judicial

Alias Don Berna será investigado por tortura y abuso sexual de una menor en Antioquia

A la joven le habrían marcado las letras AUC en su cuerpo.


La Fiscalía General de la Nación, a través de una fiscal de la dirección especializada contra las violaciones a los derechos humanos, vinculó formalmente a una investigación al exjefe paramilitar, Diego Fernando Murillo, alias Don Berna, como presunto responsable de la tortura y abuso contra una joven.

Según las pruebas que tiene el ente acusador, a la víctima le habrían marcado en el cuerpo las iniciales AUC.

El caso ocurrió en Bello, Antioquia, el 26 de noviembre 2002, cuando era integrante del entonces Bloque Cacique Nutibara de los extintos grupos de autodefensas, quienes interceptaron a la menor mientras caminaba hacia el colegio.

Al parecer, a la joven la llevaron a una casa, allí le vendaron los ojos, la sometieron a tratos crueles y degradantes y la abusaron sexualmente, informa la Fiscalía.

El material de prueba con el que cuenta la institución también da cuenta de que la víctima fue quemada con un cigarrillo y recibió varios cortes con una navaja, entre ellos, los que le dejaron grabada en la piel las letras AUC. Luego de todas estas aberraciones, dejaron ir a la menor de edad, no sin antes haberla amenazado a ella y a su familia.

Por eso, alias Don Berna supuestamente ejerció control pleno sobre el bloque Cacique Nutibara y los hombres a su cargo solo actuaban de acuerdo con los lineamientos que él fijaba. Así, en su condición de cabecilla de esa estructura ilegal, fue vinculado mediando diligencia de indagatoria por los delitos de tortura en persona protegida y acceso carnal violento en persona protegida.

En días pasados, la misma Fiscalía General le solicitó formalmente la exclusión de Justicia y Paz del excomandante paramilitar, esto al considerar que ha incurrido en una “renuencia injustificada” a decenas de diligencias a las que ha sido convocado, para que presente su declaración en hechos relacionados con el actuar de esta estructura armada ilegal en el conflicto armado.

En su argumentación, el delegado del ente investigador señaló que Don Berna ha incurrido en un “incumplimiento a sus compromisos de contar la verdad” y participar en los procesos de reparación a las víctimas de los paramilitares que delinquieron en el departamento de Antioquia.

Pese a ser informado y convocado cumpliendo con todos los trámites exigidos, el excomandante paramilitar manifestó que por motivos de salud no podía hacerse presente, y en muchas oportunidades simplemente no acudió sin presentar excusa alguna. Considera que “de un momento a otro” dejó de asistir y participar en las diligencias judiciales, hecho por el cual pide que se adelante un incidente de desacato.

Incluso el fiscal puso de presente que Don Berna no se hizo presente a la diligencia celebrada, pese a que ya había sido notificado con mucho tiempo de anticipación. Aunque se ha tenido constante contacto con las autoridades de Estados Unidos para realizar las audiencias y adecuar una sala para que el exjefe paramilitar comparezca, ha sido imposible. En lo corrido de este año no ha asistido a ninguna de las audiencias.

Recientemente manifestó por medio de su defensa que no tenía interés alguno en presentarse por el ambiente hostil que vive dentro de la cárcel de Indiana, donde se encuentra actualmente, temiendo así por su vida e integridad personal. El fiscal del caso consideró que con esta posición Don Berna está defraudando al sistema de justicia y afectando el derecho que tienen las víctimas a conocer la verdad y ser reparadas por los daños causados durante el conflicto armado.