Tendencias

Home

Mundo

Artículo

En imágenes : Más de 100 detenidos en protestas contra la movilización en toda Rusia
Policías rusos detienen a un hombre durante una manifestación no autorizada, después de que activistas de la oposición convocaran protestas callejeras contra la movilización de reservistas ordenada por el presidente Vladimir Putin, en Moscú, Rusia. - Foto: REUTERS

mundo

¿Qué les hacen a los rusos que se niegan a ir a la guerra?

Los hombres que tienen edad para ser parte de la reserva militar no tienen un momento fácil en Rusia actualmente.

Recientemente, el presidente Vladimir Putin firmó unas enmiendas que endurecen el castigo a quienes se nieguen a unirse a las fuerzas militares. El Kremlin decretó hace unos días una movilización especial, que implica el reclutamiento de 300.000 reservistas que se deben unir a la invasión a Ucrania.

En más de 30 ciudades rusas ha habido múltiples manifestaciones de quienes se niegan a ser reclutados. Más de 2.000 personas fueron detenidas el pasado sábado y especialmente en Moscú y San Petersburgo se vivieron duras protestas.

Los primeros reservistas que son llamados en esta movilización son los soldados de hasta 35 años y los suboficiales de hasta 45 años. Solamente habrá tres formas de evitar el reclutamiento, porque la edad no está en el rango, por un motivo de salud completamente justificado o por estar en la cárcel.

Además, el flujo de gente huyendo desde Rusia a otros países ha aumentado exponencialmente desde el anuncio, pues muchos prefieren escaparse, antes que participar en la guerra. Los tiquetes de avión a varios destinos se han agotado. Georgia es el único país que actualmente no cuenta con restricciones para la entrada de ciudadanos rusos.

La situación para los hombres rusos es cada vez más apremiante, considerando que buena parte del tráfico aéreo está suspendida desde la invasión, por las sanciones desde la Unión Europea. Varios países fronterizos como Finlandia o Polonia han limitado la entrada de rusos a su país como sanción por la invasión.

¿Qué penas enfrentan los rusos que no se enlisten o los desertores?

Desde que el Kremlin decretó la orden de movilización, el Parlamento y el Consejo de la Federación rusa determinaron que los rusos en edad militar obligatoria se podrían enfrentar a penas de prisión de hasta 10 años en caso de negarse a ir al combate.

Aquellos que se encuentren ya en combate y voluntariamente se entreguen al cautiverio ucraniano, como ha pasado ya en cientos de casos, pueden enfrentarse a penas de hasta 10 años de prisión.

El Kremlin aprobó que los ciudadanos de otros países que voluntariamente quieran enlistarse en el Ejército ruso tendrán fácil acceso a la ciudadanía rusa.

Zelenski les habla en ruso a los combatientes y reservistas

Por su parte, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, ha invitado a los reservistas rusos convocados a la movilización parcial, a negarse a enlistarse. El mensaje lo ha dado por televisión en idioma ruso, idioma que el mandatario habla perfectamente.

El presidente fue contundente al hablarles a los hombres rusos: “Ha llegado el momento clave para ti, ahora mismo se está decidiendo si tu vida terminará o no. Es mejor no tomar una carta de reclutamiento, que morir en una tierra extranjera como criminal de guerra”.

También ha invitado a los combatientes que ya están en el Ejército a entregarse al cautiverio ruso, es decir, estando en el territorio entregarse al Ejército local.

Zelenski se comprometió con ellos a respetar tres puntos: el buen trato en caso de captura, mantener en secreto las circunstancias de la captura, para que luego en Rusia no puedan saber si se entregaron o fue en contra de su voluntad y colaboración, en caso de que el combatiente no desee regresar a su país.

“Primero, serás tratado de manera civilizada, de acuerdo con todas las convenciones. En segundo lugar, nadie sabrá las circunstancias de tu entrega, nadie en Rusia sabrá que tu entrega fue voluntaria. Y tercero, si tienes miedo de regresar a Rusia y no deseas un intercambio, también encontraremos la manera de garantizarlo”.