guerra en ucrania

Rusia arremete contra Reino Unido y recomienda a sus ciudadanos no viajar a estos países

Desde allí anunciaron un nuevo paquete de medidas sancionatorias que incluyen incluso a la exesposa de Putin.


En el marco de la tensión que se vive actualmente por cuenta del conflicto bélico desatado en Ucrania tras la invasión rusa, desde el 24 de febrero, y las reacciones que ha suscitado dicha realidad en el mundo entero, impulsando a la imposición de medidas para excluir del Sistema Internacional a Rusia, el Gobierno ha anunciado una serie de políticas para responder a dichas sanciones.

Este viernes, 13 de mayo, el Gobierno encabezado por Vladimir Putin elevó un llamado a sus ciudadanos para que se abstengan de viajar al Reino Unido, advirtiendo que la posición que ha tomado ese país es vista como “extremadamente inamistosa”.

El llamado, expresado por el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, a través de un comunicado, advierte que el Kremlin comenzará a implementar una serie de medidas en ‘reciprocidad’ con las adelantadas por sus similares de Reino Unido, y toda Gran Bretaña en general.

Según explicó el diplomático, estas acciones buscan responder a la posición ‘inamistosa’ adoptada por el Gobierno de Londres, y que, en el mismo sentido de las medidas anunciadas para endurecer el proceso de visado, son la contracara de las medidas que a su vez impuso el Gobierno británico para regular el acceso de nacionales rusos a su país.

En su comunicado, Rusia advierte que este nuevo marco de condiciones para el acceso de británicos estará vigente mientras no se ‘normalice’ la situación.

En cuanto a las condiciones impuestas por los británicos para el acceso de rusos a su país, estas han sido denunciadas de forma masiva por los turistas, quienes han lamentado que ellos se tengan que ver afectados por confrontaciones que se libran en el alto nivel de sus gobiernos. Según los turistas rusos, la consecución del visado británico se ha complicado, a tal punto que se ha comenzado a considerar ‘imposible’.

Esta situación va en detrimento de la industria turística británica, en tanto la capital, Londres, es uno de los principales destinos de viaje de las personas consideradas ‘de élite’ en Rusia.

Los antecedentes de la decisión de Rusia

Además de lo ya expuesto en materia de visados, el anuncio del Kremlin llega después de que la ministra de Exteriores británica, Liz Truss, elevara un llamado especial en el seno del G7, abogando porque los países pertenecientes a este foro, puedan implementar un nuevo paquete de sanciones en contra de Rusia, a la vez que reforzar la ayuda militar (traducida en envío de armamento) a Ucrania.

Según la diplomática británica, el momento coyuntural exige que se deba mantener la presión que se ejerce sobre el régimen ruso.

El pronunciamiento de Truss se conoció en el marco de una encuentro de funcionarios de los países miembros del G7 en la ciudad de Wangels, ubicada en el norte de Alemania.

Precisamente, en el marco de dicho llamado, este viernes, a través de la misma funcionaria, Reino Unido anunció la imposición, por parte de su país, de un nuevo paquete de sanciones contra Rusia.

El anuncio, revelado por la ministra Truss a través de sus redes sociales, apunta, según la funcionaria, a afectar la “red turbia que sostiene el lujoso estilo de vida de Putin” y reprimir a aquellos que han instigado los ataques contra Ucrania.

En cuanto a la denominada ‘red turbia’, Reino Unido estaría haciendo alusión al círculo cercano del mandatario, compuesto por familiares y amigos de la infancia de Putin, así como de miembros de la denominada élite rusa: los oligarcas, quienes han sido beneficiarios de la estancia y permanencia del líder en el poder.

Por lo anterior, en este nuevo listado de personas que son objeto de sanciones, se han incluido a parientes muy cercanos del líder ruso, como sus hermanos, primos, e incluso a su exesposa, entre otras figuras del círculo próximo.

Con este nuevo paquete de sanciones, el número de personas naturales que son objeto de ellas ha ascendido a cerca de 1.000.

¿Las sanciones están afectando a Rusia?

En un pronunciamiento oficial conocido el pasado jueves, el presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió que las sanciones que le han impuesto a su país, que incluyen medidas económicas para bloquear el comercio exterior, han resultado más perjudiciales para el mundo de occidente que para la nación sancionada, advirtiendo que de ello se ha derivado una sensible alza en la inflación que sufren los Estados europeos, mientras que Rusia va en senda de controlar la propia.

Según el Kremlin, Rusia no se ha visto afectada ampliamente por las sanciones de occidente, en tanto que desde hace algunas décadas ha venido fortaleciendo su economía para evitar ser víctima del mundo interdependiente, logrando autonomía o autosuficiencia en mucho de los campos más vulnerables, mientras que el bloque europeo había caído en la rusodependencia de algunos de sus sectores, como por ejemplo el energético.

*Con información de AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania es de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.