mundo

Turquía “no dirá sí”: la posición de Erdoğan sobre el ingreso de Finlandia y Suecia a la Otan

El presidente de Turquía mostró su inconformismo y señaló que no admitiría a aquellos países que han aplicado sanciones a su país.


Este lunes –16 de mayo– el presidente Recep Tayyip Erdoğan confirmó la oposición de Turquía al ingreso de la Otan de Finlandia y Suecia. El mandatario los acusó de no optar por una postura clara contra el “terrorismo”. En ese sentido, señaló que no diría que sí a su ingreso.

“No diremos ‘sí’ a aquellos (países) que aplican sanciones a Turquía para entrar en la organización de seguridad Otan”, dijo Erdoğan. La afirmación la hace luego de que Suecia, en 2019, suspendiera la venta de armas a Turquía por la operación militar turca en Siria.

Además, señaló que no lo convencerían de persuadirlo en su decisión, haciendo referencia a las intenciones que han demostrado los países por visitar Turquía. “Dicen que vendrán a Turquía el lunes. ¿Vendrán a persuadirnos? Que nos disculpen, pero que no se molesten”.

Cabe señalar que Finlandia anunció este 15 de mayo su intención de entrar en la Otan meses después del inicio de la invasión de Ucrania lanzada por Moscú. Este anuncio marca un contundente giro en la política de no alineamiento de Finlandia, sostenida durante más de 75 años.

El jefe de Estado y un comité de Política Exterior “decidieron conjuntamente que Finlandia va a pedir la membresía de la Otan”, anunció el presidente Sauli Niinistö, en una rueda de prensa conjunta con la primera ministra, Sanna Marin. “Es un día histórico. Se inicia una nueva era”, dijo el jefe de Estado.

Por su parte, Suecia aprobó este domingo la solicitud para unirse a la Otan, siguiendo los pasos de Finlandia.

“La dirección del Partido Socialdemócrata, reunida hoy, 15 de mayo de 2022, decidió que el partido trabajará para que Suecia solicite el ingreso en la Otan”, explicó la formación en un comunicado.

El texto explica que la solicitud está condicionada a que no se despliegue armamento nuclear ni bases permanentes en suelo sueco, indica el comunicado.

“Hoy el Partido Socialdemócrata sueco ha tomado la histórica decisión de decir sí a la candidatura a la alianza defensiva de la Otan. La invasión rusa de Ucrania ha empeorado la situación de la seguridad para Suecia y para Europa en su conjunto”, afirmó la ministra de Asuntos Exteriores sueca, Ann Linde, en un mensaje publicado en Twitter.

Pese a algunas objeciones expresadas por Turquía, los miembros de la Otan “van por buen camino” en las discusiones para dar luz verde a la entrada de Suecia y de Finlandia, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores de Croacia, Gordan Grlic-Radman. El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, se declaró confiado en resolver las preocupaciones de Turquía e insistió en que el país no se opone a las solicitudes de adhesión.

“Confío en que seremos capaces de encontrar un terreno común, un consenso sobre cómo avanzar en las cuestiones relativas a la adhesión”, dijo Stoltenberg a los periodistas durante una reunión de la Otan en Berlín.

“Estoy seguro de que alcanzaremos el consenso”, dijo, en referencia a Turquía, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken. En caso de una solicitud formal, Estados Unidos apoyaría “firmemente” la adhesión de estos dos países.

Luego de romper su neutralidad política en los años 1990 al final de la Guerra Fría, convirtiéndose en miembros de la Unión Europea, Suecia y Finlandia se acercan más al bloque occidental tras un vuelco en la opinión pública a raíz de la guerra en Ucrania.

Finlandia, con 1.300 kilómetros de frontera con Rusia, fue la primera en tomar la iniciativa y Suecia le sigue el ritmo temerosa de encontrarse como el único país a orillas del mar Báltico (a excepción de Rusia) fuera de la alianza liderada por Estados Unidos.

*Con información de la AFP y Europa Press.