mundo

Unión Europea propone una ayuda financiera de 1.000 millones de euros para Ucrania

Con los recursos se busca que el país pueda atender a sus “necesidades financieras inmediatas”.


La Comisión Europea propuso este viernes una asistencia macrofinanciera de 1.000 millones de euros para Ucrania con el objetivo de atender a sus “necesidades financieras inmediatas” tras la invasión rusa del país, que se añadiría a los 1.200 millones en préstamos de emergencia concedidos durante el primer semestre.

La jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von de Leyen, planteó el pasado mayo que la ayuda llegara a los 9.000 millones de euros, algo que entonces los jefes de Estado y de Gobierno europeos avalaron al encargarle una propuesta más detallada, aunque tal iniciativa no se ha materializado por el momento.

En el caso de los 1.000 millones que plantea de momento Bruselas, los fondos tendrán la forma de préstamos a largo plazo en condiciones favorables para respaldar la estabilidad y resiliencia macroeconómica del país pese a la invasión rusa.

Para ello, la Comisión tomará prestados fondos en los mercados internacionales de capital y transferirá los ingresos en las mismas condiciones a Ucrania. Este préstamo a Ucrania estará respaldado en un 70 por ciento del valor por importes reservados con cargo al presupuesto de la UE, según ha indicado la institución comunitaria.

Bruselas necesita primero el visto bueno del Parlamento Europeo y del Consejo antes de poder firmar con Ucrania el Memorando de Entendimiento (MoU) y el acuerdo de préstamos para fijar los objetivos y reformas a las que estarán sujetas las ayudas y proceder al desembolso de fondos.

El Pentágono confirma otros 770 millones de euros en ayuda militar a Ucrania

El Pentágono de Estados Unidos confirmó este viernes otros 820 millones de dólares (unos 770 millones de euros) en ayuda militar a Ucrania, tal y como adelantó un día antes el presidente, Joe Biden, antes de abandonar la cumbre de la OTAN celebrada esta semana en Madrid.

El Departamento de Defensa, a través de su secretario de prensa, Todd Breasseale, ha detallado que de esa nueva cantidad, hay 50 millones de dólares (47 millones de euros) de los fondos presidenciales, lo que permite al Pentágono enviar armas a Ucrania de sus propias reservas.

Se trata de la decimocuarta vez que, desde agosto de 2021, que la Administración Biden autoriza tomar material y equipos militares del propio Departamento de Defensa para Ucrania. En esta ocasión, el paquete incluye munición para los sistemas de cohetes de lanzamiento múltiple (HIMARS)

Los restantes 770 millones de dólares (unos 740 millones de euros) proceden de la Iniciativa de Asistencia de Seguridad de Ucrania (USAI), país al que se dotará esta vez con dos sistemas avanzados de misiles tierra aire (NASAMS), hasta 150.000 cartuchos de munición de artillería de 155 milímetros; y cuatro radares contra artillería.

Con la USAI, el Gobierno de Estados Unidos tiene el aval de gastar dinero de sus contribuyentes para ayudar a hacer la guerra a Ucrania a través de la industria militar, en vez de retirar los equipos de sus propias reservas.

Hasta el momento, Estados Unidos ha gastado unos 7.600 millones de dólares (7.200 millones de euros) en apoyo militar para Ucrania, de los cuales 6.900 millones de dólares (6.600 millones de euros) corresponden al periodo a partir del 24 de febrero, fecha en la que el presidente ruso, Vladimir Putin, anunció el inicio de la invasión.

Desde 2014, coincidiendo con la primera guerra ruso-ucraniana, Estados Unidos ha invertido un total de 8.800 millones de dólares (8.400 millones de euros) en reforzar al Ejército y al resto de las Fuerzas Armadas de Ucrania, según cifras del propio Pentágono.

Con información de Europa Press

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.