Home

Nación

Artículo

Lluvia
Colombia atraviesa una fuerte temporada de lluvias. - Foto: JEIMI VILLAMIZAR

nación

A 205 asciende el número de muertos en Colombia por la temporada de lluvias

Más de dos mil eventos en términos de inundaciones, crecientes súbitas, vendavales y tormentas eléctricas sacuden al país.

El balance más reciente entregado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) reporta que, a corte de este domingo, 13 de noviembre, la temporada de lluvias en el país deja un saldo de 2.707 eventos en 32 departamentos y 776 municipios. Un total de 205 personas fallecidas, 281 heridos, 53 desaparecidos y 496.226 ciudadanos afectados que conforman 149.645 familias.

Entre los eventos ocurridos, hay 1.169 movimientos en masa, 799 inundaciones, 297 crecientes súbitas, 219 vendavales, 100 avenidas torrenciales, 83 temporales, 32 granizadas y ocho tormentas eléctricas.

En cuanto a la infraestructura, la temporada de lluvias actualmente deja un saldo de 5.858 viviendas destruidas, 77.816 casas averiadas, además de afectaciones en 2.236 vías, 247 puentes vehiculares, 114 puentes peatonales, 321 acueductos, 84 alcantarillados, 19 centros de salud, 247 centros educativos, 57 centros comunitarios y en 23.518 hectáreas de tierra.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) explicó que las persistentes lluvias son ocasionadas por las condiciones meteorológicas que inciden en Colombia, pero, además, el mundo atraviesa por un fenómeno de La Niña que altera el comportamiento de los vientos y, como consecuencia, arrastra más humedad a Colombia, lo que origina más nubosidad, y por ende, más precipitaciones.

Situación en la Calera, Cundinamarca

El inclemente clima no da tregua y ya ha cobrado la vida de tres personas que se encontraban en la vía a La Calera, una de ellas estaba en su motocicleta, cuando fue arrastrada por la corriente generada por el aguacero y falleció tras chocar con un vehículo que también se había llevado la misma corriente.

Mientras que otras dos, que eran guardias de seguridad y por órdenes de un superior se encontraban inspeccionando el lugar, fueron sorprendidas por una creciente súbita de la quebrada Molinos, pasadas las 5:00 p. m. del pasado sábado 12 de noviembre cuando ocurrió el desastre, en el que perdieron la vida.

Las calles rápidamente se llenaron de escombros e incluso árboles que iban raíz arriba, arrasando con todo lo que se encontraban en el camino, por lo cual, las viviendas de los habitantes de sectores como La Capilla, San Luis y Patios, se vieron afectados, al igual que la zona boscosa conocida como Arboretto.

Por su parte, la alcaldesa Claudia López anunció que los equipos de Integración Social están atendiendo el lugar y requieren desenergizar la zona para poder operar y adelantar las labores necesarias para la recuperación de la movilidad en ese punto del país, además de garantizar el bienestar de la ciudadanía.

La mandataria mencionó que hay dos personas desaparecidas y más de 70 familias afectadas, por lo cual, se ha estado realizando el respectivo censo y diálogo con la comunidad para coordinar en dónde podrían ubicar los damnificados en un posible albergue temporal.

La alcaldesa destacó que se han caído varios postes y por ello se requería la desenergización, para evitar el riesgo. Mientras que explicó que se encontraba pasando el peaje para limpiar el carril y “darle paso únicamente a la maquinaria que llegó de la Gobernación de Cundinamarca y del IQ que viene de Guasca hacia acá a ayudarnos”.