Tendencias

Home

Mundo

Artículo

En medio de aplausos, la menor recibió el alta médica tras más de 60 días internada en la clínica.
En medio de aplausos, la menor recibió el alta médica tras más de 60 días internada en la clínica. - Foto: Twitter/ @UnivHealthSA

estados unidos

Tiroteo en Uvalde: Mayah Zamora, la última de los sobrevivientes en ser dada de alta del hospital

En medio de vítores y aplausos, tras 67 días de haber llegado en estado crítico al hospital, la menor de solo diez años fue dada de alta. Está totalmente recuperada.

Conmovedoras, así son las imágenes que se han conocido por medio de redes sociales del Hospital Universitario de San Antonio, Texas, en las que se muestran los momentos vividos el pasado 29 de julio, fecha en la que, en medio de una lluvia de aplausos, y a través de una calle de honor, salió del referido centro de salud Mayah Zamora, una niña de diez años sobreviviente de la matanza de Uvalde y quien se convirtió en la última de los heridos de la tragedia en ser dada de alta.

“¡Hoy fue un día feliz en el Hospital Universitario!”, sentenció la administración de la clínica en las redes sociales, destacando la valentía de la menor, tras un proceso de más de dos meses de recuperación, luego de que aquel fatídico día, hubiese tenido que ser internada tras arribar en estado crítico al centro asistencial.

Repartió rosas y se fue con estilo”, apunta la publicación de la clínica, en la que se muestra un video de la menor en medio de los especialistas que la atendieron durante semanas, le salvaron la vida, y le ayudaron a salir victoriosa de la difícil situación en la que, desafortunadamente, 19 de sus compañeros, y dos profesores, murieron por cuenta de los disparos propinados por un joven de 18 años, identificado como Salvador Ramos.

La menor abandonó el hospital, tras una permanencia de 67 días, en medio de enfermeros y médicos que vitoreaban al unísono su nombre, “Mayah, Mayah”, y que a su salida del centro asistencial calificaron de “heroína”, vaticinando un futuro exitoso.

Además del video, en sus redes sociales el Hospital también publicó una serie de fotos conmemorando el hecho, en las que se puede ver a la niña abandonando el hospital a bordo de una camioneta negra, y en brazos de sus agradecidos padres.

Según precisaron medios locales, durante su estancia en el Hospital Universitario de San Antonio la menor tuvo que ser sometida a diversas intervenciones quirúrgicas, debido a los daños físicos sufridos durante el tiroteo en la primaria Robb, las cuales pudieron ser financiadas gracias a una colecta virtual organizada por la familia de la menor en la plataforma GoFundMe, con la que lograron recaudar cerca de 100.000 dólares, gracias a la generosidad de cerca de 900 donantes.

De igual modo, Mayah y su familia recibieron la solidaridad de su comunidad, más precisamente de los miembros del equipo de softbol al que pertenece la menor, quienes, a finales del pasado mes de julio, también organizaron una actividad para recolectar fondos para subsanar los gastos médicos requeridos por la niña, realizando incluso una venta de limonada a la salida de una iglesia local.

Según precisaron medios locales, el grupo de jóvenes solidarios con la familia Zamora habría logrado recaudar algunos miles de dólares con su actividad, que también fueron destinados a los gastos de la recuperación de la niña, quien, además de las operaciones, requirió de un tratamiento psicológico para superar el trauma derivado de los difíciles momentos vividos al interior de la escuela.

Al momento de su salida del centro asistencial, Mayah aún permanecía con un brazo enyesado, como parte del tratamiento y recuperación que ha requerido tras las afectaciones derivadas del tiroteo.

Previo a la salida de Mayah, un mes atrás, el 29 de junio, medios locales también habían reportado que Celia “Sally” Martínez González, una mujer de 66 años, abuela de Salvador Ramos, el pistolero responsable de la masacre, había sido dada de alta.

Martínez había sido víctima de un ataque armado de parte de Ramos, la mañana previa al tiroteo de la primaria de Uvalde; situación que ocurrió justo cuando el joven intentaba huir de las autoridades tras ser informadas de que el hombre había propinado un tiro en la cara a su abuela cuando estaban en la residencia de esta.

Un sentido homenaje a las víctimas

En redes sociales también ha trascendido un sentido homenaje a las víctimas de la masacre de Uvalde, realizado por un artista que ‘retrató’ a los 19 niños y dos docentes que fallecieron producto del ataque, mediante una particular técnica, con cuadros elaborados con figuras del popular ‘armotodo’ Lego.

El autor del particular homenaje es un hombre identificado como Sean Kenney, quien compartió las imágenes de sus obras en honor a las víctimas en su cuenta oficial de Instagram, en la que también da cuenta de que, como parte de su homenaje, decidió regalar los respectivos retratos a los familiares de cada uno de los fallecidos.

El particular homenaje tuvo lugar a comienzo del mes de junio, y acompañando a cada una de las imágenes en las redes sociales, el autor realizó una pequeña reseña señalando quiénes eran cada una de las víctimas.