nación

2.000 personas marcharon en Paraguay en homenaje a fiscal asesinado en Colombia

Los paraguayos pidieron justicia por Marcelo Pecci asesinado por sicarios en la costa colombiana.


Unas 2.000 personas marcharon en silencio este viernes por el radiocéntrico de Asunción en homenaje al fiscal antidrogas Marcelo Pecci, asesinado en una isla turística de Cartagena de Indias, Colombia, el pasado martes a manos de dos sicarios. Sus restos llegarán el sábado para su velatorio y sepelio.

Bajo el lema “Por la Valentía y el Coraje”, el contingente encabezado por la fiscal general del Estado, Sandra Quiñonez, se dirigió al Panteón Nacional de los Héroes donde varios de sus colegas repudiaron el crimen en un acto y resaltaron la personalidad del representante del Ministerio Público.

Con camisas negras simbolizando luto, pancartas como “Marcelo Pecci vive”, “No hay paz sin justicia” entre otros numerosos mensajes, fiscales, jueces, excompañeros de facultad y de colegio e inclusive miembros de entidades deportivas y bomberos a los que estuvo ligado, caminaron unas diez cuadras desde la sede fiscal para rendirle tributo.

El fiscal, de 45 años, delegado de la Unidad contra el Crimen Organizado de la Fiscalía y titular de la Unidad contra el Narcotráfico, cayó víctima de tres disparos de arma de fuego en el último día de su luna de miel a manos de dos sicarios que usaron como transporte una moto acuática.

Había contraído matrimonio con una periodista de televisión el 30 de abril pasado en Asunción. En Paraguay llevaba adelante procesos incriminatorios contra varios paraguayos, brasileños y libaneses acusados por crímenes y narcotráfico.

Su padre, el juez jubilado Francisco Pecci Manzoni, presente en el acto, resaltó las bondades y la conducta de su hijo y reclamó justicia. “Tendré como consuelo saber que mi hijo se ganó un lugar como un mártir héroe de la Patria”, remarcó.

“Criaré a un excelente ser humano como lo fue su padre”: la conmovedora carta de la esposa del fiscal Pecci a los paraguayos

La periodista Claudia Aguilera, esposa del fiscal paraguayo Marcelo Pecci, asesinado en Cartagena de Indias (Colombia), pidió respeto por su privacidad. “Mi familia y yo estamos sumergidos en un profundo dolor por el asesinato de mi esposo Marcelo Pecci y su pérdida irreparable. El luto no es solo para sus familiares y allegados, sino para todo el país y la comunidad internacional”, señaló.

“Estos últimos días han sido difíciles de superar, por lo que ruego respeto a mi privacidad para poder sobrellevar el duelo y también solicito respeto para mis familiares, sin dejar de agradecer a mis compañeros y colegas la empatía que me manifestaron. Reitero que no daré declaraciones a la prensa. No obstante, seguiré colaborando con las autoridades nacionales e internacionales en todo el proceso de investigación, con quienes también me siento agradecida”, agregó la periodista Claudia Aguilera.

“Valoro sus muestras de cariño y apoyo tanto conmigo como con el bebé que espero. Que la muerte del respetado y admirado Marcelo Daniel Pecci Albertini encuentre justicia y fortalezca la lucha contra el crimen organizado. En lo que a mí concierne, honraré la memoria de mi amado esposo cada día por el resto de mi vida y criaré a un excelente ser humano y ciudadano como lo fue su padre”, puntualizó.

La mujer cerró sus cuentas en redes sociales, claves para el asesinato según las autoridades. En la investigación de la Policía y Fiscalía, tras el asesinato del fiscal paraguayo, se determinó que sus publicaciones podrían haber dado pistas a quienes los seguían de cuál era su ubicación. Días antes del asesinato, Claudia había publicado los momentos de amor en La Heroica, sus paseos por la Ciudad Amurallada, la contemplación apacible del mar y de toda la belleza natural del país. Las imágenes terminaron en todos los medios de comunicación por cuenta del trágico giro de esa historia de amor, tras el asesinato de su esposo, el fiscal Marcelo Pecci.

*Con información de AFP.