estados unidos

Video | En acto heroico, bomberos en Denver salvaron a dos niños de ahogarse; había un bebé

Las inundaciones en la ciudad del estado de Colorado causaron varios estragos.


Un video en redes sociales está causando conmoción alrededor del mundo, luego de que los bomberos de la ciudad de Denver en Estados Unidos rescataran en una inundación a dos niños que posiblemente iban a terminar ahogados.

La valiente acción fue grabada por el ciudadano Felix Espinoza, las cuales fueron republicadas en Twitter por la periodista estadounidense Kelly Reinke y así comenzaron a ser conocidas en todo el planeta.

El hecho ocurrió el pasado 6 de agosto cuando en la ciudad cayó una gran cantidad de agua por cuenta de las fuertes lluvias que azotan algunos estados del país. Las calles se inundaron y varios vehículos quedaron atrapados, entre ellos, en el que se encontraban los dos menores rescatados.

Sin dudarlo, los bomberos se lanzaron al agua, se acercaron al automóvil donde se encontraban los niños y los sacaron. Luego caminaron varios metros con ellos en sus hombros, mientras los curiosos presenciaban el gran acto que ahora es ovacionado, donde incluso un bebé estuvo entre los rescatados.

Y es que las lluvias no dan tregua en varios estados del país. Por lo menos 37 personas han muerto en las graves inundaciones que han afectado al estado de Kentucky en los últimos días, según el gobernador, Andy Beshear, que insistió en que la cifra final de fallecidos puede aumentar a medida que se retiren las aguas de las zonas inundadas.

“Terminamos el día con más noticias desgarradoras del este de Kentucky. Podemos confirmar que el número de muertos ahora ha aumentado a 37, con muchos más todavía desaparecidos. Oremos por estas familias y unámonos para envolver nuestros brazos alrededor de nuestros compañeros de Kentucky”, expresó Beshear en su cuenta de Twitter.

Los cuerpos están siendo trasladados a Frankfort, donde se ha habilitado un camión frigorífico para preservar los cadáveres porque la morgue está desbordada, apuntó el gobernador.

Besehar ha advertido además de que hay mucha gente que “solo tiene la ropa que lleva puesta”, por lo que ha animado a quien lo necesite en los cinco condados designados a solicitar la ayuda de la Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés). “La gente de la FEMA está de camino”, destacó.

Asimismo, el mandatario del estado avisó sobre las tormentas que podrían azotar la región, subrayando el peligro de las inundaciones nocturnas. “Por favor, si se encuentra en un área que ha sufrido inundaciones, busque refugio en un terreno o edificio más alto. Sea consciente del clima y manténgase seguro”, les dijo a los ciudadanos de Kentucky.

Mientras continúan los trabajos de recuperación, ya se logró restablecer el servicio de telefonía en parte de las zonas afectadas, informó la televisión local WLEX-TV. Sin embargo, otras infraestructuras como puentes o carreteras tardarán más en volver a funcionar, explicó el gobernador, quien ordenó que las banderas ondeen a media asta.

Muchas zonas están sin suministro de agua ni de electricidad y continúa habiendo tormentas. Para los próximos días se prevé un aumento de las temperaturas y condiciones más difíciles, si cabe, para las labores de rescate. Hasta ahora se han rescatado a 1.432 personas en todo el estado, según el último balance de las autoridades estatales.

Los condados de Breathitt, Clay, Floyd, Johnson, Knott, Leslie, Letcher, Magoffin, Martin, Owsley, Perry, Pike y Wolfe han sido los más afectados por estas inundaciones y serán los primeros en recibir la ayuda federal correspondiente a esta declaración.

Con información de Europa Press