honduras

Vigilante muere por jugar a la “ruleta rusa” con su arma de dotación, mientras grababa un video para TikTok

El joven hondureño de 28 años solía grabarse en sus redes sociales apuntándose con un arma de fuego.


El video, en el que un joven vigilante se dispara en la cabeza, se empezó a enviar por redes sociales en Colombia, especialmente por grupos de WhatsApp.

El hecho ocurrió este martes 9 de noviembre en La Ceiba (Honduras), a las 11:00 de la mañana, en medio del turno de vigilancia del joven.

Marden Valdez solía grabarse mientras se apuntaba con un arma de fuego; sin embargo, siempre se aseguraba de que no tuviera balas. Este reto, como el juego de la ruleta rusa, lo realizaba en vivo mientras lo compartía con sus seguidores en redes sociales.

El video que dura un par de segundos muestra a Valdez con su uniforme de vigilancia, mientras suena de fondo la canción Prrrum, de Cosculluela. Al inicio del video y durante unos segundos, el joven posa ante la cámara y parece estar dentro de la cabina de vigilancia.

“Yo lo llamaba por el radio, pero no me respondía. Me preocupé y fui a ver a la caseta y ya lo vi tirado con la sangre”, mencionó uno de los compañeros de vigilancia.

El servicio de emergencia encontró a Marden Valdez con signos vitales, pero su estado era delicado.

El joven, que vivía en La Ceiba, en Honduras, era conocido por realizar ese tipo de videos en un intento de ganar seguidores.

En su cuenta de Facebook se observan imágenes de una grabación previa en la que filmó con su celular cómo se apuntaba con un arma en la sien.

Entre los internautas ronda la teoría de que Valdez hubiera intentado quitarse la vida y, por esta razón, no se había asegurado de quitar las balas dentro del arma de fuego calibre 38.

El joven hispano, de 28 años, deja a un niño y a su esposa, quienes no se explican qué sucedió.

El video fue eliminado de la red social TikTok, al igual que otras grabaciones en donde Marden mostraba su arma de fuego.

¿Qué es la “ruleta rusa”?

La ruleta rusa es un juego de azar extremadamente peligroso que consiste en cargar un revólver con una bala, girar el cilindro y apretar el gatillo después de poner la pistola en la cabeza del jugador; si el cartucho no es disparado, el jugador continúa en el juego y el revólver pasa a su compañero.

Normalmente se juega entre dos o más personas de manera presencial; sin embargo, con el furor de las redes sociales en los últimos años, se han visto algunos videos de jóvenes que se graban practicando este tipo de juegos para conseguir más seguidores, tal como pasó con Valdez.