Home

Mundo

Artículo

Alumnos visitan un refugio antibombas durante un entrenamiento sobre el inicio del nuevo año escolar en Odessa el 1 de septiembre de 2022. (Foto de OLEKSANDR GIMANOV / AFP)
Alumnos visitan un refugio antibombas durante un entrenamiento sobre el inicio del nuevo año escolar en Odessa el 1 de septiembre de 2022. - Foto: AFP

ucrania

Ucrania construye búnkeres para el regreso de estudiantes a las escuelas

Las aulas normales aún tienen las mochilas abandonadas desde el 23 de febrero, cuando las campanas de la escuela fueron sustituidas por las sirenas de los bombardeos.

En medio de la invasión de Rusia a su territorio, Ucrania se prepara para el retorno de los estudiantes a las aulas de clase y lo hace con la construcción de unos sistemas de protección en los que participan los propios directivos de los establecimientos.

Es el caso del director de una escuela de Kiev, Mijailo Aliokhin, quien cinco metros debajo de un aula, termina de preparar el búnker donde los alumnos pasarán gran parte del tiempo en el reinicio del año escolar.

Las aulas normales aún tienen las mochilas abandonadas desde el 23 de febrero, último día de clases antes de la invasión rusa, cuando las campanas de la escuela fueron sustituidas por las sirenas de los bombardeos.

Abajo no hay ventanas. Arriba quedaron los pupitres, tableros, libros coloridos y globos. Este era un vestuario, pero con los bombardeos que aún amenazan a la capital, ahora sirve de refugio.

“Apenas suena la sirena de alarma, el personal trae a los niños al sótano sin importar la actividad del momento”, dijo Aliokhin a AFP. “En la medida de lo posible seguirán con su tarea de manera relajada”, agrega.

Pese a las condiciones austeras, espera que un tercio de los 460 alumnos con edades de seis a 16 años, regresen a la escuela este jueves.

Aprender a adaptarse

De acuerdo con las cifras oficiales, en 2021 había 4,2 millones de escolares en Ucrania.

Pero la invasión rusa hizo que, entre febrero y junio de 2022, más de dos millones de niños dejaran el país y tres millones se desplazaran internamente, según Unicef.

Mientras tanto, en Kiev, ahora lejos de los combates en el este y sur de Ucrania, 132.000 alumnos se regresaron a clase este jueves, según el alcalde Vitali Klitschko.

En la escuela privada de Aliokhin, que AFP decidió no identificar, el personal preparó dos escenarios antes de la jornada inicial.

Alumnos de tercer grado asisten a la primera lección del nuevo año escolar en la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania, el 1 de septiembre de 2022. - Las autoridades ucranianas dijeron que 2.199 instituciones educativas habían resultado dañadas como resultado de bombardeos y bombardeos, 225 de ellas completamente dañadas. destruido. La mitad de las 23.000 escuelas encuestadas por el Ministerio de Educación, alrededor del 51 por ciento, están equipadas con las instalaciones de búnker necesarias para comenzar las clases fuera de línea. (Foto de YURIY DYACHYSHYN / AFP)
Alumnos de tercer grado asisten a la primera lección del nuevo año escolar en la ciudad de Lviv, en el oeste de Ucrania. (Foto de YURIY DYACHYSHYN / AFP) - Foto: AFP

El primero es el programa normal de estudios en las aulas, a diez metros de la entrada al refugio.

El segundo bajo tierra en caso de que suenen las sirenas de ataque aéreo, como ocurre la mayoría de los días.

“No es imposible que nuestro enemigo, a quien le gustan las fechas simbólicas, se aproveche de este día”, señaló Aliokhin, de 26 años.

Independiente de que haya o no misiles, los educadores celebrarán una fiesta abajo “para mostrar a los niños que es un sitio seguro donde ciertamente pasarán mucho tiempo este año”.

El búnker tendrá alimento y agua para 48 horas y habrá personal médico y psicólogos disponibles a toda hora.

“Yo nunca hubiera imaginado esto, pero aquí estamos (...) en esta nueva realidad”, comenta Aliokhin.

Misha Korolev, de 6 años, junto a su madre Anna Korolev, refugiados de Kharkiv, la segunda ciudad de Ucrania, asisten a una lección en línea durante el primer día de clases en Poltava el 1 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania. - Las autoridades ucranianas dijeron que 2.199 instituciones educativas habían resultado dañadas como resultado de bombardeos y bombardeos, con 225 de ellas completamente destruidas. La mitad de las 23.000 escuelas encuestadas por el Ministerio de Educación, alrededor del 51 por ciento, están equipadas con las instalaciones de búnker necesarias para comenzar las clases fuera de línea. (Foto de Igor Tkachov / AFP)
Misha Korolev, de 6 años, junto a su madre Anna Korolev, refugiados de Kharkiv, la segunda ciudad de Ucrania, asisten a una lección en línea durante el primer día de clases en Poltava. (Foto de Igor Tkachov / AFP) - Foto: AFP

Ansioso por aprender

La mitad de las 23.000 escuelas de Ucrania consultadas por el ministerio de Educación tienen un búnker equipado para dar clases presenciales. Las que no lo tienen solo darán clases en línea.

El sobrio escenario no parece aplacar el entusiasmo por el nuevo año escolar.

“Yo vivo al lado de mi escuela, estaré más seguro allí porque bajaremos al refugio de manera organizada”, explicó Polina, de 16 años, en compañía de sus amigos en un café de Kiev.

Nina Solovey, profesora de lengua y literatura ucraniana, se sienta en un aula vacía y enseña a los niños en línea durante el primer día de clases en Poltava el 1 de septiembre de 2022, en medio de la invasión rusa de Ucrania. - Las autoridades ucranianas dijeron que 2.199 instituciones educativas habían resultado dañadas como resultado de bombardeos y bombardeos, con 225 de ellas completamente destruidas. La mitad de las 23.000 escuelas encuestadas por el Ministerio de Educación, alrededor del 51 por ciento, están equipadas con las instalaciones de búnker necesarias para comenzar las clases fuera de línea. (Foto de Igor Tkachov / AFP)
Nina Solovey, profesora de lengua y literatura ucraniana, se sienta en un aula vacía y enseña a los niños en línea durante el primer día de clases en Poltava. (Foto de Igor Tkachov / AFP) - Foto: AFP

“La verdad es que queremos vivir plenamente nuestras vidas después de dos años de covid y seis meses de guerra”, afirmó tras señalar que “no tenemos miedo, ya hemos vivido suficiente. Nuestra generación ha decidido vivir en el momento presente”.

La decisión quizás sea más difícil para los padres. Según el ombudsman ucraniano para la educación, Sergiy Gorbachov, la mayoría de los padres se oponen a la educación presencial por temor de los bombardeos.

Según el ministerio de Educación, 2.135 escuelas han sido dañadas desde el 24 de febrero, cuando se inició la invasión de Rusia.

“Regiones cercanas al frente funcionarán totalmente en línea (de manera virrual). Lo presencial no es posible allí”, indicó Gorbachov.

Sin embargo, Youlia Shatravenko-Sokolovych, en Kiev, decidió que su hija Myroslava irá a clases presenciales el jueves.

“Por supuesto que tenemos miedo, pero no puedo privar a mi hija de la socialización”, señaló, luego de indicar que “confío en el ejército ucraniano que nos defiende”.

“El hecho de estar de vuelta a una vida más o menos normal me da esperanza”, puntualizó.

*Con información AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.