mundo

Rusia suspenderá suministro de electricidad a Finlandia en medio de tensiones

Rusia ha advertido represalias contra el país nórdico a raíz de su acercamiento a la Otan.


Rusia suspenderá el sábado el suministro de electricidad a Finlandia, anunció este viernes la empresa importadora, en momentos de crecientes tensiones entre los dos países por el acercamiento del país nórdico a la Otan tras la invasión rusa de Ucrania.

Estamos forzados a suspender la importación de electricidad a partir del 14 de mayo”, indicó en un comunicado el operador RAO Nordic, filial del grupo estatal ruso InterRAO, con sede en Helsinki.

“RAO Nordic no tiene la capacidad de efectuar pagos por la electricidad importada de Rusia”, explicó. “Esta es una situación excepcional, sin precedentes en los 20 años de nuestra historia”, agregó el grupo, que espera que la situación se resuelva “pronto” y que el suministro se reanude.

Los máximos dirigentes de Finlandia anunciaron el jueves su intención de presentar rápidamente la candidatura del país a la Otan, marcando un giro radical en la política de neutralidad vigente desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

El Kremlin advirtió de inmediato que un ingreso de Finlandia a la Otan sería “sin duda” una amenaza para Rusia. Los dos países tienen una frontera común de 1.300 km.

Suecia también tiene la intención de iniciar gestiones para incorporarse a la alianza militar transatlántica liderada por Estados Unidos.

Esas iniciativas se dan en el marco de un fuerte aumento de preocupaciones por la seguridad regional debido a la operación militar rusa en Ucrania, lanzada el 24 de febrero por orden del presidente Vladimir Putin.

Los acercamientos de Finlandia a la Otan no han sido bien vistos desde Rusia.
Los acercamientos de Finlandia a la Otan no han sido bien vistos desde Rusia. - Foto: NurPhoto via Getty Images

Amenaza de represalias

El Ministerio de Exteriores de Rusia amenazó el jueves 12 de mayo a Finlandia con “represalias de carácter militar-técnico y de otro tipo” si se une a la Otan, después de que las autoridades finlandesas hayan anunciado su apoyo a esta posibilidad.

En un comunicado, la cartera de Exteriores rusa ha insistido en que la adhesión de Finlandia a la Alianza “causará graves daños a las relaciones bilaterales”, por lo que Moscú afirmó que “se verá obligada” a tomar “represalias” para “detener las amenazas de seguridad a su territorio que se presenten al respecto”.

Rusia hizo hincapié en que ha dicho “repetidamente” que la elección de las formas de garantizar su seguridad nacional depende de las autoridades y el pueblo de Finlandia, pero insiste en que “Helsinki debe ser consciente de la responsabilidad y las consecuencias de tal paso”.

Ingresar en la Otan también será una violación directa de las obligaciones legales internacionales de Finlandia, principalmente el Tratado de Paz de París de 1947, que establece la obligación de las partes de no entrar en alianzas ni participar en coaliciones contra uno de ellos”, advirtió también.

En esta línea, según informó la agencia de noticias rusa Interfax, mencionó el Tratado de 1992 entre Rusia y Finlandia, que establece que las partes se abstendrán de la amenaza o el uso de la fuerza contra la integridad territorial o la independencia política de la otra parte.

Sin embargo, dada la indiferencia actual de Occidente hacia el Derecho Internacional, tal comportamiento se ha convertido en la norma”, lamentó, enfatizando en que Rusia pretende responder “de acuerdo con la situación”.

Asimismo, destacó que “durante décadas, la política de no alineación militar sirvió como base para la estabilidad en la región del norte de Europa, proporcionó un nivel confiable de seguridad para el Estado finlandés, fue una base sólida para construir una cooperación y asociaciones mutuamente beneficiosas”, entre ambos países, “en las que el papel del factor militar quedó reducido a cero”.

“Ni las garantías de Rusia sobre la ausencia de intenciones hostiles hacia Finlandia, ni la larga historia de buena vecindad y cooperación —mutuamente beneficiosa entre nuestros países—, convencieron a Helsinki de las ventajas de mantener una política de no alineación militar”, lamentó el Ministerio de Exteriores ruso.

Así, se ha mostrado “convencido” de que el objetivo de la Otan, “cuyos países miembros convencieron enérgicamente a la parte finlandesa de que no hay alternativa a la adhesión a la Alianza”, está “claro” y es “continuar expandiéndose hacia las fronteras de Rusia para crear otro flanco para una amenaza militar” en Rusia.

*Con información de AFP y Europa Press.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.