nación

Alias Carlitos, el sacerdote que habría abusado de niños en Norte de Santander y se había fugado a Cundinamarca

Aseguran que el sacerdote se mostraba como un hombre que le interesaba trabajar de la mano con personas de escasos recursos.


La semana pasada, un juez envió a prisión a un sacerdote señalado como presunto autor del delito de actos sexuales con una menor de edad. Según la Fiscalía, el religioso habría realizado tocamientos indebidos a una niña que frecuentaba su templo ubicado en un barrio del municipio de Sibaté, Cundinamarca.

El ente acusador indicó que el religioso está siendo procesado, en etapa de juicio, por hechos similares ocurridos en Ocaña, Norte de Santander, hace menos de cuatro años.

La captura del sacerdote se hizo efectiva por una orden emitida por el Juzgado Sexto Penal Municipal de Garantías Mixto de Soacha, subrayó la Fiscalía.

El sacerdote al que hace referencia la Fiscalía es conocido como el padre ‘Carlitos’, un individuo con un historial turbio en Ocaña, Norte de Santander, por hechos también relacionados con presuntos casos de abuso de menores, mientras era religioso en una reconocida iglesia del municipio nombrado anteriormente.

Afirman algunos pobladores que el hombre, hoy en día judicializado, escondía debajo de la sotana un depredador sexual. Mientras tanto, se hacía ver como un hombre de bien que ayudaba al prójimo, sobre todo a niños de escasos recursos, víctimas de la violencia.

Sin embargo, luego de que fuera denunciado por actos sexuales abusivos con un menor de 14 años, al padre no le quedó de otra que huir de Norte de Santander y terminar en Cundinamarca, puntualmente en Sibaté y Soacha, donde siguió por las mismas, presuntamente abusando de menores mientras se seguía mostrando como un hombre de obras sociales.

Aseguran que se había camuflado en estos municipios escondiendo su verdadera identidad. Sin embargo, las autoridades ya le seguían la pista y tal como se mencionó inicialmente, fue capturado y enviado a una cárcel.

Otro religioso envuelto en un caso de abuso de menores

En otro caso similar ocurrido recientemente, Gentil Vargas Morales, pastor de una iglesia cristiana en el municipio de Inírida, Guainía, fue enviado a la cárcel al ser señalado de abusar sexualmente de una menor de tres años de edad.

De acuerdo con la Fiscalía, el hombre fue judicializado por el delito de acceso carnal abusivo con menor de 14 años agravado.

“En el marco de la investigación se pudo establecer que el hoy judicializado, quien tiene una tienda en ese sector, el pasado 21 de enero sometió a vejámenes sexuales a una niña de tres años, cuando ella fue con su hermano menor de edad al establecimiento comercial”, agregó el ente acusador. Según la denuncia de la madre, la niña le manifestó que el hombre la tocó en sus partes íntimas.

El pastor fue capturado el pasado miércoles por miembros del CTI y no aceptó los cargos imputados por la Fiscalía.