mundo

Se confirman los primeros casos de la variante ómicron en Paraguay

Esta variante causa preocupación entre autoridades sanitarias debido a su elevada transmisibilidad.


Las autoridades sanitarias de Paraguay confirmaron este lunes tres casos de la variante ómicron del SARS-CoV-2 en ese país, todos ellos importados.

En concreto, se trata de paraguayos que se han contagiado durante viajes al extranjero, según ha precisado la directora interina de Vigilancia de la Salud de Paraguay, Sandra Irala. Son tres jóvenes que guardaron cuarentena después de volver de Cancún, en México.

Los tres están vacunados contra la covid-19, tienen una media de 18 años y provienen de Asunción y el departamento Central, según ha recogido el diario paraguayo ABC Color. Irala ha precisado que Salud Pública ya vigila los casos, así como los contactos estrechos de los pacientes infectados con ómicron.

Asimismo, ha aclarado que las autoridades no prevén la disposición de nuevas restricciones en Paraguay a pesar de la llegada de ómicron y las fiestas de fin de año.

Por su parte, la directa del Laboratorio Central, Carolina Aquino, ha revelado que existen 46 posibles casos de ómicron en Paraguay. “Se están analizando los casos y algunos probablemente sean contactos de los casos positivos”, ha indicado la directora del laboratorio, donde se lleva a cabo la secuenciación del genoma del virus.

La variante ómicron del SARS-CoV-2 se ha propagado ya a más de un centenar de países y causa preocupación entre las autoridades sanitarias debido a su elevada transmisibilidad.

La vacunación contra la covid-19 sigue siendo la mejor estrategia para combatir la pandemia, aseguró la Organización Mundial de la Salud (OMS). De acuerdo con su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, la “vasta mayoría” de las personas que murieron por esta enfermedad no se encontraban vacunadas, lo que demuestra que, aunque no es 100 % eficaz, vacunarse se ha convertido en el mejor “protocolo” para sobrevivir al nuevo coronavirus.

“Debemos tener muy claro que las vacunas se mantienen efectivas tanto contra la variante delta como la ómicron del coronavirus”, indicó Ghebreyesus en conversación con los medios de comunicación.

Asimismo, reiteró que “debe ser prioritario alcanzar 40 % de tasas de vacunación en todos los países lo antes posible, y que esa tasa alcance el 70 % antes de mediados de año”.

Sin embargo, el experto de la OMS también dijo estar en contra de seguir inyectando más y más dosis de refuerzo en los países con capacidades para adquirir estas vacunas. Para Tedros, lo realmente importante es poder desviar dichos biológicos a las naciones en las que el acceso a estos se ha hecho complicado por temas logísticos y económicos.

De acuerdo con el funcionario, actualmente una de cada cinco dosis inyectadas corresponde a un refuerzo, una estrategia que “podría prolongar la pandemia en lugar de ponerle fin”, ya que –según Ghebreyesus– para dar fin a la crisis sanitaria se necesita que la mayor parte del planeta esté vacunada, no que los inmunizados refuercen su esquema de vacunación.

“(2022) ha de ser el año en el que termine la pandemia de covid-19, pero también el comienzo de una nueva era de solidaridad”, añadió.

Por último, instó a todos los gobiernos del mundo a aprender de las lecciones adquiridas en 2021, demostrando que la solidaridad debe ser el valor a tener en cuenta el próximo año, para evitar que la apatía sea aliada del nuevo coronavirus en las muertes de personas en el mundo.

“El año 2021 nos dio muchas razones para tener esperanza, en forma de vacunas que indudablemente salvaron muchas vidas, pero por otra parte la desigualdad en el reparto de dosis costó también muchas vidas (…) La covid-19 continúa causando unas 50 mil muertes por semana y a medida que ómicron va convirtiéndose en la variante dominante tenemos que tomar precauciones extra”, concluyó.

*Con información de Europa Press.