Home

Mundo

Artículo

Las fuerzas especiales de la policía alemana detienen a Heinrich XIII Prinz Reuss después de registrar una casa en Frankfurt. El sospechoso es culpado de pertener a un grupo de extrema derecha que pretendía atacar el Parlamento alemán
Las fuerzas especiales de la policía alemana detienen a Heinrich XIII Prinz Reuss después de registrar una casa en Frankfurt. El sospechoso es culpado de pertener a un grupo de extrema derecha que pretendía atacar el Parlamento alemán - Foto: Boris Roessler / dpa / AFP

mundo

Un célebre chef entre los sospechosos del complot golpista de extrema derecha en Alemania

Este viernes han aumentado a 54 la cantidad de sospechosos del intento de golpe, entre ellos se encuentran algunas personas reconocidas.

El pasado 7 de diciembre el mundo se sorprendió con la noticia de la detención de 25 personas acusadas de un intento de golpe de Estado en Alemania. Se trataba de un grupo de ciudadanos de extrema derecha que conspiraban para derrocar al gobierno y formar uno nuevo.

Uno de ellos resultó ser Frank Heppner, un cocinero estrella de la ciudad de Munich, al sur del país. Heppner fue arrestado en un hotel de cinco estrellas, en una estación de esquí austriaca, Kitzbühel, donde trabajaba.

De acuerdo con el diario británico The Guardian, Heppner era presuntamente miembro del personal de mando del brazo militar del grupo terrorista. Era responsable de reclutar nuevos miembros, de obtener armas y otros equipos. También estuvo al frente de la construcción de un sistema de comunicación y tecnología para el grupo, y de la administración del restaurante que habría proporcionado comida a los miembros del llamado Nuevo Ejército Alemán.

Entre otras personas arrestadas también se encontró a Michael Fritsch, un exoficial de policía, quien en algún momento de su vida profesional tuvo como misión proteger a las comunidades judías de ataques terroristas. Este antiguo policía fue arrestado en la ciudad de Hannover, junto con su esposa.

Operación policial

La operación policial nacional contra el extremismo de derecha implicó la participación de más de 3.000 policías, que acudieron a más de 150 direcciones en toda Alemania, e incluso Austria e Italia, y realizaron 25 arrestos, el primer día. Este viernes, la cantidad de sospechosos aumentó a 54 y se espera que se realicen más arrestos, de acuerdo con el diario británico The Guardian.

El informe de la Fiscalía sobre los hechos explicaba que los ciudadanos fueron arrestados por “haber hecho preparativos concretos para entrar violentamente en el Bundestag, la cámara baja del Parlamento, con un pequeño grupo armado”.

De acuerdo con la Oficina Federal de la Policía Criminal, se han encontrado rifles y municiones en los lugares que fueron allanados.

¿Qué organizaciones están detrás de los hechos?

De acuerdo con información publicada por la BBC, el grupo de ciudadanos coincide en que niega la legitimidad de los representantes elegidos democráticamente, y siguen tendencias conspirativas de varios niveles. De acuerdo con la Fiscalía, las personas detenidas “siguen un conglomerado de mitos conspirativos compuesto por narraciones de la llamada Reichsbürger y la ideología QAnon”.

La ministra del interior alemana afirmó “Las investigaciones nos permiten vislumbrar el abismo de una amenaza terrorista procedente del entorno de los Reichsbürger”, y dijo que La asociación está “impulsada por fantasías de derrocamiento violento e ideologías conspirativas”.

Los Reichbürger: los miembros de este movimiento, que durante años han sido motivo de burlas entre mucha gente, niegan la existencia de la República Federal alemana posterior a la Segunda Guerra Mundial.

De acuerdo con el medio alemán Deutsche Welle, quienes pertenecen al Reichbürger consideran que el Estado alemán es una construcción administrativa, ocupada por las potencias occidentales de la posguerra, es decir; Estados Unidos, Reino Unido y Francia. Para ellos, las fronteras que tenía Alemania en el año 1937, cuando se hablaba del imperio alemán, aún existen.

Estas personas se niegan a pagar impuestos y no reconocen los documentos de identidad expedidos en Alemania, tienen sus propios pasaportes y licencias de conducción.

Los Querdenken: se trata de un grupo de ciudadanos que reúne a gente de distintos pensamientos, esotéricos, nacionalistas o extremistas políticos y conspiranoicos contra el nuevo orden mundial, cuando se habla de Querdenken, hace referencia a tener un “pensamiento lateral”.

Una de sus principales banderas ha sido la de la conspiración respecto a las vacunas. De acuerdo con sus manifestantes, que organizaron diversas protestas durante la pandemia, las vacunas contra el Covid alteran el ADN y el uso de mascarillas producía daños irreversibles en la salud.