bogotá

Alcaldía reconoce que a futuro sí podrían cambiar los estratos en Bogotá, ¿qué se busca?

En abril pasado, la Secretaría de Planeación negó que se haya adelantado algún estudio que estableciera una nueva metodología en la estratificación de la ciudad, pero ahora reconoció que esa nueva metodología sí existe, pero que el Distrito no ha aprobado su puesta en marcha hasta el momento.


En la mañana de este martes 21 de junio, el Concejo de Bogotá adelantó un debate de control político en contra de la Secretaría de Planeación y Catastro Distrital por los cambios en la estratificación que se han propuesto para la ciudad, lo que aumentaría sustancialmente el número de estratos tres, cuatro, cinco y seis.

De acuerdo con el concejal de Cambio Radical Rolando González, el Dane le entregó al Distrito la nueva metodología para aplicarla predio a predio, lo que afectaría enormemente el bolsillo de los bogotanos.

Serán 1.193.328 predios que subirían de estrato, el más afectado sería el 3, donde 210.000 predios pasarían a ser 4; seguido por el 2, con una movilización de 200.000 predios hacia el 3. En términos porcentuales, el estrato con mayor porcentaje de predios trasladados sería el 4, puesto que 62 % comenzaría a clasificarse como 5 y el 70 % del 5 pasaría a ser 6.

Esta nueva metodología ha sido discutida por las entidades del Distrito en varias ocasiones e incluso el concejal González reveló un acta del Comité Permanente de Estratificación Socioeconómica de Bogotá firmada en 2021 en la que se reconoce que la puesta en marcha de esta metodología sí modificaría los estratos en la ciudad.

Lo curioso del caso es que desde abril pasado el concejal González ha venido advirtiendo sobre esta nueva metodología que se venía discutiendo en el Distrito para modificar los estratos en la ciudad, lo que conllevaría al aumento en el cobro del impuesto predial en varias zonas, pero en su momento la Secretaría de Planeación salió a negar esta denuncia, desvirtuando lo dicho por González.

Pero hoy, semanas después, la propia secretaria de Planeación, María Mercedes Jaramillo, reconoció ante el Concejo en el debate de control político que efectivamente el Dane sí le entregó al Distrito una nueva metodología para evaluar cambios en la estratificación, pero señaló que la propia alcaldesa Claudia López ha negado a su implementación.

Así las cosas, aunque lo negaron en un principio, sí hay sobre la mesa una nueva metodología que, de implementarse, cambiará los estratos en la ciudad, con lo que varias zonas de bajos recursos inmediatamente pasarían a ser de estratos más altos. Este aumento en los estratos, según González, incrementaría el valor a pagar en los servicios públicos y además habría graves consecuencias sobre los subsidios en acueducto, alcantarillado y aseo que se verían disminuidos en 14 % en promedio, 36 % en energía eléctrica y 31 % en gas natural.

En su intervención, la secretaria Jaramillo afirmó: “Hoy sabemos que existen errores de inclusión y de exclusión en la metodología de estratificación de Bogotá, es decir, hoy estamos entregando subsidios a hogares que no lo necesitan, y en cambio hemos verificado situaciones de pobreza oculta de hogares que están hoy contribuyendo en los servicios públicos y esto nos ha sucedido porque tenemos una metodología que no variado en los últimos 20 años”.

En ese sentido, de acuerdo con Jaramillo, el Dane consiente de esta situación de que no se ajusta la metodología a la realidad de los territorios urbanos, tomó la decisión de incorporar información catastral como criterio en la metodología de estratificación en 2015, pero en ese momento no incluyó Bogotá porque requería un análisis más detallado.

En consecuencia en el año 2019, se celebró un convenio entre la Secretaría de Planeación y el Dane, para entender cómo debía ser esa nueva metodología. “Tres administraciones han coincidido en la necesidad de operar una actualización metodológica de la estratificación. Este convenio dio como resultado una propuesta metodológica que en efecto el Dane entregó a Bogotá el año pasado, que es la metodología de Valor Único Integrado”, dijo Jaramillo.

La funcionaria aclaró que esta nueva metodología ayuda a pasar de una unidad de análisis que es la manzana, a la unidad de análisis que es el predio y esta individualización del predio crea un puente que posibilita la aproximación a la realidad del hogar que habita ese predio. Esta nueva metodología llevaría a disminuir los errores de inclusión y exclusión en los subsidios.

No obstante, Jaramillo reconoció que en 2021 se hicieron los estudios que evaluaron el impacto social que traería la adopción de la nueva metodología urbana de estratificación en los hogares bogotanos y el impacto que tendría en los estratos y es con esa información en mano que la Alcaldía se ha negado a implementar esta nueva metodología.

“Esta administración distrital ha tomado la decisión tres veces, en 2020, 2021 y 2022, de no pedirle a ningún hogar colombiano un esfuerzo adicional en materia de estratificación en este momento delicado. En 2020, porque estábamos presos de una pandemia que no sabíamos qué efectos iba a tener y en 2021, por los efectos de la pandemia en la economía”, dijo la secretaria.

Y puntualizó: “Tres veces hemos tomado la decisión firme con la alcaldesa de no avanzar en la implementación de esta metodología hasta que no existan las condiciones de capacidad de pago de los hogares que nos permita avanzar en ello”.

En ese orden de ideas, a futuro sí cambiará la estratificación en Bogotá, pero irónicamente ese cambio había sido negado rotundamente por la Alcaldía semanas atrás.