mundo

¿Racismo asiático?: un hombre asiático de 70 años fue atacado brutalmente en California, EE. UU.

Fue acusado por cargos de agresión agravada que causó lesiones corporales graves, asalto con fuerza y abuso de ancianos.


La policía de San Francisco realizó un arresto en relación con el asalto de un excomisionado de la ciudad de 70 años y confirmó que están investigando si la víctima fue atacada porque es asiático.

Greg Chew, un antiguo residente de San Francisco que sirvió en varias comisiones de la ciudad, dijo que fue atacado aproximadamente a las 7:38 p. m. el 2 de agosto en Folsom Street y 3rd Street, no lejos de su casa en el área de South Market. Seis días después, el Departamento de Policía de San Francisco anunció el domingo que Derrick Yearby, residente de la ciudad, de 34 años, fue identificado como sospechoso y puesto bajo arresto.

Yearby fue transportado a la Cárcel del Condado de San Francisco, donde fue acusado por cargos de agresión agravada que causó lesiones corporales graves, asalto con fuerza y abuso de ancianos.

Sin embargo, hasta el momento, no está acusado de un delito de odio por el ataque. El sitio web de la oficina del alguacil enumera su fianza en $ 50,000.

asian hate pancarta
Hasta 200 personas salieron a las calles de San Francisco con manifestantes que pedían: detener el odio asiático, #stopasianhate. - Foto: Getty Images/iStockphoto

En una conferencia de prensa este domingo, la oficial de policía de San Francisco, Kathryn Winters, confirmó que los investigadores están analizando si el incidente tuvo motivos raciales, informó The San Francisco Chronicle.

“Afortunadamente, en este incidente hubo buenas fotos y videos. Los oficiales en este incidente pudieron localizar e identificar a este sospechoso con bastante rapidez. Así que algunos oficiales excelentes en el campo están haciendo un buen trabajo policial”, dijo Winters a los periodistas, según KGO-TV.

Chew, por su parte, le dijo a The Chronicle que le dejaron un ojo muy hinchado y una fractura en el hombro izquierdo por el ataque. Dijo que su agresor no dijo nada y no le robó, recordando cómo se desmayó al golpear el pavimento y luego revisó sus bolsillos, encontrando su billetera y teléfono celular todavía allí.

Un transeúnte llamó a la policía para pedir ayuda mientras que el hombre asiático lo asimilaba. “Ni siquiera sabía lo que pasó. Fue una experiencia surrealista”, dijo Chew al periódico

El Departamento de Policía de San Francisco dijo que los oficiales asignados a la Estación Sur respondieron a un informe de un asalto agravado el 2 de agosto, y la víctima de 70 años les dijo a los oficiales que había sido golpeado por un sospechoso desconocido y tirado al suelo, según un comunicado de prensa el domingo.

La víctima fue transportada a un hospital local con lesiones que no ponen en peligro su vida, dijo la policía, Luego, aproximadamente a las 11:28 a. m. del domingo, los oficiales de la estación Tenderloin observaron a un hombre en el área de 8th Street y Market Street que coincidía con la descripción del sospechoso.

Los oficiales detuvieron al sospechoso, quien fue identificado como Yearby. “Los oficiales desarrollaron una causa probable para arrestar a Yearby”, dijo el comunicado de prensa.

Hasta el momento se realizó el debido arresto, pero la investigación sobre el incidente aún sigue en curso, concluyó la policía.

Cabe recordar que hace poco hubo otro incidente que desató la indignación de la comunidad, aunque la policía de San Francisco aún no ha arrestado a ningún sospechoso. Se trató de una golpiza captada por la cámara, esta vez, hacia una mujer asiática de 70 años que estaba dentro de su complejo de viviendas para personas mayores.

Fox News Digital informó anteriormente que los sospechosos buscados son un niño negro de 11 años, una niña negra de 13 años, una niña negra de 14 años y un joven negro que acaba de cumplir 18 años.

The Chronicle informó que en respuesta al incidente del anciano asiático de 70 años, hasta 200 personas salieron a las calles de San Francisco con manifestantes que pedían detener el odio asiático, con letreros del famoso “#stopasianhate”.