Home

Armenia

Artículo

Las detenciones se ejecutaron en varias ciudades del país
La organización delincuencial sería liderada por una mujer. - Foto: Cortesía Policía Quindío

quindío

Una mujer lideraba a Los Araña, una peligrosa banda dedicada a la extorsión en el Quindío

Los presuntos delincuentes les exigían a sus objetivos pagos entre los 2 y los 40 millones de pesos para no atentar contra ellos o sus familiares

Después de un año de investigaciones por parte de la Policía del Quindío, la Fiscalía General de la Nación y la Octava Brigada del Ejército Nacional, se logró desmantelar un Grupo Delincuencial Organizado denominado Los Araña, que al parecer se dedicaba a la extorsión en los municipios de Circasia, Montenegro y Armenia.

El alcalde de la capital quindiana, José Manuel Ríos Morales, destacó el trabajo articulado que se realizó por parte de las autoridades para desarrollar la macrooperación Perla, en la que se logró la captura de las seis personas que conformaban esta peligrosa banda, que también se autodenominaba como La Oficina de Montenegro.

Por su parte, el comandante encargado de la Policía en el Quindío, coronel William Zubieta Pardo, destacó que la denuncia de la ciudadanía fue de vital importancia una vez más para alcanzar estos resultados contra la delincuencia, que ponen a tres hombres y tres mujeres tras las rejas.

“Logramos establecer que el grupo era liderado por una mujer conocida como Keila, quien se encargaba de buscar y perfilar a las potenciales víctimas entre los ciudadanos y comerciantes de estos municipios, para después proceder a extorsionarlos. Les recordamos a las personas que mantenemos vigente nuestra campaña preventiva del Gaula: Yo no pago, yo denuncio. También que, ante cualquier caso de esta índole, pueden comunicarse de inmediato a la línea especializada 165”, precisó.

Se refirió además a este tema el comandante de la Octava Brigada del Ejército Nacional, el coronel Pedro Iván González Corredor, quien explicó que esta organización operaba bajo la modalidad de extorsión carcelaria mixta, lo que significa que hacían las llamadas desde el Complejo Carcelario y Penitenciario Picaleña de Ibagué, pero también se presentaban en las viviendas de las víctimas para intimidarlas y presionarlas con tal de obtener la exigencia de dinero que realizaban.

Igualmente, SEMANA conoció que los presuntos delincuentes les exigían a sus objetivos pagos entre los 2 y los 40 millones de pesos para no atentar contra ellos o sus familiares, pero que, si alguien se negaba a cancelar el dinero, tenía que abandonar inmediatamente el departamento del Quindío.

Durante las seis diligencias de registro y allanamiento que se llevaron a cabo en Armenia, Montenegro y Circasia se logró además la incautación de 114 gramos de marihuana y un teléfono celular que actualmente son analizados para reunir más material probatorio.

Los seis integrantes de Los Araña no aceptaron cargos por los presuntos delitos de concierto para delinquir agravado, extorsión agravada y tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. Uno de los capturados ya registra antecedentes judiciales por homicidio.

Más capturas en el Eje Cafetero

Recientemente se desarrolló en Manizales una operación denominada Los Extranjeros, en la que fueron detenidos tres hombres conocidos como Humberto, Jason y Yeison, quienes cuentan con 27, 39 y 45 años de edad, respectivamente, además de una mujer, a quien se identificó como Diana, de 27, a los que les confiscaron tres teléfonos celulares.

En esa ocasión, el Gaula de la Policía y el Ejército Nacional lograron desmantelar un grupo que realizaba llamadas de carácter extorsivo, mediante la modalidad de falsa encomienda, después de seis meses de investigaciones, en los cuales se pudo establecer que se creaban perfiles ficticios de Facebook con fotografías de personas que habitan en el exterior y son allegadas a las víctimas, gracias al análisis de la Fiscalía General de la Nación.

Cuando esta red contactaba a quienes iban a estafar, les hacían creer con los perfiles falsos que sus supuestos amigos llegarían pronto a Colombia para hacer una visita por sorpresa, pero que deseaban enviar una encomienda para sus parientes anticipadamente. por lo que necesitaban sus datos personales, como dirección, documento de identidad y números telefónicos.

Después, las víctimas eran llamadas por personas que simulaban pertenecer a una empresa de transporte, quienes les decían que el supuesto paquete había arribado al país, pero tenía sobrepeso, por lo que debían hacer un depósito de dinero por sumas entre 1 y 5 millones de pesos a través de un giro.

De los cuatro capturados, en Bogotá, Girardot (Cundinamarca) y La Dorada (Caldas), dos fueron cobijados con medida de aseguramiento en centro penitenciario, mientras que los otros dos recibieron el beneficio de casa por cárcel tras la decisión adoptada por un juez.