Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Vladimir Putin
El presidente ruso, Vladimir Putin, habla durante las celebraciones que marcan la incorporación de las regiones de Ucrania para unirse a Rusia en la Plaza Roja con la Torre Spasskaya a la derecha, en Moscú, Rusia. - Foto: AP

ucrania

Rusia desafía a la comunidad internacional e incluye en la Constitución regiones anexadas de Ucrania

Donetsk y Lugansk conservarán su estatus de repúblicas, mientras que Zaporiyia y Jersón serán consideradas por Rusia como regiones.

La Constitución de Rusia ya incluye como sujetos a las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia después de que el presidente Vladimir Putin promulgase el miércoles los tratados de adhesión.

De acuerdo con la nueva carta magna, Donetsk y Lugansk conservarán su estatus de repúblicas, mientras que Zaporiyia y Jersón serán consideradas por Rusia como regiones, según recoge la agencia rusa de noticias TASS.

Las fronteras de Donetsk y Luganks serán aquellas vigentes en 2014, cuando Moscú reconoció su independencia, mientras que los límites territoriales de Jersón y Zaporiyia serán aquellos reconocidos hasta el momento en que Moscú confirmó su anexión.

Tanto Ucrania como la comunidad internacional rechazaron el anuncio de Putin e insistieron en que tanto la anexión como los referendos celebrados días antes en estas zonas ocupadas carecen de legitimidad bajo el Derecho Internacional.

De hecho, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, declaró el pasado martes “nulos y sin efecto” los tratados firmados el viernes por Putin para absorber dentro de Rusia a las citadas regiones.

Así quedó establecido en un decreto el “derecho soberano” de Ucrania sobre las cuatro regiones que reclama Rusia.

Ucrania recupera terreno en Jersón, región clave en el sur

De otra parte, Ucrania afirmó este jueves haber recuperado más de 400 km² en la región de Jersón, en el sur, en una semana, ante unas tropas rusas en aprietos que, sin embargo, aseguran que resisten.

Las tropas ucranianas están a la ofensiva en todos los frentes, desde principios de septiembre, y ya han recuperado una parte de Járkov, en el noreste, e importantes ejes logísticos como Izium, Kupiansk y Limán. En esta última localidad, en el este, las tropas de Moscú, casi rodeadas, estuvieron al límite de la catástrofe.

“Las Fuerzas Armadas de Ucrania han liberado más de 400 km² en la región de Jersón desde principios de octubre”, afirmó la portavoz del comando del Ejército del sur ucraniano, Natalia Gumeniuk.

El presidente Zelenski pidió a los dirigentes europeos reunidos en una cumbre en Praga que continúen con la ayuda militar en Kiev para que “los tanques rusos no avancen sobre Varsovia o sobre Praga”.

La contraofensiva ucraniana llega hasta Jersón y detuvo el referendo ruso. Foto: AFP
Ucrania afirmó este jueves haber recuperado más de 400 km² en la región de Jersón, en el sur, en una semana, ante unas tropas rusas en aprietos que, sin embargo, aseguran que resisten. Foto: AFP - Foto: AFP

“Hay que castigar al agresor”, dijo, siete meses después del inicio de la invasión rusa a Ucrania.

Desde el primero de octubre, las fuerzas de Kiev reivindican haber arrebatado 29 localidades a los rusos.

El Ejército de Moscú aseguró, por su lado, en su informe diario que “el enemigo fue rechazado de la línea de defensa de las tropas rusas” en esta misma región de Jersón.

Según el Ejército, las fuerzas ucranianas desplegaron cuatro batallones tácticos en el frente, es decir, varios cientos de hombres, e “intentó en varias ocasiones romper las defensas” rusas cerca de Dudchany, Sukhanove, Sadok y Bruskinskoe.

“Estamos mejor”

El presidente ruso, Vladimir Putin, que ve cómo su Ejército afronta estos reveses y que la movilización que impuso ha hecho huir a cientos de miles de rusos, aseguró que la situación militar iba a “estabilizarse”.

Unos días antes, el mandatario reivindicó la anexión de cuatro regiones de Ucrania, aunque Moscú no las controla completamente y en algunas zonas tiene problemas.

El portavoz de Putin, Dmitri Peskov, aseguró que los territorios perdidos serían “recuperados”. El mandatario había amenazado en septiembre con recurrir al arma nuclear.

En el terreno, los soldados ucranianos contactados por la AFP aseguraron que empiezan a ver “la luz al final del túnel”, gracias a los avances de estas últimas semanas, tras siete meses de una guerra extenuante.

“Ahora estamos mejor. Vemos su éxito y esto nos inspira. Si algunos pensaban que no íbamos lo suficientemente rápido, ¡ahora ya no es el caso!”, dijo Bogdan, de 29 años. En el frente, los bombardeos continuaban.

En Zaporiyia, una de las regiones meridionales anexionadas por Rusia, un ataque causó tres muertos y siete heridos.

Reporteros de la AFP pudieron ver dos edificios alcanzados por las bombas en el centro de la ciudad. En uno, a partir del primer piso, todo estaba derrumbado.

A unos cientos de metros de allí, se podía ver un cráter de varios metros de profundidad delante de otro inmueble de viviendas, con el techo y la mayoría de ventanas hechos añicos.

*Con información de Europa Press y la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.