nación

A Mábel Lara y Carlos Fernando Galán no les alcanzó para llegar al Senado

La periodista y el hijo del caudillo de Luis Carlos Galán fueron grandes perdedores en esta jornada electoral.


La lista del Nuevo Liberalismo no alcanzó el umbral para lograr los escaños en el Congreso de la República, quedando sin curul la periodista Mábel Lara y Carlos Fernando Galán.

“Gracias por creer en esta apuesta, nos queda la satisfacción de un trabajo intenso, transparente e inspirador”, fue una publicación que realizó Lara en su cuenta de Twitter, para responder mensajes de sus seguidores que confirmaron que votaron por ella.

“Firmes, gracias por acompañarnos en este sueño de hacer una política diferente”, fue otro de los mensajes que publicó la comunicadora en su cuenta de Twitter.

Por su parte, a Carlos Fernando Galán tampoco le alcanzó para ganar una curul en el Senado, quien renunció a su curul en el Concejo de Bogotá para entrar en la lista de candidatos del Nuevo Liberalismo al Senado de la República.

Pero se puso en en el sexto renglón de una lista cerrada, donde no estaba segura su elección.

“Esta fue una campaña intensa, diferente y llena de aprendizajes, incluido el de hoy. Le apostamos al trabajo en equipo, a la paridad y a la periferia. Todo lo anterior lo repetiría. Gracias los/as más de 300 mil ciudadanos que confiaron en esta propuesta y al Nuevo Liberalismo”, publicó en Twitter Carlos Negret otro de los que conformó la lista al Senado del Nuevo Liberalismo.

El Nuevo Liberalismo revivió gracias al fallo de la Corte Constitucional, el partido que alguna vez fundaron líderes como Luis Carlos Galán Sarmiento, Rodrigo Lara Bonilla, el propio Iván Marulanda, entre otros. En ese entonces tenían como uno de sus principales propósitos acabar con las viejas y cuestionadas prácticas de la política de finales del siglo pasado.

“Es una propuesta política nueva, de un equipo diverso que representa las regiones, las mujeres, la riqueza étnica de nuestro país, las víctimas y algunos expertos de muy alto nivel que le garantizan a nuestro partido la coherencia y el liderazgo que permitirá cambiar la política. El Nuevo Liberalismo está haciendo un esfuerzo real de traer gente nueva a la política y eso es lo que requerimos para cambiarla”, afirmó Galán.

Con el asesinato del candidato liberal en 1989 eso quedó enterrado, pero el fallo del Alto Tribunal les devolvió esa esperanza tanto a dirigentes como militantes y hasta seguidores de las ideas de Galán, esperando que pudieran ser revividas. Pero lo que ha pasado con la colectividad en este tiempo no tiene contentos a varios, especialmente a los que militaron de la mano de Galán Sarmiento y de Lara Bonilla.

Uno de los más indignados fue Iván Marulanda, quien decidió renunciar a la colectividad argumentando diferencias y criticando el fallo de la Corte Constitucional porque, según dijo, impuso unos lineamientos y nombres con los que no estaba de acuerdo.

“Sentencia que tiene el defecto de entrometerse en terrenos sagrados de la democracia. Las Cortes y ninguna institución del Estado pueden entrar en el fuero de los partidos políticos para nombrar sus dignatarios. No reconozco la legitimidad de las personas que la Corte Constitucional nominó como director general y como representante legal y en esas condiciones no puedo vincularme formalmente al Partido”, aseguró Marulanda en su carta.