Home

Mundo

Artículo

Dolares
La mujer afirmó estar muy agradecida y haber recibido el dinero con asombro. - Foto: Getty Images

mundo

Video | Mesera rompió en llanto tras ver la generosa propina que le dejó un comensal

El hombre solo consumió un plato de 13 dólares pero, sin motivo, benefició a la mujer que lo atendió.

Desde una ciudad en Estados Unidos, una mujer se ha vuelto reconocida por haber sido la afortunada mesera que recibió una millonaria propina por parte de un comensal que solamente consumió un pequeño menú.

Según medios locales, el hecho se desarrolló en la ciudad de Scranton, en el estado Pensilvania, donde la mesera identificada como Mariana Lambert recibió una propina de 3 mil dólares en el restaurante Alfredo’s Pizza Cafe.

Al parecer, el hecho se habría llevado a cabo el mes anterior, pero solo ahora se conoció la historia, ya que algunos de los principales vinculados decidieron contarle a la opinión pública sobre este generoso hecho.

Desde la cadena WNEP en Estados Unidos se conoció que el día de los hechos llegó hasta el restaurante un hombre identificado como Eric Smith, quien al sentarse fue atendido por Lambert y pidió un stromboli, que es como una pizza enrollada que se come con las manos.

Sin embargo, luego de ser atendido el hombre fue a pagar la cuenta que le sumaba solamente $13,25 dólares, equivalentes a unos 59 mil pesos colombianos. Agradecido por la atención que había recibido así como por la calidad de la comida, este hombre dejó una propina de 3 mil dólares para la mesera, lo que corresponde aproximadamente a 13.400.000 de pesos nacionales.

Cuando llegó el momento de pagar su cuenta, Lambert entró en mi oficina con lágrimas en los ojos y temblando, diciendo que un cliente le había dejando una propina de 3.000 dólares tras pagar 13,25″, fueron las palabras de Matt Martini, quien es el gerente del restaurante narrando el hecho, según recoge la cadena estadounidense CNN.

Entre tanto, se conoció que Smith es un hombre dedicado a las criptomonedas y, al parecer, reside cerca del restaurante.

Clientes indignadas ‘destruyeron’ restaurante en Nueva York

Indignantes, así son las imágenes captadas el pasado domingo, 3 de julio, por trabajadores al interior de un restaurante de comidas rápidas en la ciudad de Nueva York, donde se puede apreciar un acto vandálico desarrollado por un grupo de tres mujeres que, molestas por un cobro extra en una salsa, arremetieron contra los empleados y las instalaciones del lugar, generando cuantiosos daños.

Las imágenes, captadas por una de las trabajadoras afectadas y difundidas posteriormente a través de las redes sociales, denotan los angustiosos momentos vividos por los dependientes y demás empleados del restaurante, cuando las mujeres decidieron hacer que su reclamo, por el cobro adicional de poco más de un dólar por una salsa, pasara de las palabras a los hechos, ocasionando significativos daños locativos al restaurante.

El video muestra a las mujeres pasando por encima de la barra (mostrador) del restaurante, conocido como Bel Fries, para tomar algunos elementos que son lanzados a los trabajadores del lugar, mientras arrojan elementos contundentes contra un plástico de protección dispuesto en la vitrina, el cual terminan por desprender, en medio de un comportamiento que pasó de la indignación al vandalismo, pues según se evidencia en el audiovisual, más allá del reclamo y el mal genio inicial, se ve a las mujeres disfrutando por causar los daños.

Además de destruir varios de los elementos de la decoración del restaurante, las mujeres también tomaron algunos productos, como gaseosas, cuyas botellas de vidrio fueron arrojadas a los trabajadores, quienes buscaron resguardarse en la parte trasera del local, mientras advertían a las mujeres que la conducta que estaban exhibiendo era ilegal y que terminarían arrestadas.

Dentro de los elementos empleados para cometer los daños al local de comidas rápidas, también se ve cómo una de las mujeres empleó una silla metálica, mientras que otros clientes permanecen curiosos y preocupados al exterior del local.