Vale recordar que este miércoles, el ministro de Exteriores de México, Marcelo Ebrard, afirmó este miércoles que su país estaba dispuesto a darle asilo al destituido presidente de Perú.

“Si Pedro Castillo pide asilo a México, se lo damos, pero no lo ha solicitado”, dijo Ebrard en una entrevista para el programa Atando cabos de la emisora Radio Fórmula.

El jefe de la diplomacia mexicana en 2019 ofreció asilo político al expresidente boliviano Evo Morales. El exmandatario de Bolivia había presentado formalmente la solicitud al Gobierno mexicano días antes tras las denuncias de fraude electoral. Dos días después de su salida del país, Jeanine Áñez se autoproclamó presidenta.

Pedro Castillo, quien apenas duró 16 meses en el cargo, fue sustituido por la vicepresidenta del país, Dina Boluarte.

El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha sido uno de los más férreos defensores de Castillo, denunciando incluso, en su momento, que era víctima de una tentativa golpista.

“El presidente Castillo ganó elecciones democráticas, pero no lo dejan. Lleva poco tiempo y lo han estado hostigando”, afirmó recientemente.