nación

Alerta en 8 municipios del Valle por fuertes lluvias

La precipitación generó el desbordamiento del río Frayle, en zona rural de Palmira.


Las lluvias no dan tregua en el departamento del Valle del Cauca desde el fin de semana pasado, lo que ha generado afectaciones en varios municipios, especialmente en Cali, donde las autoridades siguen atentos a esta emergencia invernal que causó estragos en la zona oeste y norte de la capital del Valle.

“Se reportaron 40 incidentes, afortunadamente la alerta temprana funcionó. En el norte de la ciudad fue donde más vías tuvimos colapsadas”, le dijo a SEMANA Rodrigo Zamorano Sanclemente, secretario de Gestión del Riesgo de Cali, y añadió que los barrios más afectados han sido: La Isla, Los Álamos, Chipichape, La Flora, Vipasa y Siloé.

Asimismo, aseguró que se presentaron afectaciones importantes en Santa Mónica, donde se fracturó un canal. “Estas precipitaciones son propias de una temporada del fenómeno de La Niña, el cual se mantiene en 62 % de junio a agosto. Por eso hemos visto personas desaparecidas, precipitaciones en Turbo, Apartadó, Santander y en el Cauca”.

Asimismo, las lluvias se han extendido en toda la región, así lo indica la Secretaría de Gestión del Riesgo de Desastres del Valle, la cual mantiene un monitoreo permanente en ocho municipios afectados por las lluvias.

De acuerdo con Diana Marcela Navarro, profesional de Gestión del Riesgo, el Gobierno departamental adelanta la articulación con las autoridades municipales para despachar ayudas humanitarias y asignar maquinaria pesada.

“En el municipio de Florida se presenta la creciente de la acequia Carisucio, afectando a varios barrios del municipio; en Ginebra, la creciente de la quebrada Vanegas causó afectación en la vía a La Floresta, Los Robles y la pérdida de la vía entre Costa Rica y la zona rural”, precisó Navarro.

Igualmente en Yotoco, el río Mediacanoa se desbordó y afectó varias viviendas con pérdida de enseres. Además, se presentó un fenómeno de remoción en masa en el sector de Alto San Juan y se generó una afectación en el puente sobre el río Piedras que comunica a Riofrío.

“En Ansermanuevo se presenta un fenómeno de remoción en masa en la vereda La Castilla; el municipio de Obando presenta múltiples fenómenos de remoción en masa, afectando toda la zona rural, y en los municipios de Versalles y Calima-El Darién también hay fenómenos de remoción en masa con afectación en zonas rurales”, aseguró Navarro, que también confirmó que en el barrio Marsella de Pradera también resultaron afectadas cinco familias y sus viviendas, por el desbordamiento del río Bolo.

De igual forma, la Gobernación del Valle del Cauca hace seguimiento de las afectaciones para brindar atención de las comunidades afectadas.

Se reportó la creciente del río Frayle, además del rompimiento de una pestaña del Jarillón en el sector de Cauca Seco, en la vía que conduce de Cali a Candelaria.

“El caudal superó su cota de inundación en diversos puntos antes de cruzar la recta Cali - Palmira y empieza a afectar diferentes cultivos de caña de azúcar, situados en esa zona. La creciente también se situó en los alrededores de la vía Cencar-Aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón”, informaron desde el organismo de Gestión del Riesgo del departamento.

Por otra parte, el cabo Marco Gómez, del Cuerpo de Bomberos de Cali, dio un balance de las emergencias atendidas en el municipio en las últimas horas por las fuertes lluvias.

“Los niveles de los ríos Pance, Lili y Meléndez, están con corrientes súbitas y rápidas dentro de su proceso normal del río. Los canales de aguas lluvias de la calle 13 con carrera 80, canal Santa Elena, canal CVC y canal de la calle 50, están con gran cantidad de agua que está bajando muy rápido”, informó.

Además, indicó que hay varias vías inundadas, especialmente en el sur de Cali. “Se presenta tránsito lento en la avenida Cañasgordas por inundaciones y desprendimientos de rocas sobre la vía. Tenemos cuatro reportes de remoción de masas entre el kilómetro 9 y el kilómetro 12 de la vía al mar”, aseguró Gómez, quien también notificó que un árbol cayó en el kilómetro 1 de la vía a la Buitrera.

Finalizó indicando una serie de recomendaciones para estos días de extensas lluvias. “El manejo debe ser defensivo, lleven la luces encendidas, conserven la distancia y eviten frenar bruscamente en la vía, ya que el piso está húmedo. Hay que tener en cuenta que al lado van los ciclistas, quienes deben llevar su chaleco reflectivo y una luz que informe que están transitando”, concluyó.